6 recetas deliciosas para sumar el amaranto a tu dieta

Te vamos a enseñar a sacarle el máximo partido al amaranto con una serie de recetas sencillas que vale la pena probar. Te encantarán.
6 recetas deliciosas para sumar el amaranto a tu dieta
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 06 agosto, 2022

El amaranto es un alimento que cuenta con una elevada cantidad de nutrientes esenciales de calidad en su interior. Por este motivo, sería positivo que apareciese en la dieta de manera regular. Para facilitarte la tarea, te vamos a presentar una serie de recetas en las que podrás incluir el comestible de manera sencilla, sacándole el máximo partido.

Por ello, a continuación, vamos a ofrecerte una serie de recetas con amaranto que vale la pena conocer. Prueba a incluirlas en la pauta de manera regular, beneficiarte de sus nutrientes y ponerle sabor a tus comidas.

1. Atole de amaranto

El atole de amaranto es una postre que se elabora con ingredientes ricos en vitaminas y minerales. Tiene un sabor muy agradable, pero debe consumirse con precaución, ya que también es bastante dulce. Sigue leyendo para conocer los ingredientes y cómo elaborarlo.

Tarta de arroz con leche.
Los postres deberían consumirse de manera esporádica debido a su gran aporte energético.

Ingredientes

Los ingredientes que vas a necesitar son:

  • 2 tazas de semillas de amaranto natural
  • 2 litros de leche
  • 1 rama de canela
  • 1 taza de azúcar al gusto

Preparación

  1. Coloca el amaranto con medio litro de leche en la licuadora.
  2. Tritura bien hasta que ambos ingredientes se integren y reserva para más adelante.
  3. Para continuar, calienta el resto de la leche con la canela y una vez que alcance el hervor, añade el licuado anterior.
  4. Cocina la mezcla durante unos 10 minutos a fuego medio, hasta que hierva. Remueve constantemente para que no se pegue.
  5. Para terminar, incorpora el azúcar y deja enfriar.



2. Atún con costra de amaranto

El atún es uno de los mejores pescados que se pueden incluir en la pauta. Cuenta en su interior con proteínas de alto valor biológico y con una dosis considerable de ácidos grasos de la serie omega-3.

Dichos elementos ayudan a controlar el estado de inflamación en el medio interno, lo que sirve para prevenir el desarrollo de muchas patologías crónicas y complejas. Así lo demuestra una investigación publicada en la revista Biochemical Society Transactions.

Ingredientes

En este caso, serán necesarios los siguientes ingredientes:

  • 1/4 de taza de semillas tostadas de ajonjolí
  • 1/4 de taza de salsa de soja
  • 3 cucharadas de vinagre de arroz
  • 1/2 taza de semillas de amaranto
  • 1 cucharada de ajonjolí negro
  • 4 filetes de atún
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación

  1. Para comenzar, licúa el ajonjolí con la soja y con el vinagre de arroz, reservando el resultado a continuación.
  2. Después, combina el amaranto y el ajonjolí negro en un plato y salpimenta los filetes de atún.
  3. Cúbrelos con la mezcla anterior hasta que estén bien rebozados.
  4. Fríelos en abundante aceite de oliva por ambas caras.
  5. Para finalizar, incorpora la salsa por encima.

3. Cubos de queso con amaranto

El queso es un alimento saludable y de calidad. Cuenta en su interior con proteínas muy digeribles y aporta también una dosis significativa de calcio. Dicho mineral será determinante de cara a mantener la estructura ósea en buen estado.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista The American Journal of Clinical Nutrition , es determinante la inclusión de lácteos en la dieta para evitar la osteoporosis a medio plazo.

Ingredientes

Los ingredientes necesarios en esta ocasión son:

  • 400 gramos de queso tipo manchego
  • 3 cucharadas de harina
  • 1 taza de amaranto
  • 1 huevo batido
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de miel de agave
  • 1/4 cucharadita de chile piquín
Receta fácil de Gougères o profiteroles de queso
Al hacer croquetas de queso, es mejor colocarlas durante un tiempo en el congelador antes de freírlas.

Preparación

  1. Corta el queso en cubos pequeños.
  2. Después, mezcla la harina con el amaranto en un plato y reboza el queso en huevo y en esta mezcla.
  3. Introduce los trozos en el congelador durante 2 horas.
  4. Después, calienta el aceite y fríe rápidamente los cubos para evitar que el queso se derrita.
  5. Solamente falta bañar con la miel y con el chile, y ya podrás servir.



Preparación

4. Muslos de pollo horneados con amaranto

El pollo es un comestible idóneo para aumentar el aporte de proteínas en la dieta. También, es una fuente óptima de minerales, por lo que ayudará a garantizar la eficiencia en la ejecución de los procesos fisiológicos internos.

Además, tiene pocas calorías, lo que permite su inclusión en el contexto de una dieta hipocalórica para perder peso.

