7 consejos para tratar el tic nervioso en el ojo

¿Has sentido alguna vez un movimiento involuntario en tus párpados? Te contamos más sobre los tics nerviosos en los ojos y su posible tratamiento.
7 consejos para tratar el tic nervioso en el ojo
Bernardo Peña

Escrito y verificado por el psicólogo Bernardo Peña.

Última actualización: 17 enero, 2023

Si tus párpados tiemblan o se cierran involuntariamente, puede ser que tengas un tic. Se trata de un temblor que muchas veces viene acompañado de problemas de visión o sensibilidad a la luz y puede darse de forma repetitiva o aislada. Sin embargo, te daremos algunos consejos para tratar un tic nervioso en el ojo.

Los tics nerviosos son temblores muy finos de los músculos que pueden aparecer por múltiples causas. Cualquier músculo estriado puede verse afectado y su intensidad es variable. A pesar de que aparecen en cualquier momento, suelen ser tan leves que pasan desapercibidos por terceros.

Si el tic no es grave, se puede mejorar o incluso puede llegar a desaparecer con algunas medidas sencillas. A continuación, explicaremos más sobre esta particularidad del cuerpo denominada científicamente como mioquimia de párpados.

Causas del tic nervioso en el ojo

En primer lugar, es importante tratar de identificar la causa de este suceso. Para ello, será fundamental acudir a un oftalmólogo para descartar cualquier enfermedad crónica. Sin embargo, no tienen una causa específica en la mayoría de los casos.

Los tics comúnmente aparecen, se quitan o se modifican con el paso del tiempo El tic nervioso en el ojo puede desencadenarse por distintos factores, desde situaciones cotidianas hasta traumatismos.

Mujer con estrés

No se conocen del todo las causas o los mecanismos detrás de la mioquimia. Aun así, los expertos han encontrado que es muy común en los siguientes contextos:

  • estrés;
  • falta de sueño;
  • cansancio visual;
  • consumo o abuso de sustancias tóxicas como el alcohol;
  • consumo excesivo de tabaco y cafeína;
  • fatiga;
  • ejercicio extremo (o cualquier esfuerzo físico importante);
  • ansiedad;

Ciertas deficiencias nutricionales (como la falta de magnesio, potasio y calcio, vitamina B12), alergias y enfermedades como el síndrome de Sjögren pueden encontrarse también en el origen. Aunque es poco frecuente, la ingesta de algunos medicamentos como el topiramato, la clozapina yla flunarizina lo pueden desencadenar.

Por otro lado, estudios recientes han reportado episodios de este tipo derivados del acto de la deglución. Se trata de un tipo de sincinesia del nervio facial, uno que se genera por los movimientos de lengua. Si bien es poco común, se debe considerar cuando los anteriores catalizadores no explican el problema.

Los expertos han determinado que la mayoría de los casos, incluso los crónicos, son de naturaleza benigna. Aun así, cuando desbordar al área ocular puede ser un síntoma de una patología importante. Por ejemplo, se ha reportado que puede ser un síntoma de esclerosis múltiple o de una enfermedad subyacente del tronco encefálico.

Aunque la mioquimia de párpados es la explicación más común de los tics en el ojo, también existen otras condiciones paralelas. Los síntomas se pueden corresponder con blefaroespasmo esencial benigno y espasmo hemifacial. En todo caso, la causa real solo la puede determinar un médico.

Síntomas de alarma

Si además de tener los espasmos involuntarios experimentas mareos o visión borrosa, debes ir al médico cuanto antes, ya que esto podría ser señal de un problema más grave. Otros síntomas considerables que demandan atención profesional inmediata son:

  • párpados caídos;
  • dolor de cabeza;
  • parpadeo muy lento;
  • duración de semanas o hasta meses;
  • flujo inusual en el ojo;
  • irritación e hinchazón en los ojos.


7 consejos para aliviar un tic nervioso en el ojo

Cuando los tics tienen un origen emocional, es una posibilidad optar por tratamientos naturales, siempre y cuando el profesional los apruebe y recomiende. Puede ser el caso de ejercicios terapéuticos, cambios en la alimentación o realizar alguna actividad física.

Es posible que tu problema sea pasajero y que no requiera de una receta de psicofármacos. En tal caso, puedes seguir los siguientes consejos para tratar el tic nervioso en el ojo.

