Las 7 enfermedades más comunes en los huesos

Lo más aconsejable es prevenir las enfermedades más comunes en los huesos. Esto se logra con una dieta adecuada desde edades tempranas y con actividad física moderada, pero frecuente.
Las 7 enfermedades más comunes en los huesos
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 22 septiembre, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 20 septiembre, 2021

Última actualización: 22 septiembre, 2021

Las enfermedades más comunes en los huesos afectan a millones de personas en el mundo. La afección más prevalente es el dolor de espalda y, en concreto, el llamado «lumbago» que se considera la primera causa de inhabilidad en alrededor de 160 países, pero no es una enfermedad como tal, sino un síntoma.

El ser humano tiene 206 huesos que, en conjunto, conforman el esqueleto y brindan protección y sostén al cuerpo. Junto con los músculos, son los encargados de hacer posible el movimiento. Como todo tejido vivo, pueden enfermar, en especial durante la vejez.

Aunque los huesos se renuevan por completo cada 10 años, lo cierto es que las enfermedades óseas son muy habituales. Estas tienen gran potencial para deteriorar la calidad de vida de una persona. ¿Cuáles son las enfermedades más comunes en los huesos? Lo veremos enseguida.

1. Osteoporosis, una de las enfermedades más comunes en los huesos

La osteoporosis es una enfermedad común, sobre todo en mujeres mayores.

La osteoporosis es una enfermedad muy común que tiene lugar cuando la masa ósea se pierde más rápido de lo que se regenera. Esto hace que se pierda densidad en los huesos y, por lo tanto, los torna más débiles y vulnerables a las lesiones.

Esta enfermedad es más común en las personas de edad avanzada, en especial en mujeres postmenopáusicas. Los síntomas incluyen fracturas que se producen con traumas mínimos, dolor de espalda, pérdida de estatura y postura encorvada.

Las fracturas de cadera o de columna son las complicaciones más habituales de la osteoporosis. Lo mejor es prevenir su aparición con buen consumo de calcio, vitamina D y ejercicio. Si se desarrolla la enfermedad, el tratamiento se lleva a cabo con medicamentos y medidas de prevención frente a posibles caídas.



2. Osteomielitis

La osteomielitis es otra de las enfermedades más comunes en los huesos. Es causada por la infección de algún patógeno, casi siempre del género Staphylococcus. Este puede llegar a los huesos a través de la sangre o desde el medio externo, cuando hay una lesión abierta que deja expuesto el hueso.

Lo usual es que previamente haya una enfermedad infecciosa como la neumonía, la cistitis, etc. El patógeno llega al hueso y lo coloniza. Se produce enrojecimiento e inflamación en la zona afectada, así como fiebre, dolor, debilidad y fatiga. Si la enfermedad progresa, puede causar necrosis y poner en riesgo la vida de la persona.

El tratamiento inicial de la osteomielitis se lleva a cabo mediante la administración de antibióticos. Sin embargo, en algunos casos resulta necesaria una cirugía para extirpar la masa de células muertas, si se ha producido una necrosis.

3. Osteoartritis

La osteoartritis es también una de las enfermedades más comunes en los huesos. Afecta los tendones y las articulaciones y se considera la patología articular más habitual. Se estima que casi la totalidad de la población mundial tiene algún síntoma de esta patología, después de los 70 años.


También podría interesarte: 5 enfermedades más comunes en la vejez


En la osteoartritis hay desgaste y rotura del tejido articular, ocasionado por el envejecimiento. Esta enfermedad provoca dolor, sensibilidad, pérdida de flexibilidad, rigidez y otros síntomas en las articulaciones comprometidas.

Por lo general, se trata con analgésicos de uso común, inyecciones de cortisona, fisioterapia y terapia ocupacional. Los casos graves pueden requerir una cirugía de reemplazo articular. Las principales complicaciones son fractura, condrólisis, pinzamiento de un nervio, ruptura de tendones y ligamentos, y muerte del hueso.

4. Enfermedad de Paget

La enfermedad de Paget es una patología en la cual se interrumpe el reemplazo del tejido óseo viejo por uno nuevo. Se trata de una de las enfermedades más comunes en los huesos entre las personas mayores del norte de Europa. Es más frecuente en quienes tienen parientes con la misma enfermedad.

Se cree que la enfermedad de Paget podría tener causas genéticas. Se trata de un trastorno crónico que provoca agrandamiento y debilitamiento de los huesos. Esto hace que una persona sea más propensa a sufrir lesiones y también puede provocar complicaciones neurológicas, cardiovasculares y ortopédicas.

