9 alimentos que no debes consumir en la noche

No elegir bien lo que se come por la noche puede influir en la calidad del sueño e, incluso, provocar reflujo y otras molestias digestivas. Te contamos cuáles son los alimentos que debes evitar a esta hora del día.
9 alimentos que no debes consumir en la noche
Karla Henríquez

Revisado y aprobado por la médica Karla Henríquez.

Última actualización: 21 septiembre, 2022

La cena es una de las comidas principales del día, por lo tanto, lo ideal no es eliminarla ni reemplazarla con dietas poco saludables. Además, si no quieres sentirte más pesado, y que esto afecte tu salud, hay ciertos alimentos que no debes consumir en la noche.

Aunque es cierto que esta comida debe ser más ligera que los demás platos, su consumo incide en muchos procesos que realiza el cuerpo durante el periodo de descanso. A continuación, te contamos qué alimentos debes evitar justo antes de acostarte. ¡Toma nota!

9 alimentos que no debes consumir en la noche

Los nutrientes que se obtienen en la noche influyen en la calidad de sueño, la digestión y la energía física y mental del día siguiente.

Sin embargo, a veces resulta difícil y confuso escoger los alimentos adecuados para evitar que el cuerpo se sobrecargue, aparezcan algunos malestares o incluso problemas para dormir.

La cena puede ser una de las comidas diarias que más preocupaciones suscitan. Quizás por el cansancio acumulado, la falta de ideas o las pocas ganas y tiempo de ponerse a cocinar. Pero también por la cantidad de mitos que existen acerca de lo que se puede y no se puede comer en la noche.

Como pasa muchas veces en los temas relacionados con la alimentación, es difícil dar consejos que sirvan para todo el mundo. Los alimentos más adecuados para la noche y los que se deberían evitar, dependen mucho de cada persona.

¿Cómo evitar esta situación y las posibles confusiones? A continuación conocemos más sobre esos alimentos que no son recomendados para la dieta nocturna. ¡Descúbrelos!

1. Pasta

La pasta es uno de los alimentos más citados entre los que no se deberían consumir en la noche. Esto se deriva de la idea que al ir a dormir tras comer carbohidratos, sin hacer ejercicio, estos van a convertirse en grasa.

Pero esta idea en realidad es uno de los mitos más extendidos sobre nutrición y sobrepeso. Como ya hemos mencionado, esto puede variar según el metabolismo y la situación de cada persona. Y según el tipo de carbohidratos que se ingieran. Incluso existen algunos estudios que desmienten esta creencia.

Lo que sí que se puede afirmar es que comer un gran plato de pasta por la noche puede causar una digestión más lenta y repercutir en una peor calidad del sueño. Sobre todo si se acompaña de salsas y otros ingredientes muy grasos.

Pasta
La pasta es un alimento alto en hidratos de carbono. Por eso, no es la opción más recomendable para una cena ligera.

Lee más sobre este tema ¿Es malo comer harinas por la noche?


2. Helado

Comer helado de postre durante la cena o para calmar los antojos nocturnos no es una buena opción. Tampoco aquellos elaborados lácteos como natillas, mousse o postres de chocolate.

Aunque son saciantes y deliciosos, estos pueden llegar a contener cantidades elevadas de grasas saturadas, azúcares y sustancias añadidas que, en exceso son perjudiciales en general.

3. Quesos: un grupo de alimentos que no debes consumir en la noche

El queso, y por supuesto los platos que lo contienen entre sus ingredientes, deberían evitarse tanto en la cena como antes de ir a la cama.

Aunque no son del todo dañinos, pueden ocasionar pesadez estomacal y problemas para dormir. Esto puede suceder con más facilidad si se eligen quesos curados o si las porciones son muy grandes.

Si se quieren integrar los quesos en la cena lo más recomendables es elegir queso fresco, cottage, feta o requesón.

4. Condimentos picantes

Las especias y salsas picantes tienen un sabor que le da un toque especial a los platos. Aunque no está mal comerlos de manera regular, es mejor optar por incluirlos en otras comidas distintas a la cena.

Según una revisión publicada en Current Medicinal Chemistry, los picantes causan irritación en la mucosa del estómago y aumentan la tendencia a sufrir agruras y digestiones pesadas. Por esto, su ingesta, antes de ir a la cama, podría producir reflujo ácido, ardor abdominal y dolor estomacal.

Condimentos picantes
Los condimentos picantes pueden conducir a problemas como el reflujo ácido. En consecuencia, el descanso resulta afectado.

5. Coliflor

Este vegetal crucífero se ha destacado como un alimento saludable y bajo en calorías. No obstante, a pesar de estas cualidades no se recomienda su consumo en la noche, puesto que algunas de sus propiedades aumentan la producción de gases.

Comerlo durante la cena, incluso varias horas antes de dormir, puede dificultar el proceso de digestión y aumentar la sensación de pesadez, lo que interfiere en el descanso.

Las personas más sensibles a la producción de gases deberían evitar otros alimentos más propensos como las legumbres, el brócoli, el repollo o algunas setas.

6. Chocolate negro

Las propiedades nutricionales del chocolate negro le han permitido posicionarse como un alimento saludable. Sin embargo, comerlo antes de dormir, inclusive si las porciones son moderadas, puede repercutir de forma negativa en la calidad del sueño.

En relación a esto, un estudio publicado en Cureus sugiere que este alimento contiene cafeína y teobromina, sustancias que estimulan el sistema nervioso y mantienen el cerebro activo por más tiempo.



7. Carnes rojas y embutidos

Ambos tipos de alimentos deberían formar parte de la dieta de manera puntual. Por lo tanto no res recomendable recurrir a los embutidos para cenar, aunque pueda parecer una opción ligera y saludable.

