7 consejos que harán que te duermas más rápido

Una ducha antes de acostarte puede ser la opción ideal para que duermas bien, ya que te ayudará a relajarte y a eliminar las tensiones acumuladas durante el día.
7 consejos que harán que te duermas más rápido

Escrito por Lorena González, 15 octubre, 2016

Última actualización: 28 abril, 2021

Dormirse no siempre resulta sencillo. Si eres una de esas personas a las que les cuesta conciliar el sueño, no te preocupes. Te compartiremos algunos consejos que harán que te duermas mucho más rápido. Son sencillos y fácil de seguir y además, te ayudarán a crear un ritual de sueño adecuado. ¡Toma buena nota de ellos y notarás la diferencia desde el primer día!

1. Asegúrate de que nada te pueda interrumpir

Con estos consejos puede que te duermas mejor.
Hay muchas maneras de dormir mejor.

Este parece ser un consejo bastante obvio que, sin embargo, no lo es. Muchas personas se van a dormir, sin apagar una luz o poner el móvil en silencio por el típico “por si acaso”. Sin embargo, gracias a este y otros factores, terminan teniendo un sueño segmentado.

Se levantan a cada poco por un ruido (que puede ser desde una notificación hasta el perro del vecino ladrando, o los niños jugando alrededor), intentan volver a dormir y cuando ya pareciera que están llegando a la fase de sueño profundo, vuelven a despertarse.

Por todo ello, es conveniente que intentes reducir el número de interrupciones a la hora de dormir. Pon el teléfono en silencio, trata de completar un ritual de relajación adecuado, pide a las personas que conviven contigo que por favor no hagan demasiado ruido… o prueba usar antifaz y tapones hasta que te duermas, si así lo prefieres.

A la par de todo ello, sería ideal que mantuvieras alejados de la zona de descanso el móvil, la tablet, el ordenador y, en definitiva, cualquier dispositivo que pueda emitir alguna luz o sonido que pueda interrumpir el sueño.

Ten en cuenta que es muy difícil conciliar el sueño cuando tienes notificaciones que van iluminando la pantalla de tus dispositivos, y lo mismo es aplicable en el caso de la televisión. Si te gusta dormirte mientras ves series, quizá no descanses bien.

2. No hagas cenas pesadas

Conciliar el sueño con el estómago demasiado lleno es mucho más complicado, según revelan diversos estudios. Por ello, lo mejor será que cenes ligero y evites los excesos. Lo más recomendable es que hagas una comida ligera y huyas de los alimentos ricos en proteínas, grasas y harinas puesto que dificultarán que te quedes dormido.

Todo ello hará que no descanses, por lo que lo mejor será intentar moderar las raciones de tu cena. Un truco sencillo que sentará bien a tu organismo y con el que notarás las diferencias de manera rápida. Conciliar el sueño ya no será misión imposible.

3. No te tortures, busca soluciones

Otro de los consejos que harán que te duermas más rápido consiste en levantarte de la cama si en unos 30 minutos no has logrado conciliar el sueño.

En vez de obligarte a quedarte en la cama y dormir, es mejor que te levantes y realices alguna actividad que te ayude a relajarte, como leer un libro, escuchar una meditación guiada, hacer unos cuantos estiramientos o incluso algo de yoga.

Cuando se entra en un estado que roza la ansiedad porque no se ha sido capaz de conciliar el sueño pasado un tiempo, lo mejor que se puede hacer es salir de la cama y buscar alternativas que te ayuden a despejar la mente y prepararte para dormir.

4. Escucha música relajante

Escuchar música puede ayudarte a que te duermas. Por ello, si te cuesta mucho quedarte dormido, busca una lista de reproducción de música relajante o incluso mantras cantados que te ayuden a relajarte tanto física como mentalmente y así, conciliar el sueño con mayor facilidad.

En internet podrás encontrar un sinfín de opciones que podrán ayudarte. Desde listas de reproducción de sonidos de la naturaleza, temas al estilo New Age, música clásica, hasta diversas pistas de ASMR. También hay quienes se animan a probar con audiolibros de temas sencillos o directamente relacionados con la relajación, el sueño o el slow living.

Selecciona una opción que te agrade y haz la prueba. 

Lee: ¿Qué es el ruido blanco y cómo te puede ayudar a dormir?

5. Toma un baño relajante antes de ir a dormir

Algo tan sencillo como darse una ducha con agua tibia antes de acostarte te hará sentir mucho más relajado a la hora de ir a la cama.

Por ende, disfruta de ese momento y acompáñalo con pequeñas acciones (como beber media taza de manzanilla, ir bajando las luces del hogar poco a poco, ponerte un pijama limpio y suave, y reducir el uso de dispositivos electrónicos). La suma de todo esto es lo que te ayudará a dormir.

Si lo deseas, puedes tener un gel de ducha especialmente para esa ducha nocturna, que tenga un aroma relajante, como puede ser el de lavanda. Otra opción sería tener un difusor de aceites esenciales y colocarlo un ratito antes de irte a la cama.

6. Ponte lo más cómodo posible

Trucos para dormir rápido o para que te duermas.
Lo importante es estar dispuesto/a a hacer cambios.

Aunque esto también pueda parecer algo obvio, lo cierto es que no todo el mundo lleva la ropa más cómoda para dormir. Olvídate de las prendas ajustadas que no dejan que te muevas, porque al sentirte incómoda, impedirán que concilies el sueño de manera inmediata.

Lo mejor será que uses un pijama holgado para que te duermas sin problema. En el caso de que no tengas reparos en dormir sin ropa, no lo dudes y apuesta por ello. Con ropa cómoda o sin ella pero no optes por ropa ceñida o que pueda causarte algún tipo de incomodidad, por muy leve que sea.

¿Quieres conocer más? Lee: Remedios naturales para conciliar el sueño

7. Crea el clima ideal para dormir

Tienes que tener unas condiciones adecuadas para poder dormir bien. Si estás en una habitación en la que hace demasiado frío o calor, probablemente estos factores te impidan conciliar el sueño de manera adecuada. Por ello, entre nuestros consejos que harán que te duermas más rápido está que busques el clima perfecto en tu lugar de descanso.

Por supuesto, no solo se trata de cuidar la temperatura. También debes velar porque el espacio esté limpio, bien ventilado (a diario), con la menor cantidad de luz y ruido posible. Por otro lado, elige una almohada y un colchón que te ayuden a cuidar tu postura y te inviten al descanso.

¿Qué te han parecido nuestros consejos que te harán dormir más rápido? Esperamos que esta noche concilies el sueño en un pispás y que mañana por la mañana te levantes renovado.

Te podría interesar...
¿Cómo es la cena ideal para dormir bien?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo es la cena ideal para dormir bien?

La cena ideal para dormir bien debería ser ligera y sencilla, y tomarse unas dos horas antes de ir a dormir. Sigue estos consejos y dormirás mejor.