1. Abre y cierra con fuerza los ojos

Para empezar, pon fuerza al parpadear. Cierra los ojos lo más fuerte que puedas, mantén por 30 segundos y después ábrelos con la misma intensidad. El ojo generará un lagrimeo que te ayudará a hidratar, lo que podría aliviar la sequedad que es un posible factor causante del tic.

De manera anecdótica, se recomienda el uso de agua tónica para su tratamiento. Supuestamente, un compuesto de esta, la quinina, es responsable de la mejoría de los espasmo. Lo cierto es que los científicos desaconsejan su uso, esto debido al riesgo potencial y los efectos secundarios que derivan en este sentido. No existe evidencia que respalde su aplicación, así que evita apostar por ella.

2. Masajea el ojo

Mujer estresada frente al ordenador haciéndose un masaje en los ojos.
Antes de llevarte las manos a la cara, lo ideal sería que te las lavaras bien con agua y jabón.

Otro de los consejos para calmar un tic nervioso en el ojo es tocarse la cara o los ojos. Para hacerlo, con ayuda de las yemas de los dedos, realiza movimientos circulares en los párpados durante 20 segundos. 

3. Pestañea

Algo tan sencillo como pestañear varias veces seguidas puede disminuir las molestias causadas por el tic en el ojo. Con esta sencilla acción, podrás lubricar el ojo naturalmente. Pestañear con rapidez también puede ser otro de los consejos para calmar el tic nervioso en el ojo. 

4. Evita las situaciones estresantes

El estrés y la ansiedad también pueden causar el tic en el ojo. Para evitar estos problemas, es necesario tomar un descanso de todas esas situaciones que alteran los nervios. Intenta tomarte las cosas con calma y, si lo consideras necesario, también puedes buscar ayuda profesional.

5. Descansa y aliméntate de forma adecuada

La manera en que llevas tus días es clave para los espasmos. Las publicaciones médicas a las que se hizo referencia antes hablan de la falta de sueño o del mal descanso como causante del tic en el ojo.

Para evitar este problema, no olvides dormir por lo menos ocho horas diarias. Además, como la alimentación y el bienestar integral están sumamente relacionados, también es positivo llevar una dieta equilibrada y beber suficiente agua.

6. Evita la cafeína, el alcohol y el tabaco

Otro de los consejos que puedes seguir para aliviar un tic nervioso en el ojo es evitar los excesos. La cafeína, el alcohol y el tabaco tienden a causar múltiples daños en todo el organismo cuando se consumen de forma excesiva.

En este sentido, disminuir o evitar todas estas sustancias podría ayudar a aliviar el problema. A su vez, aumentar la cantidad de ejercicio diario puede ayudar a mejorar la salud general del sistema nervioso y a combatir los tics. Esto, por supuesto, sin derivar en el entrenamiento excesivo.

7. Gotas o compresas frías

Mujer aplicándose Brimonidina

Si sientes los ojos secos, consulta a un especialista para que te recete unas gotas o un gel especial para hidratar. También puedes seguir recetas de la medicina tradicional y hacerlo de forma casera y aplicar compresa.



Tic nervioso en el ojo: mantén a tu oculista al tanto

En conclusión, si presentas alguno de los síntomas anteriores, uno de los mejores consejos para un tic nervioso en el ojo es acudir a un especialista para prevenir daños mayores. Evita autodiagnosticarte y no recurras a la automedicación.

Recuerda que este artículo es solo una guía para que intentes mejorar el problema de una forma natural y sencilla, pero siempre debes contar con la aprobación y supervisión de un profesional.

Te podría interesar...
7 razones que explican por qué nos dan los tics oculares
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 razones que explican por qué nos dan los tics oculares

Los tics oculares son más comunes de lo que crees. ¿Qué los ocasiona? Descubre cuáles son los factores que influyen en su aparición.



  • Barmettler A, Dinkin MJ, Lelli GJ. Eyelid myokymia: not always benign. Orbit. 2011 Dec;30(6):289-90.
  • Banik R, Miller NR. Chronic myokymia limited to the eyelid is a benign condition. J Neuroophthalmol. 2004 Dec;24(4):290-2.
  • Moshirfar M, Somani SN, Shmunes KM, Ronquillo YC. Will Tonic Water Stop My Eyelid Twitching? Clin Ophthalmol. 2020 Mar 4;14:689-691.
  • Vuppala AD, Griepentrog GJ, Walsh RD. Swallow-Induced Eyelid Myokymia: A Novel Synkinesis Syndrome. Neuroophthalmology. 2019 Apr 1;44(2):108-110.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.