La carne roja también debería moderarse y ser una opción preferible durante el día. Esta puede ser más difícil de digerir que la carne blanca, el pescado, los huevos o el tofu. Y por lo tanto podría generar problemas para conciliar el sueño y dormir bien.

Según un estudio publicado en Aging and Disease, el consumo elevado de carne roja se asocia a un efecto negativo en la calidad y la duración del sueño, en los adultos mayores, aunque es difícil establecer los motivos.

Carnes rojas y embutidas
En general, una dieta variada y equilibrada debe limitar el consumo de carnes procesadas.

8. Comida rápida

Las cenas muy copiosas y que concentren un alto porcentaje de grasas requieren más tiempo para hacer la digestión. 

Tanto las pizzas, como las hamburguesas y otros tipos de platos preparados son un tipo de alimentos que no se deberían consumir en la noche. Pero tampoco son recomendables en general debido al tipo de grasas, las harinas refinadas y el exceso de sodio usados en su preparación.

9. Refrescos y bebidas con cafeína

El agua es la mejor bebida para hidratarse y la prioritaria en la cena y durante el día. Los refrescos contienen una gran cantidad de azúcares añadidos y algunos de ellos cafeína y otros estimulantes que podrían afectar la calidad del sueño.

En referencia al café, es una de las bebidas con más contenido de cafeína. Este compuesto puede interferir en la regulación de los ritmos circadianos y afectar la capacidad de dormir bien y descansar.

La tolerancia individual puede variar con la edad y con el hábito. Sin embargo como recomendación general sería preferible evitar el café por la noche.

¿Qué alimentos son recomendables antes de dormir?

Una cena saludable con alimentos nutritivos y que no afecte la digestión y el sueño es posible. Para ello se pueden tener en cuenta alguno de estos consejos:

  • Por norma general no es aconsejable saltarse ninguna comida ya que al final del día podrían faltar los nutrientes mínimos recomendados.
  • En cambio sí que es posible modificar los horarios. De hecho a la hora de la cena lo más recomendable es no hacerlo muy tarde y dejar pasar dos horas como mínimo antes de acostarse.
  • Por la noche las comidas pueden tener una composición parecida al almuerzo, si bien estas deben ser más ligeras.
  • Algunos de los alimentos que se pueden introducir son las verduras, las frutas, el pescado, los huevos, el tofu, los granos integrales, las legumbres o el yogur. Las porciones y la presentación pueden variar según la tolerancia de cada persona.
  • Las cocciones suaves (vapor, plancha, asado, hervido) deberán ser las preferidas para tener una buena digestión. También es aconsejable usar aceite de oliva y hierbas aromáticas para acompañar, evitando las salsas y aliños fuertes.

Observa tu tolerancia a los alimentos que no deberías consumir en la noche

Existen muchas afirmaciones alrededor de la cena, lo que es conveniente y lo que no. Y aunque es difícil hacer recomendaciones generales sí que existen unas pautas alimentarias más adecuadas para la última comida de la noche.

Es importante recordar que algunos alimentos no son adecuados en ningún momento del día y que deberíamos restringir su ingesta el máximo posible.

Por otro lado existen otros cuyas porciones deben moderarse para poder asegurar una buena digestión y descanso nocturnos. Asimismo hay que observar las propias reacciones y evitar todo aquello que nos siente mal.

Te podría interesar...
9 alimentos que puedes comer por la noche para tener un vientre plano
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
9 alimentos que puedes comer por la noche para tener un vientre plano

Descubre 9 alimentos que puedes comer por la noche para conseguir un vientre plano y disfrutar de una mejor salud cardiovascular.



  • Evans J, Richards JR, Battisti AS. Caffeine. [Updated 2021 Dec. 4]. In: StatePearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatePearls Publishing. 2022 Jan.
  • Jakubowicz, D., Barnea, M., Wainstein, J., & Froy, O. (2013). High Caloric intake at breakfast vs. dinner differentially influences weight loss of overweight and obese women. Obesity. http://doi.org/10.1002/oby.20460
  • Kumar Chattu V, Manzar D, et al. The global problem of insufficient sleep and its serious public health implications. Healthcare. Marzo 2019. 7 (1): 1.
  • Ladero, V., Fernández, M., Cuesta, I., & Alvarez, M. A. (2010). Quantitative detection and identification of tyramine-producing enterococci and lactobacilli in cheese by multiplex qPCR. Food Microbiology. http://doi.org/10.1016/j.fm.2010.05.026.
  • Lana, A., Struijk, E. A., Arias-Fernandez, L., Graciani, A., Mesas, A. E., Rodriguez-Artalejo, F., & Lopez-Garcia, E. (2019). Habitual meat consumption and changes in sleep duration and quality in older adults. Aging and Disease. https://doi.org/10.14336/AD.2018.0503.
  • Nisar, M., Mohammad, R. M., Arshad, A., Hashmi, I., Yousuf, S. M., & Baig, S. (2019). Influence of Dietary Intake on Sleeping Patterns of Medical Students. Cureus. https://doi.org/10.7759/cureus.4106
  • Pérez-Guisado, J. (2009). Importancia del momento en que se realiza la ingestión de los nutrientes. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de La Actividad Fisica y Del Deporte.
  • Schellack, G. (2012). Caffeine: the “good”, the “bad” and the “ugly.” Prof Nurs Today.
  • Sleep Foundation. Caffeine and sleep. Octubre 2021.
  • Sofer S, Eliraz A, et al. Greater weight loss and hormonal changes after 6 months diet with carbohydrates eaten mostly at dinner. Obesity. Octubre 2011. 19 (10).
  • Surdea Blaga T, Negrutiu D. E, et al. Food and gastroesophageal reflux disease. Current Medical Chemistry. 2019. 26 (19): 3497-3511.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.