5 problemas ortopédicos comunes en bebés y niños

Los problemas ortopédicos comunes en los bebés y niños casi siempre tienen que ver con alguna dificultad en la marcha o con ciertas anomalías en la forma de los pies o piernas. Suelen resolverse con el tiempo.
5 problemas ortopédicos comunes en bebés y niños
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 08 Marzo, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 06 Abril, 2021

Última actualización: 06 Abril, 2021

Los problemas ortopédicos en bebés y niños son un asunto común. Algunas de estas afecciones se corrigen por sí solas a medida que avanza el crecimiento. Otras persisten o evolucionan y pueden convertirse en trastornos graves.

Los padres deben permanecer atentos a los problemas ortopédicos comunes en sus hijos. Sin embargo, no es necesario que se preocupen o se sobresalten. Muchas afecciones parecen graves, pero en realidad no lo son.

Lo indicado es consultar con el médico para que sea él quien señale los pasos a seguir. Casi siempre lo adecuado es esperar a que el tiempo lo resuelva todo. Enseguida hablaremos acerca de los problemas ortopédicos más comunes en los menores.

5 problemas ortopédicos comunes

Niño recogiendo juguetes

Hay una gran cantidad de anomalías ortopédicas que pueden estar presentes al nacer o que aparecen durante los primeros años de vida. Sin embargo, algunas son bastante comunes. Dentro de ellas se destacan cinco, de las cuales hablaremos a continuación.

1. Pies planos

Este es uno de los problemas ortopédicos comunes en los menores. De hecho, casi todos los bebés nacen con los pies planos y el arco solo se forma a medida que crecen. Sin embargo, en algunos casos el arco no termina de moldearse por completo y es entonces cuando se habla de pies planos en estricto sentido.

Los pies planos no suponen ningún problema en realidad. No hay evidencia de que esto reduzca la capacidad del niño para caminar con normalidad o practicar algún deporte. Solo en los casos en los que esta condición provoca dolor, los médicos aconsejarán el uso de plantillas especiales en los zapatos.

2. Cargar el peso de los pies sobre los dedos

Esta anomalía tiene lugar cuando los niños andan en puntillas. Esto es frecuente cuando están aprendiendo a caminar, en el periodo entre 1 y 3 años de edad. Lo usual es que abandonen ese hábito hacia los 2 años. Sin embargo, algunos siguen caminando de este modo después de esa etapa.

Si andan de puntillas solo de vez en cuando, no hay problema. Si es su forma habitual de caminar, es necesario consultar con el pediatra. En esos casos, es posible que haya algún problema de índole neurológico como, por ejemplo, la parálisis cerebral. Si no hay ningún trastorno adicional, se requerirá de un tratamiento para que el pequeño adopte una marcha normal.

3. Problemas ortopédicos comunes: pies varos

Se habla de pies varos cuando están torcidos hacia dentro. Es necesario aclarar que los bebés presentan esta condición cuando comienzan a ponerse de pie. Esto suele ocurrir entre los 8 y los 15 meses de edad. Si después de esto persiste la anomalía, se considera que hay un trastorno.

Lo usual es que los pies varos sean el resultado de un giro de la cadera hacia dentro. Este recibe el nombre de anteversión femoral. En la mayoría de los casos esta condición no afecta el movimiento ni el desarrollo normal de las actividades del niño. Lo habitual es que todo vuelva a la normalidad con el tiempo.

4. Piernas arqueadas

Otro de los problemas ortopédicos comunes en los niños son las piernas arqueadas, a las que también se les llama genu varum. En estos casos, hay una curvatura exagerada desde la rodilla, hacia el exterior y hacia abajo. Muchas veces este problema se corrige de forma natural.

Si la anomalía persiste después de los 2 años o afecta solo a una pierna, es posible que haya un problema más grave: raquitismo o enfermedad de Blount. El raquitismo es un problema de crecimiento óseo que surge como consecuencia de la deficiencia de vitamina D.

La enfermedad de Blount es un trastorno del hueso de la tibia que provoca un crecimiento anormal del mismo. En esos casos, se requiere de un tratamiento ortopédico especializado. Las piernas arqueadas también se pueden heredar.

5. Piernas en «x»

Las piernas en «x», o genu valgum, están presentes en casi todos los niños, pero en forma moderada. Aparece entre los 3 y los 6 años, ya que en esta etapa tiene lugar un proceso natural de alineamiento de las piernas.

Lo usual es que las piernas se enderecen por sí solas con el tiempo. Por eso, en muy raras ocasiones se necesita algún tratamiento. Si la «x» en las piernas es muy acentuada o persiste después de los 6 años, es necesario consultar con el médico al respecto.

¿Cómo diagnosticar estas condiciones?

La participación de los niños en investigaciones sanitarias: ¿es posible?
El pediatra realizará un examen físico para determinar la presencia de problemas ortopédicos.

El diagnóstico de los problemas ortopédicos comunes en bebés y niños, por lo general, se hace mediante un examen físico en el consultorio del pediatra. Solo en casos especiales se requiere de pruebas adicionales como radiografías, tomografía computarizada, ecografía, electromiografía o resonancia magnética.

Casi siempre el médico observará el miembro afectado y a veces le pedirá al niño que camine. En el caso de los pies planos, es posible que solicite andar en puntillas. En el caso de pie en puntillas, simplemente se observará la marcha natural del pequeño.

Los pies varos se diagnostican con la observación de la forma y el posicionamiento del pie. Para el caso de las piernas arqueadas, se examina la marcha y la pisada, y a veces se ordenan pruebas de imagen. Estas últimas son la principal vía diagnóstica para las piernas en «x».

La consulta pediátrica es la mejor opción

Los problemas ortopédicos comunes también comprenden otras afecciones que se presentan con relativa frecuencia, como los pies «hacia afuera», los pies talos o «hacia arriba», o los pies zambos, que son similares a los varos, pero rígidos.

Por todo lo expuesto, es importante observar en detalle la evolución de la marcha en los niños. Si hay alguna duda, lo indicado es consultar con el pediatra para que evalúe la situación. En este, como en tantos otros casos, la detección y atención temprana puede ser crucial.

Te podría interesar...
Fisioterapia infantil y sus ventajas
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Fisioterapia infantil y sus ventajas

La fisioterapia infantil es una práctica con muchos beneficios. Esta le permitirá al niño tener un desarrollo y un nivel funcional óptimos.



  • Abril, J. C., Bonilla, P., & Miranda, C. (2014). Problemas ortopédicos en el recién nacido. PediatríaIntegral, 375.
  • Insuga, V. S., Vinués, B. M., del Pozo, R. L., Moreno, M. R., González, M. M., Ruiz, R. C., & Carmen, C. M. (2018, April). ¿Caminan de manera diferente los niños con trastorno por déficit de atención hiperactividad (TDAH)? Relación entre marcha de puntillas idiopática y TDAH. In Anales de Pediatría (Vol. 88, No. 4, pp. 191-195). Elsevier Doyma.
  • Silva Yepes, E. A., & de Lili, F. V. (2009). Problemas ortopédicos comunes en niños.