5 formas de superar el miedo a la incertidumbre

El miedo a la incertidumbre no es agradable y genera agobio con respecto a no tener bajo control el futuro impredecible. ¿Cómo hacerle frente?
5 formas de superar el miedo a la incertidumbre
Bernardo Peña

Revisado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 27 Febrero, 2021.

Escrito por Raquel Lemos Rodríguez, 22 Agosto, 2017

Última actualización: 25 Marzo, 2021

¿Alguna vez has tenido temor al futuro, al no saber qué ocurrirá? ¿Las preocupaciones que te invadían al proyectarte te han superado? Si así ha sido, tal vez hayas sufrido lo que se conoce como miedo a la incertidumbre.

Hay situaciones en las que uno no sabe qué va a pasar: si dejas el trabajo, ¿encontrarás otro? ¿Puedes arriesgarte a abandonarlo todo y optar por sacar adelante el proyecto que tienes en mente?

No es posible saber cómo será el futuro, pero el miedo a la incertidumbre puede paralizar y provocar que no salgas de la zona de confort. Entonces… ¿Cómo superarlo?

El miedo a la incertidumbre se puede aprender a gestionar

Como bien detalla un artículo publicado por la Revista Europea de Psicología Social, superar un miedo no es tarea fácil; ya que implica hacer frente a lo que más te aterra y seguir adelante. Por este motivo, a veces, no es posible hacerlo solo y se necesita ayuda de un profesional de la psicología que te ofrezca las técnicas apropiadas para avanzar en el camino.

Sin perjuicio de lo anterior, te damos algunos consejos que puedes aplicar como complementos a la terapia para enfrentarte al miedo que provoca la incertidumbre. ¡Toma nota!

1. Acepta el miedo a la incertidumbre y ponte en marcha

Ponte en marcha y verás cómo, poco a poco, consigues avanzar.
Avanza a tu ritmo. No te detengas. Puedes caminar y avanzar.

El miedo a la incertidumbre puede paralizarte, bloquearte y evitar que sigas adelante. Por eso, es importante que aprendas a aceptarlo y ponerte en marcha.

Es natural sentir temor a lo desconocido. Cuando uno se arriesga, las cosas pueden salir mal o bien. No obstante, es mejor que te quedes con el hecho de que, sin importar el resultado, de una forma u otra vas a aprender de la experiencia.

Por tanto, no te quedes pensando en lo que hubiera pasado si lo hubieses hecho…¡Hazlo! Es mejor atreverse y errar. Es más, como bien dice una frase conocida: “Es mejor arrepentirse de haberlo intentado que nunca haberse atrevido”.

2. Céntrate en el momento presente

Las prácticas de mindfulness te ayudan a centrarte en el momento presente y a darte cuenta de la cantidad de tiempo que le dedicas a los pensamientos relacionados con el pasado y el futuro. Esto, en realidad, es una pérdida de tiempo e impide que disfrutes de las diferentes sensaciones que te ofrece la vida: comer, pasear, notar cómo la brisa te acaricia, empaparte de los colores… En apariencia, simples cosas que se suelen ignorar.

Mujer mirando nube entre sus manos

El miedo a la incertidumbre puede combatirse estando en el ahora. Dejando de pensar en lo que pasará mañana, en esas opiniones de la gente que te lanzan para atrás y no te dejan avanzar.

¿Qué quieres ahora? ¿Quieres hacerlo? ¡Pues hazlo! Eso sí, ten presente las consecuencias que puede haber, porque esto evitará que caigas en el rol de la víctima. Si tomas una decisión, según explica el Dr. Fabián Maero, tienes que saber que va a haber consecuencias, sean estas buenas o malas.

3. ¡Confía más en ti mismo!

En ocasiones, quizás te falta confianza en ti mismo debido a las inseguridades, los miedos o las opiniones relacionadas con el entorno.

Si tienes una autoestima baja, te sonará esta descripción. Estás acostumbrado a dejarte llevar por las recomendaciones de los demás, a no hacer lo que de verdad deseas por miedo a las consecuencias, a ser rechazado y desaprobado.

No obstante, ¿vives para ti o para el resto de personas? Si te sientes identificado con esta descripción, es importante que empieces a darle a tu vida la importancia que tiene. Por eso, te invitamos a confiar más en ti, en las capacidades que tienes y a lanzarte hacia delante. Tienes potencial en aquello que te hace feliz y en lo que, además, destacas. Y si aún no lo has descubierto, no esperes más para empezar a buscar.

4. Ante cualquier fracaso, trátate con cariño

Sería un error decir que las personas se atreven a hacer algo, ganan. Es más, más veces de las que gustaría, el fracaso llega antes.

No obstante, esto no debe detenerte a la hora de enfrentarte a cualquier proyecto que te propongas. El miedo a la incertidumbre, a veces, hace que los fracasos se conciban como un “por aquí no”. Pero… ¿y si por ahí, sí?

Algunos personajes que se han hecho famosos por sus innovaciones y creaciones tuvieron que enfrentarse a la incertidumbre y a los fracasos. Sin ir más lejos, el expresidente y amigo cercano de Steve Jobs, Jay Elliot, escribió El camino de Steve Jobs; detallando el recorrido que siguió el empresario, donde se muestran sus caídas y cómo llegó a ser un triunfador. Así que no te castigues ni te culpes si las cosas no te salen bien a la primera. Aprende de los errores, porque serán la clave del futuro éxito.

5. Encuentra lo que te motiva

Meditación de bondad amorosa: ¿cómo practicarla?

Si tienes tanto miedo a la incertidumbre, quizás el motivo radica en que aún no has encontrado lo que de verdad te motiva porque, una vez que lo hagas, no te frenarás. Y para saber cuáles son las motivaciones que tienes, hacia dónde quieres dirigirte y qué quieres conseguir, primero tienes que conocerte a ti mismo.

Después, empieza a ponerte metas a corto plazo y apreciarás la sensación tan agradable que te invade cuando, por fin, llegas a ellas. 

Eso sí, piensa que las metas que te pones tienen que ser realistas. De nada sirve soñar con conseguir algo si es un imposible; ya que solo acentuarás el miedo a la incertidumbre.

Vencer el miedo a la incertidumbre: un paso más que superar

Ahora que ya sabes las claves para abrir la puerta que te mantiene paralizado, estás preparado para vencer el miedo a la incertidumbre. Un miedo que no es real, que reside en las propias inseguridades personales y es fruto de aquellas experiencias negativas.

Asimismo, si ves que solo no puedes hacerle frente, no te fustigues. Pedir ayuda profesional es una buena opción para empezar a trabajar en ello y hacerle frente desde hoy mismo.

Te podría interesar...

No hay peor respeto que el que se basa en el miedo
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
No hay peor respeto que el que se basa en el miedo

El respeto que se consigue con miedo no perdura en el tiempo. Pues es un respeto falso, hipócrita, donde el sometimiento está presente.