5 deliciosos batidos ricos en proteína vegetal y fibra

Elena Martínez Blasco·
19 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López al
24 Diciembre, 2018
En principio, estos batidos no contienen ningún tipo de ingrediente lácteo, por lo que son aptos para personas veganas. Ahora, si no tenemos problemas en consumir lácteos, podemos añadirles yogur y así darles una textura más cremosa.

Actualmente, una de las mejores formas de complementar la dieta consiste en preparar y beber deliciosos batidos ricos en proteína vegetal y fibra, elaborados con semillas, frutos secos, frutas y bebidas o leches vegetales.

A continuación te daremos 5 recetas para que te animes a disfrutarlas. Te proporcionarán mucha energía, así que son ideales para las primeras horas del día o bien para beber antes de realizar ejercicios.

Las proteínas no están solo en la carne

Las semillas son alimentos que ayudan a cuidar el hígado
El consumo de semillas de chía o de lino contribuye a obtener omega 3 y otras sustancias vegetales que cuidan el hígado.

Estamos acostumbrados a oír que para obtener proteína debemos consumir alimentos de origen animal, como la carne, el pescado, el huevo o los lácteos.

No obstante, también podemos consumir otros alimentos de origen vegetal para obtener proteínas. Este viene a ser el caso de las semillas de girasol y el aguacate, por ejemplo.

Entonces, podemos aprovechar con mayor regularidad los frutos secos, los cereales, las semillas y algunas frutas.

No se trata de prescindir de la carne, sino de aprovechar otras fuentes de proteína para variar la dieta.

Las proteínas son imprescindibles para la salud de todo el organismo, para mantener una buena musculatura e incluso para mantener un peso adecuado.

Deliciosos batidos ricos en proteína vegetal y fibra

Mejorar el rendimiento a través de una dieta
La alimentación desempeña un papel importante en el desempeño deportivo. Es importante asegurar un aporte óptimo de nutrientes.

Los 5 deliciosos batidos ricos en proteína vegetal y fibra que te propondremos a continuación son muy fáciles de preparar y te ayudarán a obtener una buena cantidad de vitaminas, minerales, proteína vegetal, fibra y ácidos grasos esenciales.

No contienen lactosa ni ningún tipo de derivado animal, así como tampoco gluten, por lo que son muy adecuados para cualquier persona.

El mejor momento para tomarlos es por la mañana, a modo de desayuno, aunque las personas que realicen esfuerzos físicos o intelectuales durante todo el día pueden tomarlos también como comida o merienda.

1. Aguacate y semillas de girasol

Con un aguacate y un puñado de semillas de girasol, puedes preparar este delicioso batido. Para poder mezclar fácilmente ambos ingredientes, puedes agregar un poco de agua o tu bebida vegetal favorita.

Según datos de la Fundación Española de la Nutrición (FEN) el aguacate es un alimento que contiene ácidos grasos monoinsaturados, ácidos grasos insaturados, potasio y vitaminas C, E y B. Por ende, es un alimento recomendable para complementar la dieta y, al mismo tiempo, obtener grasas saludables.

Además, su textura resulta adecuada para darle cremosidad y consistencia a los batidos ricos en proteínas y fibra.

Por otra parte, los expertos de la FEN indican que las pipas o semillas de girasol son fuentes de ácidos grasos insaturados y poliinsaturados, proteínas, magnesio, hierro, zinc, fósforo, potasio, selenio, vitamina E, tiamina y niacina. Por ello, se dice que son complementos muy recomendables incluso para deportistas y mujeres embarazadas.

Si vas a utilizarlas para elaborar un batido, es recomendable que las dejes unas cuantas horas en remojo. Para ello, deben estar crudas, sin tostar, freír ni salar.

2. Leche de coco, semillas de chía y plátano

De acuerdo con los expertos de la FEN, el coco es una fuente de fibra, hierro, selenio y potasio. Por ello, es un alimento recomendable para elaborar diversos platos y bebidas.

Del coco podemos usar el agua, el aceite o la leche, pues todos estos productos son muy saludables y de sabor delicioso. Podemos elaborar la leche de coco en casa o bien comprarla ya preparada.

Las semillas de chía, que pondremos en remojo durante toda una noche antes de utilizarlas, son fuentes de proteína y también aportan fibra.

El plátano es una fruta que aportará dulzor y espesor al batido. Además, añadirá una buena cantidad de minerales, carbohidratos y proteína al resultado.

3. Melocotón y semillas de cáñamo

El melocotón es una fruta dulce, de sabor y aromas exquisitos, que puede aportar cierta cantidad de antioxidantes, fibra y vitaminas A y C. Su sabor combina muy bien en diversas recetas, por lo que puede aprovecharse fácilmente.

Las semillas de cáñamo son una fuente de aminoácidos, proteínas, fibra, vitaminas C y E, entre otros nutrientes.  

4. Papaya y semillas de calabaza

Batidos con papaya

La papaya es una fruta muy beneficiosa para el sistema digestivo que, además de contener fibra, contiene papaína, una enzima proteolítica. Por otra parte, tiene varios nutrientes, como la vitamina A y C.

Las semillas de calabaza contienen proteínas, hidratos de carbono, fibra, varias vitaminas (como la A, la C y la E) así como manganeso, hierro, calcio, fósforo, potasio, sodio y zinc.

Añade agua o jugo de naranja al batido para que tenga una consistencia más líquida.

5. Leche de almendra y manzana

Este batido tiene un sabor delicioso, muy suave y cremoso. Lo prepararemos con bebida o leche de almendras, que podemos comprar o elaborar nosotros mismos en casa.

  • La almendra es uno de los alimentos de origen vegetal con más cantidad de proteína, ya que tiene hasta 19 gramos por cada 100.
  • La manzana combina muy bien con el sabor de la almendra, a la vez que nos ayuda a cuidar el sistema cardiovascular, regular la función digestiva y reducir los niveles de azúcar en sangre.

Si digerimos bien los alimentos con lactosa podemos añadir yogur a cualquier de estas recetas.

¿Te animarás a preparar alguno de estos deliciosos batidos? ¿Ya tienes algunas ideas para elaborar tus propias recetas? No te lo pienses más y anímate a hacer pruebas.