7 licuados para cuidar del hígado y el páncreas

Para cuidar el hígado y el páncreas es importante consumir frutas y verduras frescas, que favorezcan la depuración de las sustancias de desecho y ayuden a optimizar sus funciones.
7 licuados para cuidar del hígado y el páncreas
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 24 julio, 2022

Para favorecer su salud y cuidar del hígado y el páncreas es indispensable mantener una correcta alimentación, sin olvidar nunca llevar unos hábitos de vida lo más saludables posible.

Debemos tener en cuenta que enfermedades como el hígado graso son una de las dolencias más comunes entre la población. Algo tan sencillo como elevar nuestro consumo de frutas y verduras frescas es una forma maravillosa de ganar en salud.

Hoy en nuestro espacio queremos proponerte que incluyas en el día a día alguno de estos licuados que te ayudarán a cuidar del hígado y el páncreas y favorecerán de forma muy adecuada tu bienestar. Te animamos a tomar nota.

¿Por qué depurar el hígado y el páncreas?

El páncreas y el hígado son dos órganos fundamentales, no solo para el aparato digestivo, sino para todo el organismo, ya que tienen un papel relevante en la síntesis de las grasas. El buen funcionamiento del hígado, por su parte, nos asegura eliminar las toxinas del cuerpo.

Sin embargo, no siempre hacemos todo lo posible por ayudar a que funcionen de manera óptima. A veces, más bien, es lo contrario. ¿De qué manera? Comida preparada o chatarra, excesos de grasa, estrés, poca agua, consumo de alcohol, mucha azúcar o cafeína, se cuentan entre los factores que contribuyen a deteriorar estos órganos.

Para contrarrestar los efectos de tales descuidos, tenemos que darles alimentos que los ayuden a mantenerse saludables. Para comenzar, debemos aumentar la ingesta de frutas y verduras frescas, que son son aliados en esta tarea de cuidar el hígado y el páncreas, y mantenerlos en buen estado.

Licuados para cuidar el hígado y el páncreas

Estos licuados que veremos a continuación, están hechos con ingredientes totalmente naturales, los cuales ayudan a depurar, desinflamar y revitalizar el hígado y el páncreas.

1. Licuado de apio, limón y papaya

Si hay algo que va a agradecer nuestro hígado y páncreas es un alto contenido en antioxidantes. Y si, además, incluimos alimentos diuréticos y antiinflamatorios, como el apio y la papaya, optimizamos la depuración de las sustancias de desecho que enferman a estos órganos.

Ingredientes

  • El jugo de 1 limón
  • 1 rama de apio
  • Una taza de papaya (140 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Lo primero que haremos será obtener el jugo del limón.
  • Después, solo tienes que lavar bien el apio y cortarlo en trocitos para favorecer el licuado.
  • Hacemos lo mismo con la papaya, basta con una taza.
  • Ya en la licuadora, añadimos el vaso de agua, el zumo de limón, el apio y la papaya para conseguir una bebida homogénea, que tomaremos por las mañanas. ¡Disfrútala!

2. Licuado de alcachofa, limón y aloe vera

Este licuado medicinal a base de alcachofas y aloe vera lo tomaremos a lo largo de un día. Nos va a servir para optimizar las funciones hepáticas y para cuidar de la salud del páncreas.

Te de alcachofas para el hígado y el páncreas

Ingredientes

  • 2 alcachofas
  • El zumo de 1 limón
  • 2 cucharadas de aloe vera (30 g)
  • 2 cucharadas de miel (50 g)
  • 1 litro de agua

Preparación

  • Lo primero que haremos será poner ese litro de agua en una olla para cocer las dos alcachofas.
  • Una vez esté bien blanditas, las retiramos y nos quedamos con el agua obtenida.
  • Aprovechando que aún está caliente, diluiremos en ella las dos cucharadas de la pulpa interior del aloe vera.
  • Llevamos este litro de agua a una botella de agua o una jarra, y endulzamos con miel.
  • Por último, solo tendrás que añadir el zumo de limón.

Bebe una primera taza en ayunas y, las siguientes, 20 minutos antes de tus comidas. Verás qué bien te sienta.

3. Licuado de zanahorias, mango y naranja

Este licuado para el hígado y el páncreas es tan delicioso como saludable. Es una bebida “naranja” plena de fitoquímicos, vitaminas y minerales, que depurarán tu organismo y fortalecerán estos órganos tan importantes.

Ingredientes

  • ½ mango
  • El zumo de 1 naranja
  • 2 zanahorias
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Solo tendrás que cortar ese medio mango, retirarle la piel y cortarlo en 3 trozos para favorecer el licuado.
  • Hacemos lo mismo con las 2 zanahorias, lávalas y córtalas.
  • Por último, obtén ese zumo de naranja y llévalo a la batidora junto con las zanahorias y el mango.
  • No olvides añadir agua para conseguir una bebida más ligera y fácil de tomar.

¿Te apetece probarla en tu próximo desayuno? Te va a encantar.

