7 beneficios que puedes disfrutar por tomar agua de pera

Carolina Betancourth·
26 Marzo, 2021
¿Sabías que el agua de pera, dentro de una dieta equilibrada, puede convertirse en una aliada que contribuya a la salud gracias a sus beneficios? Descubre por qué.

La pera es una de las frutas más refrescantes y dulces que ofrece la madre naturaleza. En esta línea, el agua de pera (un producto menos conocido que los zumos de frutas típicos de manzana o naranja) presenta beneficios para el organismo que quizás desconoces.

La forma tradicional de ingerirla es en su estado natural, o bien mediante la combinación con otras frutas y vegetales en un licuado. Sin embargo, teniendo en cuenta que algunas personas desconocen cuáles son sus beneficios para mejorar la salud, a continuación, te informamos en detalle y te damos también su receta. ¡Pruébala!

7 beneficios que puedes disfrutar por tomar agua de pera

Cesta con peras, una de las frutas que ayudan a hidratar el cuerpo

Antes de empezar a explicar los 7 beneficios que se obtendrían con el agua de pera, te presentamos un listado sobre las propiedades que tiene:

  • El agua de pera, gracias a su contenido en potasio, funcionaría como un aliado diurético y depurativo.
  • Además, tiene otros minerales como el magnesio y el fósforo.
  • También es una forma de disfrutar de su contenido de fibra y vitaminas del grupo B, C y E.

Dicho esto… ¿En qué aspectos te puede ayudar si la incluyes en una dieta equilibrada? ¡Toma nota!

1. Mejora la salud intestinal

Por su aporte de fibra dietética, su consumo regular favorece la salud intestinal. Asimismo, a nivel de colon, hay que destacar su efecto prebiótico, el cual también favorece la regeneración celular.

Por otra parte, un estudio realizado en 2017 por varios investigadores habla del potencial anticarcinógeno que presentan los alimentos con fibra. Es decir, ayudan a que las toxinas liberadas durante la digestión sean eliminadas sin dañar la mucosa intestinal.

Además, mejora el tránsito lento; evitando la acumulación de desechos y haciendo frente a otros problemas de carácter común, como el estreñimiento.

No olvides leer: Importancia de cuidar la flora intestinal para evitar problemas digestivos

2. Ayuda al sistema inmunitario, uno de los beneficios del agua de pera

Tener un sistema inmunitario fuerte contribuye a tener menos episodios de gripe u otras infecciones virales.

En esta línea, el agua de pera contiene vitamina C; la cual, según explica un artículo publicado en 2015 por la Revista Española de Nutrición Humana y Dietética, es esencial para mejorar las defensas y ayudar al organismo a reponerse ante estos tipos de afecciones.

3. Contribuye a la reducción del colesterol

Cada pieza mediana de pera proporciona hasta 2,3 gramos de fibra alimentaria soluble. Y, durante el proceso digestivo llevado a cabo en el intestino delgado, la fibra actúa enlenteciendo el tránsito y disminuyendo la absorción de lípidos. Además,  contribuye a disminuir el colesterol.

Por ello, consumir agua de pera con frecuencia puede aportar al sistema digestivo un factor preventivo ante determinados problemas, como los accidentes cardiovasculares o la diabetes. 

4. Es saciante

Algunas personas evitaron durante años esta fruta al pensar que sus azúcares naturales influían en el aumento de peso. Pero lo cierto es que, tal y como describe un artículo publicado por la Fundación Española de Nutrición (FEN), es un alimento con pocas calorías. De hecho, contiene 49 kilocalorías por cada 100 gramos.

Asimismo, debido a su contenido de fibra alimentaria, cuando alcanza el estómago produce un enlentecimiento del vaciado. De esta forma, prolongaría el tiempo en el que te sientes saciado por la comida.

5. Relaja los músculos, uno de los beneficios del agua de pera

La pera contiene hasta 130 miligramos de potasio por cada 100 gramos. Y, como bien indican los expertos en nutrición: por su capacidad para conducir la electricidad, el potasio juega un papel fundamental en la regulación de las contracciones musculares y la función cardiaca y digestiva.

En esta línea, su consumo equilibrado, gracias a alimentos como el agua de pera, puede ayudarte a prevenir calambres, problemas estomacales, debilidad o fatiga. Además, actúa como regulador del ritmo cardíaco y la presión sanguínea.

6. Previene el envejecimiento prematuro

La piel también se beneficia si consumes agua de pera. Según un artículo publicado por la Revista Chilena de nutrición, sus  antioxidantes pueden actuar contra el daño oxidativo de los radicales libres, principal causa del envejecimiento prematuro.

