5 recetas de helados caseros que les encantarán a los niños

Los helados caseros son deliciosos y saludables. A los niños puede fascinarles tanto hacerlos como comerlos. Aprovecha la oportunidad que te brindan para que coman más frutas.
5 recetas de helados caseros que les encantarán a los niños

Escrito por Thady Carabaño, 11 diciembre, 2018

Última actualización: 10 abril, 2021

Cremosos y dulces, los helados son preferidos por chicos y grandes a cualquier hora del día. ¿Sabías que puedes preparar helados deliciosos y nutritivos en casa? Continúa con nosotros y conoc 5 recetas de helados caseros que les encantarán a los niños y a los no tan niños.

El helado es un postre congelado hecho de agua, leche o crema de leche, edulcorantes o azúcar. Se pueden incorporar frutas, chocolate, café, galletas, huevos… ¡La lista es casi infinita! Constituyen una buena opción para una merienda o postre, ya que los niños pueden participar en la selección de sabores y en su preparación. Además de que son ideales para refrescarlos en los días en que el calor arrecia.

En el caso de los niños con problemas de intolerancia a la lactosa, es necesario sustituir la leche por agua, por lo cual se consideran sorbetes. No esperes más y experimenta con las recetas que te presentamos a continuación.

1. Helado de menta y chocolate

Helado de menta y chocolate.

Una mezcla deliciosa que podrás preparar en casa. Si lo deseas, experimenta con otros sabores utilizando estos como base.

Ingredientes

  • 100 gramos de chips de chocolate o chocolate negro rallado.
  • 125 mililitros de crema de leche o nata líquida.
  • 3 tazas de leche.
  • 150 gramos de azúcar.
  • 6 huevos.
  • Hojas de menta.

Preparación

  • Vierte la leche y la nata en una olla mediana y caliéntala a fuego medio.
  • Remueve hasta que hierva.
  • Separa las yemas de las claras. Resérvalas.
  • En un cazo, bate las claras a punto de nieve, añade las yemas y el azúcar, y bate hasta que espesen.
  • Incluye la mezcla de leche y nata removiendo constantemente hasta que esté homogénea y coloca todo a fuego lento.
  • Mientras, pica o tritura las hojas de menta. Agrega la mezcla y remueve. Deja que cueza durante unos 5 minutos.
  • Deja enfriar la preparación y luego añade los chips o la ralladura de chocolate. Mezcla suavemente.
  • Coloca la mezcla en un molde metálico (preferiblemente tapado) en el congelador.
  • Remueve cada 30 minutos durante 3 horas. ¡Y a comer!

2. Paleta de cinco colores, una de las mejores recetas de helados caseros

Esta es nuestra favorita entre las recetas de helados caseros. Es saludable  y no lleva azúcar ni grasa. La idea es que los niños puedan disfrutar del sabor natural de las frutas con una paleta o un polo multicolor.

Ingredientes

  • 250 gramos de fresas.
  • 2 kiwis.
  • 1 banana.
  • 1 mango mediano.
  • ½  piña grande.
  • 1 yogur.
  • 1 cucharada de chocolate en polvo.

Preparación

  • Procesa cada porción de fruta en la licuadora por separado.
  • Mezcla la piña batida con el yogur y resérvala.
  • Agrega el chocolate a la banana  y remueve.
  • Coloca 5 vasos de plástico en el congelador y añade la mezcla de banana y chocolate. Deja enfriar durante media hora.
  • Cuando se endurezca, agrega otra pulpa y la paleta de helados. Déjala endurecer y continúa este proceso hasta que obtengas una paleta de colores y sabores distintos. Seguro que tus niños lo adorarán.

3. Helado de yogur y arándanos

Tres helados de frutas caseros

El arándano es una gran fuente de vitamina C, como señala este estudio publicado en la revista Agroindustrial Science. Rectifica el azúcar añadido y la dulzura del yogur. También puedes agregar un poco de mermelada de arándanos en el fondo del molde.

Ingredientes

  • 300 gramos de arándanos.
  • 300 mililitros de yogur de vainilla.
  • 5 cucharadas de azúcar.

Preparación

  • Licua los arándanos y el azúcar y añade el yogur.
  • Vierte la mezcla en vasosde  plásticos pequeños o en cubetas para hacer hielo.
  • Incorpora una paleta y llévalos al congelador hasta que endurezcan.

4. Helado cremoso de piña y mango, otras de las recetas de helados caseros

La piña y el mango son una fuente maravillosa de fibra, vitaminas C, B1, B6, ácido fólico y minerales. Aunque estas recetas para helados caseros incorporan leche y azúcar a tu dieta, puedes hacer una versión con menos calorías si sustituyes la leche condensada por un yogur griego o por leche de coco.

Ingredientes

  • 300 mililitros de leche condensada.
  • 1 taza de piña y mango en tajadas.
  • 2 tazas de crema de leche para batir.
  • 1 huevo.

Preparación

  • Pon a enfriar la crema de leche con anterioridad y luego bátela hasta que tome cuerpo.
  • Tritura la fruta bien fina, mézclala con la leche condensada y unos minutos después incorpora la crema batida.
  • Vierte la preparación en un molde metálico con tapa y ponlo en el congelador durante 6 horas.
  • Si cada 30 o 60 minutos bates la mezcla, obtendrás una textura más cremosa.
  • Sirve en copas con galletas dulces.

5. Helado de aguacate y banana

Niños compartiendo uno de los helados caseros.

¡Atrévete! Esta receta tiene un extraordinario aporte de grasas saludables para el organismo, además de favorecer la hidratación de la piel y el cabello.

El consumo de aguacate favorece la disminución de los niveles colesterol y los triglicéridos en sangre. Y así lo evidencia esta investigación publicada en Medicina Interna de México. Asimismo, puedes sustituir la nata líquida por leche de coco para obtener una versión sin lácteos.

Ingredientes

  • 1 aguacate.
  • 1 banana o plátano.
  • 3 cucharadas de azúcar.
  • 1 taza de nata líquida.
  • Zumo de medio limón.

Preparación

  • Pasa la pulpa del aguacate y del plátano por la licuadora con la nata y el azúcar.
  • Incorpora el zumo de limón para evitar  que la mezcla se oscurezca.
  • Vierte la preparación en un molde metálico y déjala endurecer en la nevera. ¡Ya verás cómo los niños lo adoran!

En definitiva, lo bueno de hacer recetas de helados caseros es que puedes controlar la proporción de azúcar y grasas que consumen tus hijos. Enséñales a valorar los sabores naturales y verás cómo crecen sanos y fuertes.

Te podría interesar...
Ya existe el helado que no se derrite
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Ya existe el helado que no se derrite

Para esas personas que aman prolongar el placer, ha llegado desde Oriente el helado que no se derrite. No importa la temperatura del ambiente.