5 soluciones para limpiar sin productos químicos

Carolina Betancourth·
05 Mayo, 2021
Muchas personas se han animado a utilizar elementos naturales para realizar la limpieza de su hogar de una manera más amigable con el medioambiente.

En los últimos años, la tendencia de limpiar sin productos químicos convencionales se ha hecho cada vez más popular a nivel mundial. Así, muchos han podido comprobar que pueden recurrir a diversos elementos para conseguir una buena limpieza y también un aroma agradable en el ambiente. ¿Ya has probado alguno?

Las siguientes preparaciones que vamos a compartirte ayudan a limpiar, abrillantar, desinfectar y (en algunos casos) desodorizar superficies y muebles, por lo que puedes aprovecharlas siempre que quieras para lograr esa “limpieza de primavera”  o “limpieza de fondo” que hace que un hogar sea más agradable y saludable. ¿Listo para conocerlas? ¡Vamos a ello entonces sin más demora!

1. Limpiar pisos y encimeras sin productos químicos

Limpiar la encimera de la cocina

Por un lado, los pisos y las encimeras de la cocina suelen acumular suciedad y una gran cantidad de gérmenes que pueden resultar perjudiciales cuando se acumulan en exceso y entran en contacto con nosotros.

Para su desinfección, combinaremos las propiedades antibacterianas de ingredientes como el bicarbonato de sodio y el vinagre que, entre otras cosas, también ayudan a blanquear y abrillantar superficies.

Ingredientes

  • ½ taza de vinagre blanco (125 ml).
  • ½ taza de agua (125 ml).
  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (20 g).
  • 1 cucharadita de aceite esencial de pino (5 ml).

Preparación

  • Para empezar, en un recipiente limpio, introduce todos los ingredientes y remuévelos para que se integren bien.
  • Cuando esté listo el producto, rocíalo sobre las superficies que quieras limpiar, déjalo actuar unos segundos y frota con un paño, esponja o cepillo.

Descubre: Conoce los diversos tipos de vinagres y para qué sirven

2. Azulejos del baño y ducha

Los azulejos del baño y la ducha acumulan suciedad y moho porque están constantemente expuestos a un ambiente húmedo que facilita su crecimiento. Una forma muy simple de desinfectarlo y dejarlo como nuevo es diluyendo un poco de bicarbonato de sodio en agua oxigenada. ¡Pruébalo!

Ingredientes

  • ¼ de taza de agua oxigenada (62 ml).
  • ½ taza de bicarbonato de sodio (125 g).
  • 1 cucharada de jabón líquido (10 g).

Preparación

  • En primer lugar, vierte el bicarbonato de sodio en el agua oxigenada y agrega el jabón líquido.
  • Tras mezclar todo muy bien, toma la cantidad necesaria y frótala sobre las superficies que desees limpiar con la ayuda de una esponja.
  • Por otro lado, si la suciedad es difícil de sacar, aplica el producto y déjalo actuar unos 10 minutos.
  • Finalmente, enjuaga con suficiente agua y verás la diferencia en tus azulejos.

3. Ventanas

Limpiar sin productos químicos las ventanas del hogar.

Aunque los limpiavidrios comerciales son muy efectivos, pueden reemplazarse por otras opciones más ecoamigables. Una sencilla forma de hacerlo es frotando los cristales con un poco de agua y papel de periódico (en vez de un trapo o una mopa).

Si esta solución no sirve porque el vidrio está demasiado manchado, también se puede probar lo siguiente:

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g).
  • ½ vaso de agua (100 ml).
  • 1 frasco con atomizador.

Preparación

  • En primer lugar, vierte el bicarbonato de sodio en el medio vaso de agua y ponlo en el frasco con atomizador.
  • Finalmente, esparce el líquido sobre el vidrio y luego frótalo con un paño suave o una hoja de periódico seca.

Nota: otra opción es diluir un poco de vinagre blanco en un litro de agua y usarlo con el papel periódico para quitar la suciedad.

4. Vajilla

Por otro lado, para remover la suciedad y los excesos de alimentos de la vajilla existen varias alternativas. En este caso, queremos compartir una con limón, que es uno de los mejores ingredientes para desinfectar, blanquear y cortar la grasa.

Ingredientes

  • 1 limón.
  • 3 litros de agua.
  • ½ taza de vinagre blanco (125 ml).
  • 3 cucharadas de jabón blanco biodegradable (30 g).

Preparación

  • En primer lugar, ralla las tres cucharadas de jabón y disuélvelas en los tres litros de agua.
  • Por otro lado, añade la media taza del vinagre blanco y después el zumo de limón.
  • Finalmente, mezcla bien todos los ingredientes y usa el producto para lavar platos, ollas y otros elementos de la cocina.

No olvides leer: Cómo elaborar un lavavajillas casero y ecológico

5. Refrigerador

Métodos ecológicos para limpiar y desinfectar el refrigerador

Para evitar la contaminación cruzada y los malos olores dentro del refrigerador es muy conveniente darle una limpieza general de forma ocasional.

Para desinfectarlo, y remover esos restos de alimentos que suele tener adheridos, tan solo hay que aprovechar las cualidades del bicarbonato de sodio.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (20 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  • En primer lugar, disuelve las dos cucharadas soperas de bicarbonato de sodio en la media taza de agua y usa este producto para limpiar la parte interna y externa del refrigerador.
  • Después, déjalo actuar unos 10 minutos y luego frótalo con un paño húmedo.
  • Finalmente, si deseas prevenir los malos olores, le puedes poner dentro unos cuantos granos de café o rodajas de limón.

Prueba estas recetas con las cantidades indicadas y descubre lo fácil que puede ser limpiar con ellas tu hogar. A su vez, ten siempre en cuenta que no debes, bajo ninguna circunstancia, modificar significativamente las mezclas que contengan bicarbonato de sodio, pues pueden resultar demasiado abrasivas.

Finalmente, recuerda que jamás debes mezclar varios productos de limpieza a la vez (como lejía y amoníaco), o lejía y bicarbonato, pues crean reacciones que pueden resultar en gases tóxicos. ¡Ojo con eso!

  • Bolaños Alfaro JD. Convivencia limpia en casa: Un programa ambiental que va más allá del reciclaje.  Universidad de Costa Rica 2008;9(16)
  • Monlau PF. Nociones de higiene doméstica y gobierno de la casa.