4. Licuado de col de Bruselas, apio y zanahoria

Este licuado a base de coles de Bruselas y apio lo tomaremos al final del día, bebiéndolo poco a poco.

Gracias a las crucíferas, como lo son las coles de Bruselas, fortalecemos el hígado y el páncreas.

Si además añadimos el poder diurético del apio y las vitaminas de la zanahoria, conseguimos una bebida muy poderosa.

Jugo de apio

Ingredientes

  • 4 coles de bruselas
  • 2 zanahorias
  • 1 rama de apio
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Lavaremos bien todas las verduras: las coles de Bruselas, el apio y las zanahorias, para después, cortarlas en trozos más pequeños para llevarlos a la licuadora.
  • Una vez hayas obtenido su jugo, mézclalo con un vaso de agua. Te encantará.

5. Licuado de zanahoria y remolacha

Licuado-De-Remolacha-Zanahoria

La combinación de remolacha y zanahoria en un batido puede resultar tanto deliciosa como refrescante. Y, dado que estos dos ingredientes contienen componentes que favorecen considerablemente la salud, se ha hecho muy popular.

Al ser rica en fibra, la remolacha ayuda a promover el tránsito intestinal y, por ende, la eliminación de desechos que puedan dificultar o impedir la correcta absorción de nutrientes. Por su parte, la zanahora aporta gran cantidad de betacarotenos y fibra.

Ingredientes

  • 2 zanahorias
  • 1 remolacha pequeña
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • Opcionalmente puedes añadir naranja

Preparación

  • Empezaremos, una vez más, lavando bien todos los ingredientes.
  • Una vez tengas limpias y cortadas en trocitos tanto las zanahorias como la remolacha o betabel, llévalas a tu licuadora.
  • Cuando hayas conseguido el jugo de estas dos verduras tan terapéuticas, solo tendrás que mezclarlo con un vaso de agua para beberlo de forma más cómoda.

Te vendrá bien a cualquier hora del día, o bien en tu desayuno o en tu cena.

6. Batido de aguacate y espinaca

El aguacate, como se sabe, es rico en grasas buenas (monoinsaturadas), por lo que ayuda en su tarea al hígado y páncreas. Además, esta fruta cuida de nuestra salud cardiovascular, al controlar el colesterol malo. Por su parte, la espinaca, por su elevado contenido de fibra, regula el tránsito intestinal.

Ingredientes

  • 200 gr de pulpa de aguacate
  • Espinacas (las hojas que caben en tu puño)
  • 1 taza de agua

Preparación

  • Coloca todos los ingredientes en la licuadora y bate bien.
  • Si está muy espesa la bebida, añade más agua.

La textura resultante es bastante cremosa. Pero esto es bueno, porque al consumirla tendrás más sensación de saciedad y comerás menos, si lo que estás buscando también es bajar un poco de peso.

7. Licuado de piña y coco

Y si hablamos de frutas que ayudan a depurar el hígado y eliminar toxinas, la piña puede ayudar a mejorar las funciones digestivas, reduciendo la inflamación de este órgano. Lo mismo se afirma del coco, consumido en aceite o leche, por su contenido de ácido láurico.

Ingredientes

  • 1 taza de piña en cuadritos
  • 1 taza de leche de coco

Preparación y consumo

  • Picamos la piña, añadimos la leche de coco, licuamos y tomamos en ayunas.

Depura con lo natural

Te invitamos a probar cualquiera de estos licuados. Elige aquel que tú creas que te vaya a sentar bien y que más te guste. Con una alimentación variada y equilibrada y una vida activa, cuidarás de la salud de tu hígado y páncreas.

Y recuerda que siempre es recomendable consumir vegetales y frutas de producción orgánica. De ese modo evitamos enfermar aún más el hígado y aprovechamos mejor sus vitaminas.

Te podría interesar...
Síndrome de Alagille: enfermedad genética que afecta al hígado y al corazón
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Síndrome de Alagille: enfermedad genética que afecta al hígado y al corazón

El síndrome de Alagille es una enfermedad genética que afecta a aproximadamente 1 de cada 70.000 niños que vienen al mundo.



  • Clifford, T., Howatson, G., West, D., & Stevenson, E. (2015). The potential benefits of red beetroot supplementation in health and disease. Nutrients, 7(4), 2801-2822.
  • Jakovljevic, V., Raskovic, A., Popovic, M., & Sabo, J. (2002). The effect of celery and parsley juices on pharmacodynamic activity of drugs involving cytochrome P450 in their metabolism. European journal of drug metabolism and pharmacokinetics, 27(3), 153-156.
  • Robbins, M., Hauder, J., Somoza, V., Eshelman, B., Barnes, D., & Hanlon, P. (2010). Induction of Detoxification Enzymes by Feeding Unblanched Brussels Sprouts Containing Active Myrosinase to Mice for 2 Wk. Journal Of Food Science, 75(6), H190-H199. doi: 10.1111/j.1750-3841.2010.01713.x