También participa en el aumento de la producción de colágeno gracias a su aporte de vitamina C. En esta línea, el colágeno es esencial a la hora de mantener la piel tersa y saludable.

7. Previene la diabetes tipo 2

Las antocianinas presentes en las peras reducen los niveles de azúcar en la sangre y el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas como la diabetes.

Asimismo, un estudio llevado a cabo por varias investigadoras de la Universidad Autónoma de Baja California determinó que, por su contenido en fibra, ayuda a regular los niveles glucosa en sangre.

¿Quieres conocer más? Lee: Los 7 consejos más eficaces para prevenir la diabetes

¿Cómo preparar agua de pera?

La preparación del agua de pera es sencilla y precisa de pocos ingredientes. Además, puedes consumirla como alternativa saludable para hidratarte; aprovechando sus beneficios si la incorporas a una dieta equilibrada y revisada por un nutricionista. 

¿Cómo preparar agua de pera?
Tanto el zumo como otras preparaciones con pera (aguas, infusiones, etc.) son deliciosas.

Ingredientes

  • 4 peras verdes.
  • El jugo de 2 limones.
  • 12 hojas de albahaca.
  • 2 tazas de agua (500 ml).

Preparación

  • Primero lava bien las peras y retírales el corazón, sin pelarlas.
  • Luego, agrégalas en el vaso de la licuadora junto al jugo de limón, la albahaca y el agua. Si quieres lo puedes endulzar, aunque te recomendamos evitar el azúcar.
  • Procesa la mezcla durante unos minutos y, por último, agrégale hielo al gusto.

Modo de consumo

Te aconsejamos que distribuyas el agua para dos o tres tomas al día, y entre comidas para favorecer la absorción de sus nutrientes.

Aprovecha los beneficios del agua de pera para la salud

Como has comprobado, los beneficios que se obtienen del consumo del agua de pera o en su forma natural son de lo más variados. En este sentido, está claro que un aporte equilibrado de productos naturales como este en la dieta puede ayudarte a mantenerte, tanto por fuera como por dentro, más sano.

Anímate a prepararla y consulta con un nutricionista ante cualquier tipo de duda. Él podrá asesorarte de la mejor forma para que aprendas a incluir esta deliciosa receta.

  • Coronado H, Marta, Vega y León, Salvador, Gutiérrez T, Rey, Vázquez F, Marcela, & Radilla V, Claudia. (2015). Antioxidantes: perspectiva actual para la salud humana. Revista chilena de nutrición42(2), 206-212. https://dx.doi.org/10.4067/S0717-75182015000200014
  • Fulgencio Vilcanqui-Pérez, Carlos Vílchez-Perales. (2017). Fibra dietaria: nuevas definiciones, propiedades funcionales y beneficios para la salud. RevisiónArchivos Latinoamericanos de Nutrición. Volumen 67, No. 2, Año 2017. Obtenible en: http://www.alanrevista.org/ediciones/2017/2/art-10/ Consultado el: 04/03/2020
  • Fundación Española de Nutrición (FEN). "Pera". Consultado en línea: https://www.fen.org.es/MercadoAlimentosFEN/pdfs/pera.pdf
  • Escudero Álvarez, E., & González Sánchez, P. (2006). La fibra dietética. Nutrición hospitalaria21, 61-72.
  • Martínez-Gamboa, M., & Sánchez-Díaz, M. de los R. (2015). Importancia de algunas frutas, verduras y hortalizas en la prevención de la diabetes mellitus tipo II / The Importance of some fruits and vegetables in the prevention of diabetes mellitus type II. RIDE Revista Iberoamericana Para La Investigación Y El Desarrollo Educativo3(6), 186 - 202. Recuperado a partir de https://www.ride.org.mx/index.php/RIDE/article/view/79
  • Nutri-facts. "Potasio". https://www.nutri-facts.org/en_US/home.html
  • Olagnero, G., Abad, A., Bendersky, S., Genevois, C., Granzella, L., & Montonati, M. (2007). Alimentos funcionales: fibra, prebióticos, probióticos y simbióticos. Diaeta25(121), 20-33.
  • San Mauro-Martín, Ismael, & Garicano-Vilar, Elena. (2015). Papel de la vitamina C y los β-glucanos sobre el sistema inmunitario: revisión. Revista Española de Nutrición Humana y Dietética19(4), 238-245. https://dx.doi.org/10.14306/renhyd.19.4.173