7 cosas que debes evitar hacer en ayunas

Carolina Betancourth·
28 Abril, 2021
Aunque muchos acostumbramos a hacerlo y nos pueda parecer una práctica inofensiva, consumir café en ayunas, aunque sea descafeinado, puede favorecer la aparición de reflujo y acidez estomacal.

La forma en la que empezamos el día nos puede ayudar a mantener la sensación de energía y vitalidad a lo largo de la jornada. Por ello, resulta muy importante no permanecer en ayunas demasiado tiempo.

Sin embargo, en ocasiones adoptamos hábitos que, lejos de brindarnos beneficios, nos pueden causar efectos indeseados, tanto física como emocionalmente.

Si bien muchas de estas prácticas son parte de nuestra rutina, o bien, parecen “inofensivas”, en realidad, con el tiempo pueden afectar a nuestro bienestar. Por esta razón, hoy queremos hablar sobre esas 7 cosas que, por salud, es mejor evitar en ayunas.

1. Consumir antiinflamatorios en ayunas

No debes consumir antiinflamatorios en ayunas.

Medicamentos como la aspirina, el paracetamol y, en general, los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), no deben ingerirse con el estómago vacío, puesto que, al hacerlo, se pueden desencadenar molestias digestivas severas.

Sus compuestos pueden causar un desequilibrio inflamatorio en el revestimiento del estómago y, en casos graves, producen sangrado gástrico.

Recomendaciones

  • Para minimizar los efectos negativos de los AINE se aconseja consumirlos con un vaso de leche, o bien después de una comida o merienda, como indica el Vademecum.
  • Si no tienes leche a la mano, tómalos con abundante agua.

Descubre: Diferencias entre la leche pasteurizada y la leche UHT

2. Beber café

Hay quienes tienen la costumbre de “recargarse” a primera hora de día con una taza de café, sin saber sus posibles efectos secundarios.

Aunque no podemos negar que es una bebida energizante, con muchos nutrientes y beneficios, su toma en ayunas puede resultar perjudicial, pues inhibe la producción de cortisol, la hormona que nos pone (y mantiene) alertas. Así lo señala un estudio publicado en la revista Psychosomatic Medicine.

Por otra parte, incluso en sus presentaciones descafeinadas, aumenta la producción de ácido en el estómago y puede producir ardor y reflujo.

Recomendaciones

  • Si no puedes dejar de tomar café al despertarte por la mañana, consúmelo con crema o leche. La materia grasa de estos ingredientes minimiza los efectos negativos de la bebida.
  • Si puedes, reemplázalo por una infusión o batido natural.

3. Ingerir bebidas alcohólicas

Bebidas alcohólicas
Las bebidas alcohólicas incrementan la carga sobre los riñones y aumentan el estrés. En consecuencia, pueden complicarse las enfermedades.

Consumir bebidas alcohólicas con el estómago vacío puede ser potencialmente dañino para órganos como el hígado, el corazón y los riñones.

Su absorción en ayunas se incrementa el doble, lo que se compara con la introducción del alcohol vía intravenosa. Además, la eliminación de sus toxinas es más lenta, lo que provoca un grado mayor de intoxicación etílica y una fuerte resaca.

Recomendaciones

  • Si por alguna razón has consumido bebidas alcohólicas en ayunas, asegúrate de comer cuanto antes un bocadillo que, al menos, contenga mantequilla.
  • Evita combinar alcohol con café o refrescos carbonatados, ya que el efecto podría ser peor.

4. Mascar chicle

Cuando masticamos chicle se produce una sustancia conocida como ácido clorhídrico que, si tenemos el estómago vacío, podría causar efectos secundarios indeseados. Este mal hábito irrita la mucosa del estómago y, a la larga, podría provocar problemas severos como la gastritis.

Recomendaciones

  • Si sueles comer chicle, opta por los que tienen edulcorantes naturales entre sus componentes.
  • Evita las presentaciones con azúcar, ciclamato o aspartamo.
  • Evita mascar chicle durante más de 10 minutos, incluso con el estómago lleno.

5. Hacer ejercicio intenso

Body pump: beneficios y cómo son las clases

Sobre hacer ejercicio a primera hora del día existen muchos mitos. Hay quienes aseguran que un entrenamiento en ayunas contribuye a quemar más calorías. No obstante, es poco probable que el estómago vacío influya en esto y, por el contrario, podría causar una reducción de masa muscular.

Cabe recordar que el cuerpo necesita nutrientes para ponerse en marcha cada mañana y, al forzarlo en ayunas, buscará mantenerse con sus reservas de energía.

Recomendaciones

  • Sustituye las rutinas de ejercicios intensos por actividades aeróbicas de bajo impacto.
  • Procura comer, por lo menos una fruta o batido, antes de ejercitarte.
  • Si tienes enfermedades digestivas, como la gastritis, come bien antes de ejercitarte para evitar complicaciones.

6. Ingerir zumos cítricos

Los zumos cítricos están repletos de vitaminas, minerales y otros importantes nutrientes esenciales que le ofrecen beneficios al cuerpo.

Pese a esto, no se aconseja su consumo en ayunas, puesto que pueden irritar la mucosa gástrica, en especial cuando se padece gastritis o complicaciones digestivas.

Recomendaciones

  • Si deseas consumir un zumo de este tipo en ayunas, combínalo con partes iguales de agua para evitar sus efectos sobre el estómago.
  • Opta por consumirlos durante el desayuno o a media mañana.

Lee: ¿Es necesario desayunar?

7. Discutir

Pareja discutiendo y reprochándose cosas.

Jennifer K. MacCormack y Kristen A. Lindquist demostraron que la sensación de hambre aumenta nuestra irritabilidad y, por ende, nos hace más susceptibles a las discusiones. Asimismo, acuñaron el término hangry (que viene de hungry  ‘hambriento’ y angry ‘molesto, irritado’).

El cerebro necesita fuentes de energía para ponerse en marcha y “autocontrolarse”, por lo que no es conveniente mantener el ayuno por mucho tiempo.

Recomendaciones

  • Si no quieres llenarte de mala vibra en la mañana, comparte con tu pareja o familiares una infusión o bebida saludable.
  • Procura desayunar dentro de la primera hora después de levantarte.
  • Esto, sin duda, mejorará instantáneamente tu estado de ánimo.

¿Sueles hacer ayuno regularmente y has notado que no siempre te sienta bien? Ahora que ya conoces sus efectos negativos, toma las medidas necesarias para corregir aquello que no te hace sentir bien. Y recuerda, siempre que tengas alguna duda, lo mejor es que consultes con tu médico de cabecera.

  • Galarza, V., & Cabrera, G. (2008). Hábitos alimentarios saludables. Nutrición, Salud y Alimentos ….

  • Sarabia Maheli, M., Vázquez, L. A., & Espeso Nápoles, N. (2005). Estilos saludables de vida y su relevancia en la salud del individuo. Rev Hum Med.

  • ALVARADO, I., MONTENEGRO, L., & GARCIA, O. (2013). Formación de hábitos alimentarios y de estilos de vida saludables. Curriculum de Educación Inicial. https://doi.org/10.1111/apa.12203.</p>

  • MINISTERIO DE SALUD. (2015). Ministerio de Salud. Consejo Nacional de Seguridad Social En Salud. https://doi.org/10.1108/02634500910955254.</p>