3 tratamientos hidratantes para suavizar tus talones

Si quieres que estos tratamientos hidratantes para suavizar tus talones sean realmente efectivos es muy importante que seas constante con su aplicación y los utilices durante todo el año.
3 tratamientos hidratantes para suavizar tus talones
Sergio Alonso Castrillejo

Revisado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 18 Diciembre, 2018.

Escrito por Raquel Lemos Rodríguez, 18 Diciembre, 2018

Última actualización: 03 Marzo, 2021

El problema de los talones agrietados no es algo que aparezca de repente. Suele descubrirse en verano, cuando tendemos a llevar los pies más expuesto a la vista, aunque durante el invierno puede que ya esté presente, pero que pase desapercibido, puesto que pasamos mucho más tiempo de lo usual con los pies bien cubiertos.

Cuando los talones presentan grietas, la piel se vuelve muy dura y áspera al tacto. En los casos más graves, cuando esto no se resuelve, el talón puede llegar a doler e, incluso, a sangrar. Por eso, es importante encontrarle una solución lo antes posible, ya que se corre un gran riesgo de contraer alguna infección.

¿Tus talones están llenos de grietas? ¿No sabes cómo hidratarlos y devolverles el buen aspecto y la suavidad? Descuida, a continuación te compartiremos algunos tratamientos hidratantes para suavizar tus talones y, por supuesto, prevenir que la resequedad se convierta en un problema mayor.

Consideraciones previas

Existen algunos tratamientos hidratantes para suavizar tus talones que es posible realizar siempre antes de ir a dormir. No toman demasiado tiempo, son bastante sencillos y pueden ofrecer buenos resultados incluso cuando se incluyen regularmente en la rutina de cuidado. Esto quiere decir, que además de tratamiento, son un buen método preventivo.

Es importante llevar a cabo este tipo de tratamientos hidratantes para suavizar tus talones cada día, si es posible. En caso de que esto no sea así, habría que intentar hacerlo en días alternos, o al menos un par de veces a la semana. De lo contrario, se podría retroceder y volver al punto inicial, con sus respectivas molestias.

Las personas que sufren obesidad, así como a las que se les ha diagnosticado diabetes o tienen alguna insuficiencia vascular pueden terminar sufriendo úlceras por presión. Por este motivo, prestarles atención a la piel de los talones (y el resto del cuerpo) es importante para prevenir complicaciones.

1. Crema para pies y envoltorio de plástico

El primero de los tratamientos hidratantes para suavizar tus talones está muy extendido en el ámbito popular y consiste en la aplicarse de cremas hidratantes en los pies y, posteriormente, envolverlos en un poco de plástico (que puede ser el de cocina o bien una bolsa pequeña para cada pie). La idea es dormir con los pies cubiertos para que la piel absorba el producto a lo largo de la noche y al día siguiente se pueda notar una mejoría.

  • Si bien puede valer cualquier crema hidratante, sería recomendable recurrir a las cremas con urea, para brindarle una mayor hidratación a la zona. También se puede recurrir a aquellas especialmente diseñadas para hidratar los pies.
  • Hay quienes utilizan aceite de coco, manteca de cacao u otros productos vegetales afines para hidratarse la piel. Por ende, conviene tener en cuenta estas opciones.
  • Es importante cubrir bien la zona del talón para que el producto pueda ser absorbido por la piel y no quede en las sábanas.
  • No es aconsejable el uso de los calcetines para realizar este tratamiento, ya que la tela absorberá parte de la crema y no ayudará a que penetre mejor en la piel.

2. Tratamientos hidratantes para suavizar tus talones con miel

El segundo de los tratamientos hidratantes para suavizar tus talones es bueno para preparar las pieles más maltratadas y potenciar los efectos del producto hidratante elegido. Para realizarlo, tan solo necesitas miel y un cubo de agua tibia.

  • Añade una taza de miel en un cubo de agua tibia. Cuanto más natural sea la miel, mejor.
  • Sumerge los pies durante una media de 15 o 20 minutos, y aprovecha para realizar un suave masaje.
  • Pasado ese tiempo, utiliza una piedra pómez u otro elemento apropiado para exfoliar los talones con suavidad.
  • Tras este proceso, seca bien los pies y aplícate el hidratante nocturno que hayas elegido para potenciar los beneficios de la miel.
  • Hay quienes optan por aplicarse un poco de vaselina en los pies para lograr resultados en un periodo de tiempo menor.

3. Tratamiento con aceites vegetales

El uso de aceites está muy extendido en los tratamientos para el cuidado de la piel del cuerpo, exista o no resequedad. Son muy humectantes y por ello mismo pueden venir muy bien para tratar los talones agrietados. Además, en algunos casos son mucho más cómodos de aplicar que los tratamientos ya mencionados.

Podemos utilizar el aceite que más nos guste, ya sea aceite de oliva, almendras, coco, etc. Una vez hecho esto, lo aplicaremos sobre los pies (limpios y secos) con un suave masaje hasta que se absorba (o al menos la mayor parte). Luego, nos colocaremos un poco de plástico o bien un calcetín para evitar que el producto se esparza por la ropa de cama.

Lo mejor de los aceites es que, además de brindar alivio a los pocos momentos de su aplicación, aportan un aroma agradable.

Pies rociados con aceite.
El tratamiento con aceites nos aportará una hidratación extra a nuestros talones.

Como puedes ver, existen varios tratamientos hidratantes para suavizar tus talones que puedes modificar según tus preferencias para obtener alivio en el menor tiempo posible. Sin embargo, ten siempre en cuenta que, independientemente de cuál elijas, deberás ser constante en su aplicación para poder apreciar buenos resultados. De lo contrario, difícilmente podrás aprovechar sus aportes.

Y recuerda, si tiendes a sufrir de talones agrietados, es mejor que incluyas alguno de estos tratamientos como parte de tu rutina de cuidado. No esperes a que las grietas más molestas aparezcan para ponerle remedio al asunto.

Te podría interesar...
Dolor en el talón, ¿a qué se debe?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Dolor en el talón, ¿a qué se debe?

El dolor en el talón es una realidad muy común que puede deberse a diversos factores. ¡Te los explicamos para que los tengas en cuenta y puedas prevenirlo!