Ingredientes

Si quieres preparar un exquisito pollo con amaranto, vas a necesitar:

  • 4 muslos de pollo sin piel
  • 1 huevo ligeramente batido
  • 1 taza de amaranto
  • 4 cucharadas de harina
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 jitomate rebanado
  • 2 calabacitas rebanadas
  • 2 zanahorias rebanadas
  • 1 lechuga limpia y en trozos
  • 2 rebanadas de jicama

Preparación

  1. En primer lugar, precalienta el horno a 180 grados centígrados.
  2. Después, mezcla el amaranto, la harina y la sal.
  3. Reboza los muslos en huevo y cúbrelos con la mezcla anterior para generar un rebozado.
  4. Acto seguido, dispón en una bandeja para horno engrasada y cocínalos tapados con papel de aluminio durante al menos 30 minutos.
  5. Una vez superado el tiempo, quita el papel de aluminio y continúa con la cocción durante otros 10 minutos. 

A la hora de servir, habrá que colocar los muslos en el plato y alrededor todos los vegetales. Gracias a ello, se garantiza también un elevado aporte de antioxidantes, algo que resulta necesario para evitar la formación de los radicales libres.

5. Trucha al horno con amaranto

Incluir pescados en la dieta de forma regular es fundamental. Los comestibles procedentes del mar suelen aportar pocas calorías y presentan un perfil lipídico muy adecuado.

De hecho, es buena alternativa priorizar su consumo frente al de los productos procedentes de animales terrestres. Podrían evitarse patologías crónicas por medio de dicha estrategia.

Ingredientes

Para sacarle el máximo partido a la trucha, vas a necesitar los siguientes ingredientes:

  • 4 truchas abiertas en forma de libro
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 taza de ramitas de tomillo
  • 1/2 taza de almendras fileteadas
  • Media taza de amaranto inflado
  • Limón en cuartos

Preparación

  1. Coloca las truchas boca arriba sobre un papel engrasado.
  2. Píntalas con aceite de oliva para después espolvorear sobre ellas las almendras y el amaranto.
  3. Coloca por encima las ramillas de tomillo y salpimenta al gusto.
  4. Hornea el pescado a 170 grados centígrados con calor por ambas caras y con el horno precalentado. A la hora de servir, bastará con acompañar con un poco de limón o con una ensalada.

6. Galletas de amaranto

Si quieres otra opción de dulce con amaranto, no puedes dejar de probar las galletas. Son fáciles de preparar y cuentan con unas excelentes características organolépticas.

Si bien no son adecuadas para el consumo diario, no pasará nada por incluirlas en la pauta de manera puntual. Son excelentes para un refrigerio o para tomar de postre.

Ingredientes

Los ingredientes necesarios son los siguientes:

  • 2 tazas de harina de trigo
  • 1/2 taza de harina de amaranto
  • 250 gramos de mantequilla
  • 2 huevos
  • 3/4 de taza de azúcar refinada
  • 1/2 taza de amaranto inflado
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Preparación

  1. Para empezar, precalienta el horno a 180 grados centígrados y engrasa un molde.
  2. Después, mezcla la mantequilla con el azúcar, incorpora un huevo entero, una yema y la vainilla.
  3. Cuando obtengas un resultado homogéneo, añade paulatinamente la harina de trigo y el amaranto. Será importante trabajar bien la masa para conseguir que quede uniforme.
  4. Incorpora el polvo para hornear junto con el amaranto inflado para que la preparación esté lista para el horneado. Pero antes de ello, cúbrela con papel de plástico y refrigérala durante al menos 30 minutos.
  5. Luego, extiende sobre una mesa con la ayuda de un rodillo y cortan galletas cuando sea lo suficientemente fina.
  6. El horneado durará 12 minutos a 180 grados centígrados.

Prepara recetas con amaranto

Como has podido comprobar, existen muchas alternativas para preparar recetas con amaranto de un modo sencillo y en poco tiempo. El resultado es muy bueno a nivel organoléptico y, también, puede aportar nutrientes de alta calidad necesarios para el organismo. Al fin y al cabo, este producto es excelente para sustituir a las harinas o a otras fuentes de carbohidratos. Cuenta con bastante fibra en su interior.

Para terminar, ten en cuenta que cuando el objetivo es mejorar el estado de salud no solo basta con cuidar la dieta. Hay que poner en marcha una serie de buenos hábitos en su conjunto. De entre todos ellos, destaca la necesidad de practicar ejercicio de manera regular, poniendo sobre todo el foco en el trabajo de fuerza. Así, se mantendrá controlada la inflamación en el medio interno.

Te podría interesar...
Las propiedades del amaranto
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Las propiedades del amaranto

El amaranto es uno de los cereales más ricos en hierro, calcio y proteínas. Además, junto con la quinoa, era considerado un "cereal sagrado".



    • Lampuré, A., Castetbon, K., Deglaire, A. et al. Associations between liking for fat, sweet or salt and obesity risk in French adults: a prospective cohort study. Int J Behav Nutr Phys Act 13, 74 (2016). https://doi.org/10.1186/s12966-016-0406-6.
  • Calder P. C. (2017). Omega-3 fatty acids and inflammatory processes: from molecules to man. Biochemical Society transactions45(5), 1105–1115. https://doi.org/10.1042/BST20160474
  • Recker, R. R., & Heaney, R. P. (1985). The effect of milk supplements on calcium metabolism, bone metabolism and calcium balance. The American journal of clinical nutrition41(2), 254–263. https://doi.org/10.1093/ajcn/41.2.254

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.