10 consejos sobre los antiácidos

La acidez estomacal es un problema muy extendido en todo el mundo. Los antiácidos ayudan a corregir esta molestia, sin embargo, deben ser utilizados con precaución.
10 consejos sobre los antiácidos
Saúl Sánchez Arias

Revisado y aprobado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 29 marzo, 2021.

Escrito por Francisco María García, 22 febrero, 2018

Última actualización: 29 marzo, 2021

La acidez estomacal, problemas de reflujo o dificultades digestivas son afecciones que afectan a casi la mitad de la población mundial. Problemas que se resuelven con los antiácidos. Sin embargo, estos deben administrarse correctamente con el fin de evitar la aparición de perjuicios.

Sus causas son variadas, aunque la mayoría de las veces están de alguna forma relacionadas con desórdenes alimenticios o el estrés. Hay que sacar el máximo provecho a estos fármacos antiácidos. También se trata de disminuir las incidencias de los cuadros de acidez.

Consejos sobre los antiácidos

A continuación, una serie de consejos que podrían ayudarte a mejorar las molestias.

1. Evitar la automedicación

Evitar la automedicación

Al ser productos de libre venta, muchas personas tienden a consumirlos indiscriminadamente. Antes de tomar cualquier medicina, siempre hay que contar con la opinión de un experto. No todas las marcas están recomendadas para todos los casos.

Ten en cuenta también que abusar de los fármacos antiácidos podría incrementar el riesgo de sufrir cáncer de estómago, según un estudio publicado en Oxidative Medicine and Cellular Longevity. 

2. Tensión alta

Algunos antiácidos están contraindicados en pacientes con hipertensión arterial. También para quienes tengan o hayan tenido cálculos renales o con dificultades para evacuar.

3. Tratamiento personalizado

Los especialistas recetarán productos específicos de acuerdo con el estado de salud de cada persona. Se tendrá en cuenta si consume otros medicamentos regularmente o si se encuentra bajo un régimen alimenticio hiposódico (bajo en sodio). También si consume complementos de calcio.

4. Los antiácidos son productos de uso eventual

Los antiácidos son productos de uso eventual

Los antiácidos se recetan para atender episodios puntuales de acidez o para aliviar los molestos síntomas de ardor y quemazón en el estómago. No deben consumirse durante periodos prolongados, ni formar parte de las rutinas alimenticias.

Si después de una semana tomando los antiácidos el cuadro de acidez no mejora, debe consultarse nuevamente al especialista. Será él quien descartará que se trate de afecciones mayores. Los antiácidos no están diseñados para tomarse si hay algunas patologías concretas. Es el caso de apendicitis, úlcera estomacal, cálculos biliares o problemas en la flora intestinal.

El consumo de antiácidos suele venir acompañado de algunos efectos secundarios. Algunos pacientes pueden llegar a sentir mareos, náuseas y dolores de cabeza.

Para evitar impactos sobre la microbiota, se recomienda la suplementación con probióticos. Estos productos han demostrado ser capaz de incrementar la diversidad de las bacterias del intestino.

4. Cuidado con algunos minerales

Además, según las especificaciones de cada producto, pueden presentarse otros cuadros que tienden a desaparecer cuando se suspende el tratamiento. Las fórmulas a base de magnesio pueden causar diarreas. Las que son a base de calcio o aluminio, pueden generar estreñimiento.

Asimismo, aunque en menor frecuencia, los antiácidos con calcio pueden generar cálculos renales. El abuso de los productos con aluminio puede ocasionar pérdida de calcio en los huesos, derivando en osteoporosis.

La mayoría de los cuadros leves de acidez estomacal están íntimamente relacionados con altos niveles de estrés. Por ello, se debe en lo posible mantener a raya el estrés y la ansiedad. No usar más de un antiácido a la vez, y no combinarlos con inhibidores de la bomba de protones o bloqueadores de H2 a menos que el médico indique lo contrario.

