4 remedios caseros para equilibrar el pH vaginal

Cuando hay un desequilibrio en el pH vaginal, lo más probables es que se origine una infección. Ingredientes como el vinagre de manzana y el ajo pueden ayudar a mantener las bacterias y los hongos a raya.
4 remedios caseros para equilibrar el pH vaginal
María Vijande

Revisado y aprobado por la farmacéutica María Vijande el 31 marzo, 2021.

Escrito por Raquel Lemos Rodríguez, 26 noviembre, 2018

Última actualización: 31 marzo, 2021

Las infecciones vaginales son un problema muy común. Éstas pueden provocar picor, ardor, olores desagradables e inflamación. Uno de los motivos por los que se puede desencadenar esta condición es un desequilibrio en el pH de la zona.

Cuando el ácido de la vagina se ve afectado, es muy probable que esta quede expuesta a algunos agentes patógenos y se produzca una infección. Por suerte, existen alguno remedios caseros que contribuyen a equilibrar el pH y, de esta manera, evitar el desarrollo de bacterias y hongos. Te contamos cuáles son.

Equilibra el pH vaginal con estas 4 opciones

Algunas de las causas del desequilibrio del pH vaginal son las duchas vaginales, el uso de desodorantes, problemas hormonales derivados de la menopausia, u otros motivos que nada tienen que ver con enfermedades de transmisión sexual. En todos estos casos, los remedios caseros que mencionaremos a continuación pueden ser útiles para tratar este problema.

1. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es uno de los remedios más utilizados para equilibrar el pH vaginal. De acuerdo con un estudio publicado en Scientific Reports, su composición ácida resulta eficaz para inhibir el crecimiento de varios tipos de bacterias y Cándida (el hongo responsable de la candidiasis vaginal).

Remedios caseros para balancear el pH vaginal

Para que empiece a surtir efecto, se recomienda hacer uso del vinagre de manzana, al menos, dos veces a la semana durante el primer mes. Pasado este tiempo se puede reducir la frecuencia.

¿Qué debes hacer?

  • Poner un recipiente con agua a hervir.
  • Cuando esté en el punto de ebullición, añadir 2 o 3 cucharadas de vinagre de manzana.
  • Dejar hervir unos 2 minutos más y retirar del fuego.
  • Poner el recipiente o el agua hirviendo en el bidé o en un tazón grande.
  • Tomar el baño durante unos 5 minutos.

2. Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té también es otra de las opciones para equilibrar el pH vaginal. Las propiedades que lo hacen beneficioso para este fin son sus efectos antifúngicos y antibacterianos. En relación a esto, una pequeña investigación de Antimicrobial Agents and Chemotherapy plantea que este producto podría ser efectivo para tratar la vaginosis bacteriana.

¿Qué debes hacer?

  • Tomar un tampón o una esponja menstrual.
  • Poner en un recipiente un poco de agua y algunas gotas de aceite de árbol de té.
  • Sumergir el tampón o la esponja en esta mezcla e introducirlo en la vagina.
  • Retirarlos después de 1 hora y repetir el proceso varias veces al día.

Este remedio debe llevarse a cabo, como mucho, dos veces al mes. Si la idea del tampón no te agrada, existe otra opción: diluir las gotas de aceite de árbol de té en agua tibia y lavar la zona una vez al día con esa mezcla, al menos, durante una semana hasta obtener resultados.

3. Arándanos

Aceite de coco

Para nadie es un secreto que los arándanos son buenos para la salud. De hecho, su popularidad ha aumentado en los últimos años, gracias a las propiedades que se le atribuyen y las pocas calorías que contiene. Además, se dice que contribuye a equilibrar el nivel de pH de la vagina, y su acidez ayuda a combatir las bacterias que causan infecciones.

En relación a esto último, una publicación de American Journal of Obstetrics & Gynecology comenta que las mujeres que tomaron una pastilla de arándano (equivalente a dos porciones de 8 onzas de jugo de arándano) durante seis semanas, redujeron a la mitad la tasa de aparición de infecciones urinarias.

¿Qué debes hacer?

  • Simplemente, consume arándanos frescos o en jugo natural sin azúcar. Si no te gusta el sabor, puedes mezclarlos con batidos de frutas. Otra opción es consumirla en vitaminas.

4. Ajo

Aunque sabemos que tiene un sabor muy fuerte, debes saber que los antioxidantes que contiene el ajo podrían ser útiles para combatir las bacterias y mantener el pH en sus niveles saludables. Según un artículo de Iranian Red Crescent Medical Journal, las tabletas de ajo pueden ser tan efectivas como los antibióticos orales para tratar los síntomas de una candidiasis vaginal.

¿Qué debes hacer?

  • Lo único que tienes que hacer es añadirlo a las comidas siempre que puedas. No obstante, para obtener mejores resultados, prueba consumir las tabletas, ya que estas tienen mayor concentración de ajo.

Otras recomendaciones para equilibrar el pH vaginal

Además de los consejos anteriores, existen otras medidas que se deben tener en cuentan evitar un desequilibrio en el pH vaginal. Una de las más importantes es utilizar jabón con pH neutro para conservar la capa ácida protectora de la piel.

Por otro lado, es fundamental usar ropa interior de algodón para favorecer la transpiración de la zona y, así, evitar acumulación de humedad. Además, debido al contacto directo que tienen con la vagina, es importante lavarla con detergentes hipoalergénicos.

Si sufres infecciones vaginales con frecuencia o tienes problemas con los hongos a menudo te animamos a que pruebes estos remedios caseros para equilibrar el pH vaginal. ¿Has utilizado alguno? ¿Conoces alguna otra técnica que pueda equilibrarlo y que sea efectiva?

It might interest you...
6 hábitos que te ocasionan infecciones vaginales por levadura
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
6 hábitos que te ocasionan infecciones vaginales por levadura

El área vaginal es una de las zonas más sensibles que tenemos las mujeres. Uno de los problemas en esta zona son las infecciones vaginales por leva...



  • Fernández-Cid, A., and M. Fernández-Cid. “El pH vaginal y su importancia clínica.” Gin Obs Clin 5 (2004): 75-80.
  • Martín, Rebeca, et al. “La microbiota vaginal: composición, papel protector, patología asociada y perspectivas terapéuticas.” Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica 26.3 (2008): 160-167.
  • Ombrella, Adriana M., Liliana Racca, and Laura Ramos. “Actividades proteinasa y fosfolipasa de aislamientos de Candida albicans provenientes de secreciones vaginales con distintos valores de pH.” Rev Iberoam Micol 25.1 (2008): 12-16.
  • Mohammadzadeh, F., Dolatian, M., Jorjani, M., Alavi Majd, H., & Borumandnia, N. (2014). Comparing the therapeutic effects of garlic tablet and oral metronidazole on bacterial vaginosis: a randomized controlled clinical trial. Iranian Red Crescent medical journal16(7), e19118. https://doi.org/10.5812/ircmj.19118
  • Hammer, K. A., Carson, C. F., & Riley, T. V. (1999). In vitro susceptibilities of lactobacilli and organisms associated with bacterial vaginosis to Melaleuca alternifolia (tea tree) oil. Antimicrobial agents and chemotherapy43(1), 196. https://doi.org/10.1128/AAC.43.1.196
  • Yagnik, D., Serafin, V., & J Shah, A. (2018). Antimicrobial activity of apple cider vinegar against Escherichia coli, Staphylococcus aureus and Candida albicans; downregulating cytokine and microbial protein expression. Scientific reports8(1), 1732. https://doi.org/10.1038/s41598-017-18618-x