4 primeros alimentos sólidos recomendados para un bebé

¿Sabes cuál es el momento óptimo para introducir la alimentación complementaria? Te lo enseñamos, junto con los mejores alimentos para iniciarla.
4 primeros alimentos sólidos recomendados para un bebé
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 25 Mayo, 2021.

Última actualización: 25 Mayo, 2021

Es clave elegir de forma correcta los primeros alimentos sólidos para la dieta de un bebé. El inicio de la alimentación complementaria supone un enorme paso adelante en el desarrollo del niño. Un error aquí podría pagarse caro, ya que las consecuencias se manifiestan en un mayor riesgo de alergias.

Como norma general, el médico especialista ofrece una serie de indicaciones acerca del momento para introducir ciertos alimentos que pueden resultar conflictivos o de difícil digestión. Es importante tener en cuenta estos consejos ya que evitarán problemas futuros o alteraciones a nivel intestinal.

¿Cuándo se recomienda complementar la comida del bebé?

Hay que tener en cuenta que la leche materna ha demostrado ser el mejor alimento para el bebé durante el primer año de vida. Así lo evidencia un estudio publicado en la revista Minerva Pediatrica. Contiene nutrientes esenciales y una serie de compuestos bioactivos que facilitan el desarrollo del niño.

No obstante, a partir de los 6 meses de vida la leche materna puede no cubrir todos los requerimientos calóricos, que rápidamente se incrementan. Por ello es buen momento para introducir los primeros alimentos sólidos, aprovechando que el sistema digestivo ya está algo maduro y los va tolerando cada vez mejor.

Ahora bien, hay que ser selectivos, no cualquier comestible se puede introducir en este momento. Para ello, existen muchas pautas que se pueden seguir para seguir una correcta alimentación complementaria.

Primeros alimentos sólidos recomendados

Los primeros alimentos sólidos que se pueden incluir en la dieta del bebé, a los 6 meses, son los siguientes.

Vegetales

En el apartado de los vegetales se pueden introducir algunas legumbres, como las lentejas. Vale acotar que si se consumen antes de esta edad (6 meses), pueden desarrollarse alergias en el futuro.

También las espinacas o las judías resultan una buena opción en este momento. No obstante, se recomienda siempre servirlas en puré bien machacadas, para facilitar su deglución y posterior digestión.

Los primeros alimentos sólidos ayudan al bebé a crecer
Los vegetales son imprescindibles en cualquier dieta balanceada.

Todos estos productos cuentan con minerales esenciales necesarios para el buen funcionamiento del organismo. Un ejemplo de ellos es el hierro. Una deficiencia del mismo podría dar lugar al desarrollo de anemia a medio plazo, tal y como afirma una investigación publicada en la revista The Medical Clinics of North America.

Frutas

Entre las primeras frutas recomendadas se encuentran el plátano y la manzana. En este caso vuelve a ser aconsejable ofrecerlas en forma de papilla, ya que la aceptación será mayor. No obstante, es posible también permitir que el niño experimente con trozos de manzana de tamaño mediano, para que así se acostumbre a sus características organolépticas.

Hay que tener en cuenta que la propia manzana destaca por la presencia de pectina en su interior. Este elemento actúa como un prebiótico, ya que se encuentra en el grupo de las fibras solubles. Su consumo de forma regular estimula el crecimiento de las bacterias de la microbiota, según un estudio publicado en Experimental & Molecular Medicine.

Cereales

Algunos cereales también son adecuados para la dieta del bebé debido a su contenido en carbohidratos complejos y en minerales. De todos modos, se recomienda recurrir siempre a las variedades integrales. Al mismo tiempo, es importante asegurarse de que no cuentan con azúcares añadidos en su interior, ya que esto podría incrementar el riesgo de diabetes.

Los primeros alimentos sólidos para los bebés incluyen el arroz
Por su facilidad de preparación, los cereales son alimentos excelentes para los bebés.

Cabe destacar que uno de los cereales de mejor calidad es la avena. Esta puede ser introducida en las papillas y en los purés que se le ofrecen al niño, combinada con frutas o con otros vegetales. Así se consigue incrementar la densidad nutricional de la comida, siendo más sencillo alcanzar los requerimientos diarios.

Carne

La carne se puede comenzar a ofrecer también a partir de los 6 meses de vida. Es importante su consumo ya que contiene proteínas de alto valor biológico, con todos los aminoácidos esenciales y una buena puntuación en cuanto a digestibilidad. Es fundamental asegurar el aporte de estos nutrientes para permitir el crecimiento.

De todos modos, hay que tomar ciertas precauciones respecto a la introducción de la carne en la dieta del bebé. Lo primero que hay que tener claro es que se debe optar por variedades de carne blanca, siendo estas pollo, pavo o conejo. Además es importante cocerlas bien antes de triturarlas, para eliminar cualquier posible riesgo microbiológico.

¿Cuándo ver a un profesional?

Lo normal es que el bebé vaya consumiendo diferentes tipos de alimentos en preparaciones trituradas sin ningún problema. Ahora bien, existen ciertos signos de alarma que indican que es óptimo consultar con un profesional. Uno de ellos es la pérdida de peso por parte del niño, cuando se encuentra en una fase donde debería aumentar de tamaño de forma rápida.

Por otra parte, si se detectan alteraciones digestivas frecuentes, como diarreas o estreñimientos, también es importante acudir a un especialista. Lo mismo sucede si el bebé desarrolla cólicos y reacciones cutáneas de tipo alérgicas a ciertos alimentos. En este caso habrá que realizar pruebas de tolerancia y de alergia para descubrir el foco del problema.

Es fundamental elegir bien los primeros alimentos sólidos para el bebé

Un error en la elección de los primeros alimentos sólidos para la dieta del bebé puede costar caro. Por ello te recomendamos que te ciñas a los que hemos mencionado, además de incluir alguna otra posibilidad como ciertos pescados blancos con el paso de los meses. Ante la duda, consulta siempre con un especialista.

Ten en cuenta también que existen guías muy completas donde aparecen reflejados el momento de inclusión de cada uno de los alimentos en la dieta del bebé. Algunos de ellos no se pueden administrar hasta que se cumple el primer año de vida, como es el caso de la miel.

Por último, no olvides que la leche materna sigue siendo el mejor alimento para el niño durante este periodo. La alimentación complementaria sirve para ofrecer un aporte extra de nutrientes, pero su introducción no debería de suponer el cese de la lactancia materna.

Te podría interesar...
¿Qué es la leche hidrolizada?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Qué es la leche hidrolizada?

La leche hidrolizada resulta una alternativa eficaz para aquellos bebés que presentan intolerancia o alergia a las proteínas de la leche de vaca.



  • Gertosio C, Meazza C, Pagani S, Bozzola M. Breastfeeding and its gamut of benefits. Minerva Pediatr. 2016 Jun;68(3):201-12. Epub 2015 May 29. PMID: 26023793.
  • DeLoughery TG. Iron Deficiency Anemia. Med Clin North Am. 2017 Mar;101(2):319-332. doi: 10.1016/j.mcna.2016.09.004. Epub 2016 Dec 8. PMID: 28189173.
  • Beukema M, Faas MM, de Vos P. The effects of different dietary fiber pectin structures on the gastrointestinal immune barrier: impact via gut microbiota and direct effects on immune cells. Exp Mol Med. 2020 Sep;52(9):1364-1376. doi: 10.1038/s12276-020-0449-2. Epub 2020 Sep 10. PMID: 32908213; PMCID: PMC8080816.