Casi siempre se trata con bisfosfonatos, unos medicamentos que pueden detener o hacer más lenta la evolución de la enfermedad y ayudan a combatir el dolor. A veces es necesaria la cirugía, si se producen complicaciones como fracturas, desalineaciones, etc.

5. Osteomalacia

Otra de las enfermedades más comunes en los huesos es la osteomalacia. El principal efecto de esta patología es el reblandecimiento de los huesos. Si se produce en niños o adultos jóvenes, podría causar deformación, en especial en los huesos de las piernas. En los adultos mayores hace que sean más proclives a las fracturas.

La principal causa de esa enfermedad es la deficiencia de vitamina D. Sin esta, los huesos no pueden absorber calcio y, en consecuencia, pierden su fortaleza. El déficit de la vitamina se origina en alimentación deficiente, baja exposición al sol o trastornos metabólicos de origen genético.

El tratamiento para la osteomalacia consiste en proporcionar suficiente cantidad de vitamina D y de calcio para fortalecer los huesos. Asimismo, se orienta a aliviar los trastornos causados por esta enfermedad, como las fracturas, las desviaciones, etc.

6. Osteogénesis imperfecta

Condrosarcoma: síntomas, diagnóstico y tratamiento
Una fragilidad excesiva en los huesos puede ser indicativo de la presencia de la osteogénesis imperfecta.

La osteogénesis imperfecta es una enfermedad en la que los huesos se tornan frágiles en exceso. Esta enfermedad está presente desde el nacimiento y casi siempre es causada por un defecto en el gen que produce colágeno. Lo más habitual es que se herede de los padres.

Las personas con esta patología son más propensas a tener fracturas y suelen tener una estatura más baja en promedio. También presentan síntomas como tinte azul en la parte blanca de los ojos, pérdida temprana de la audición y fracturas frecuentes.

El trastorno también puede hacer que se deformen los huesos. De momento, no hay cura para esta afección, pero existen tratamientos para reducir el dolor y prevenir complicaciones. Algunas veces puede requerir de cirugía.

7. Tumor óseo

El tumor óseo no es una condición muy frecuente y, por eso, no siempre se cataloga dentro de las enfermedades más comunes en los huesos. El osteosarcoma se presenta en menos de un paciente por cada 100 000 personas y es la forma más habitual de cáncer de hueso.

En la mayoría de los casos, lo que se presenta es un tumor metastásico. Este se forma cuando las células de otro tumor viajan hasta los huesos y se instalan en ellos. Se forma entonces una masa celular que tiene un crecimiento descontrolado.

Lo habitual es que el origen sea un cáncer de mama, de próstata o el mieloma múltiple. El tratamiento incluye el manejo del tumor de origen, además de radioterapia o quimioterapia, si el estado del cáncer y las condiciones de salud lo permiten.



¿Cómo cuidar de la salud de los huesos?

Aunque las enfermedades más comunes en los huesos se presentan casi siempre en los adultos mayores, también pueden aparecer a cualquier edad. La medida más eficaz para prevenir estas patologías es tener una dieta rica en calcio y vitamina D desde edades tempranas.

También es muy importante que se incluyan nutrientes que contengan magnesio, fósforo, cobre, boro, manganeso, zinc, ácido fólico y vitaminas B6, C y K. Lo indicado es una alimentación rica en cereales, verduras, productos lácteos y semillas de calabaza, sésamo y girasol.

De igual manera, es muy importante realizar actividad física con regularidad. Dicho esto, es necesario llevar a cabo los ejercicios de forma adecuada para evitar lesiones, como fracturas. Estas últimas son el problema óseo más común entre las personas jóvenes.

Prevenir es mejor que curar

Hemos hablado de siete de las enfermedades más comunes en los huesos. Sin embargo, es evidente que las de mayor prevalencia son la osteoporosis y la osteoartritis. Ambas condiciones son muy habituales en las personas de tercera edad.

Además de una buena prevención, en la actualidad existen tratamientos médicos considerados eficaces para detener el progreso de esas patologías. No obstante, esto solo es posible si se detectan y abordan a tiempo.

Te podría interesar...
Cómo tener huesos fuertes
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo tener huesos fuertes

Los huesos fuertes le dan al organismo la forma y el soporte que este requiere, además de proteger los órganos y sistemas.



  • Cartas, U. S., de Armas Hernandez, A., & Armando, B. C. (2014). Osteoartritis. Características sociodemográficas. Revista Cubana de Reumatología, 16(2), 97-103.
  • Piga, A. M., López-Abente, G., Vadillo, A. G., Ibáñez, A. E., & González-Lanza, M. (1990). Características de la enfermedad de Paget. Med Clin (8arc), 95, 169-174.
  • Serra, J. (2019). Fortalece tus huesos y articulaciones. RBA Libros.