5. Evitar los desórdenes alimenticios

comer-saludable

Una dieta poco saludable es sinónimo inequívoco de problemas de salud. Entre las consecuencias, se encuentran con bastante frecuencia las relacionadas con dificultades gástricas y digestivas. Los menús deben ser equilibrados, con alto contenido en verduras y frutas frescas.

Hay que limitar al mínimo los productos elaborados con harinas refinadas o con exceso de azúcares. De igual forma, se deben evitar los platos abundantes en grasas trans. Estas son capaces de incrementar el riesgo de desarrollar patologías complejas, según un estudio publicado en Diabetes & Metabolic Syndrome.

Los desórdenes alimenticios incluyen saltarse las horas de las comidas y comer rápidamente. Es importante masticar adecuadamente los alimentos. Abusar de platos y bebidas con temperaturas extremas (muy fríos o muy calientes) también forma parte de la ecuación negativa.

6. Productos prohibidos

Aquellas personas afectadas por la acidez estomacal, deben eliminar de su dieta regular productos como el café o el alcohol. En algunos casos también el chocolate. Además, fumar afecta seriamente a las funciones estomacales.

Ropa para hacer ejercicio telas, capas y bolsillos

7. Remedios naturales entre los antiácidos

Hay algunas opciones naturales para los casos de acidez eventual antes de visitar el médico para tratar clínicamente el cuadro. Un gran vaso de agua es la primera medida a tomar cuando se presenta la sensación de ardor en el estómago. También se ha comprobado su eficiencia en casos de reflujo. Es muy útil como paliativo temporal.

8. Jengibre

La raíz de jengibre lleva siendo utilizada desde tiempos inmemoriales. Es un importante remedio natural para atender problemas digestivos gracias a sus facultades para bloquear el ácido estomacal. Su eficiencia para prevenir la formación de úlceras también ha sido comprobada. También cumple funciones de protector gástrico.

Modera el consumo de antiácidos

En conclusión, puedes tomar antiácidos naturales o químicos, bajo prescripción médica. Sin embargo, debes evitar automedicarte o tomar antiácidos en caso de tener otras patologías. En cualquier caso, te recomendamos siempre tratar tus problemas físicos con el médico. Por encima de todo, el facultativo es quien puede hacer un diagnóstico y tratamiento específico.



  • Paz MFCJ, de Alencar MVOB, de Lima RMP, Sobral ALP, do Nascimento GTM, Dos Reis CA, Coêlho MDPSS, do Nascimento MLLB, Gomes Júnior AL, Machado KDC, de Menezes APM, de Lima RMT, de Oliveira Filho JWG, Dias ACS, Dos Reis AC, da Mata AMOF, Machado SA, Sousa CDC, da Silva FCC, Islam MT, de Castro E Sousa JM, Melo Cavalcante AAC. Pharmacological Effects and Toxicogenetic Impacts of Omeprazole: Genomic Instability and Cancer. Oxid Med Cell Longev. 2020 Mar 28;2020:3457890. doi: 10.1155/2020/3457890. PMID: 32308801; PMCID: PMC7146093.
  • Wieërs G, Belkhir L, Enaud R, Leclercq S, Philippart de Foy JM, Dequenne I, de Timary P, Cani PD. How Probiotics Affect the Microbiota. Front Cell Infect Microbiol. 2020 Jan 15;9:454. doi: 10.3389/fcimb.2019.00454. PMID: 32010640; PMCID: PMC6974441.
  • Islam MA, Amin MN, Siddiqui SA, Hossain MP, Sultana F, Kabir MR. Trans fatty acids and lipid profile: A serious risk factor to cardiovascular disease, cancer and diabetes. Diabetes Metab Syndr. 2019 Mar-Apr;13(2):1643-1647. doi: 10.1016/j.dsx.2019.03.033. Epub 2019 Mar 16. PMID: 31336535.