11 ingredientes que te ayudarán a eliminar los parásitos intestinales naturalmente

Además de eliminar los parásitos intestinales, estos ingredientes nos permiten prevenir su proliferación y, al incluirlos en nuestra dieta, también nos ayudan a mejorar nuestra salud general.
11 ingredientes que te ayudarán a eliminar los parásitos intestinales naturalmente

Escrito por Okairy Zuñiga

Última actualización: 20 diciembre, 2022

Se estima que una de cada dos personas en todo el mundo tiene parásitos intestinales. A corto plazo pueden no ser un problema, aunque algunos de ellos pueden generar complicaciones a largo plazo. Por ello, eliminar los parásitos intestinales naturalmente debería ser una prioridad para tu salud digestiva.

El uso de remedios naturales para eliminar parásitos intestinales no es algo nuevo. De hecho, los investigadores no dejan de alertar sobre el potencial uso de estos como apoyo a la terapia principal, o bien para el desarrollo de nuevos fármacos. Ten en cuenta que el uso de estas plantas e ingredientes es de carácter secundario, ya que debes ceñirte al tratamiento indicado por el médico.

Causas y síntomas de una infección parasitaria

Antes de hablar sobre las opciones disponibles para eliminar los parásitos intestinales de forma natural, es necesario reconocer un poco este problema.



Una de las formas más habituales de infectarse es comer alimentos en mal estado o mal cocidos. En general son la carne, el pescado y los huevos crudos los que suelen generar más problemas. Además existen otras vías de contagio:

  • Consumo de agua contaminada.
  • Contagio a través de personas enfermas o por el contacto con utensilios contaminados.
  • Malos hábitos de higiene.

Los niños suelen ser más propensos a enfermar por parásitos. Esto es debido a que algunos de sus ambientes de juego, como los parques y los patios, suelen estar más contaminados. También los adultos mayores, ya que pueden tener el sistema inmunitario debilitado.

A pesar de la gran cantidad de agentes etiológicos, los síntomas son muy similares en la mayoría de los casos. Una de las principales afecciones es la diarrea, sobre todo en los niños pequeños. Las características de la diarrea pueden variar mucho y ser acuosas, tener sangre o moco, por lo que siempre debe considerarse como una señal de alerta.

Otros de los síntomas que pueden aparecer en este tipo de infecciones son los siguientes:

  • dolores estomacales;
  • náuseas y vómitos;
  • pérdida de peso;
  • gases intestinales;
  • dolores de cabeza;
  • fatiga y cansancio;
  • pérdida o aumento del apetito.

Visto lo anterior, la mejor forma de prevenir una infección es lavar bien la fruta y la verdura si se van a comer crudas. Además, los alimentos deben cocinarse a temperaturas superiores a los 70 grados y durante más de 3 minutos. Asimismo, hay que respetar todas las medidas higiénicas básicas.

11 formas de eliminar los parásitos intestinales de manera natural

La mayoría de las opciones mencionadas se han estudiado en modelos animales, por lo que no se puede probar al  100 % que funcionen en los humanos. Por otro lado, ten en cuenta que el uso de estas no sustituye la terapia indicada por un médico. Los medicamentos antiparasitarios son los más seguros y efectivos en estos casos.

1. Ajo

El ajo es un potente antimicrobiano. Gracias a sus propiedades antibióticas y antihelmínticas naturales, te ayudará a mantener bajo control no solo parásitos, también bacterias según múltiples estudios . Y lo mejor es que ya está presente en casi cualquier cocina.

Incluirlo en tu dieta es muy fácil:

  • La forma más barata y eficaz es tomar en ayunas un par de dientes de ajo crudos.
  • Si no toleras su sabor u olor, puedes encontrar cápsulas de ajo en cualquier herbolario.
  • Para que tu cuerpo se habitúe a digerirlo condimenta tus comidas con ajo.

También puedes darle un diente de ajo crudo a tu mascota, escondido en la comida, para mantener sus parásitos bajo control de manera natural.

2. Nuez negra (nogal negro)

Esta planta tiene propiedades antimicrobianas. Su extracto se emplea como planta medicinal antibiótica y antiparasitaria.



Puedes tomarla en forma de infusión para los parásitos intestinales, pero también aplicarla sobre la piel para tratar enfermedades parasitarias cutáneas como la sarna.

3. Ajenjo o hierba santa

Infusión de ajeno

El ajenjo es una hierba de sabor amargo que se ha usado con fines medicinales desde la antigüedad para tratar, sobre todo, síntomas digestivos:

  • indigestión y flatulencia;
  • falta de apetito;
  • problemas de hígado y vesícula;
  • ictericia;
  • halitosis.

Es una planta especialmente rica en artemetina, un flavonoide con propiedades antiparasitarias. Además, contiene alfa-thuyona y absintina, dos sustancias que actúan contra las larvas de las lombrices intestinales

Para consumir ajenjo solo tienes que triturar la planta seca hasta hacerla polvo y tomar 1 gramo al día endulzado con un poco de miel. O si lo prefieres, puedes disolver 3 gotas de aceite esencial en un vaso de agua o tomarlo en forma de píldora. Se puede adquirir en cualquier herbolario.

4. Clavo de olor

El clavo de olor se ha utilizado como antiséptico y antimicrobiano desde la antigüedad. Es una planta medicinal conocida por su eficacia para combatir parásitos y larvas intestinales, según múltiples investigaciones recientes.

Una manera de consumirlo es triturarlo hasta conseguir un polvo fino y tomar una pequeña cantidad 2 veces al día por un lapso de 3 días para que tenga un efecto mayor.

Si esta forma de consumo te resulta difícil, puedes agregar una pequeña cantidad del polvo en tus recetas o tomarlo en polvo, diluido en un vaso de agua tibia.

5. Tomillo

El tomillo te ayuda a eliminar los parásitos intestinales e inhibe el crecimiento de los que sobreviven. Sin embargo, sus propiedades antiparasitarias son de reciente descubrimiento según algunos estudios. 

También es eficaz como digestivo y antiespasmódico, lo que puede ayudar a mejorar algunos de los síntomas que aparecen tras una infección por parásitos. 

Las propiedades se mantienen en todas las presentaciones: como  tomillo fresco, planta seca para preparar infusiones, en cápsulas y hasta en forma de aceite esencial de tomillo.

6. Semillas de calabaza, un alimento para eliminar los parásitos intestinales

semillas de calabaza Food Thinkers

Las semillas de calabaza se han utilizado para controlar las infecciones por nematodos gastrointestinales con gran eficacia Las puedes tomar de varias maneras:

  • Crudas, sin tostar y, si puede ser,  en ayunas.
  • Puedes molerlas una vez estén tostadas y utilizarlas como condimento para tus comidas.

También puedes preparar una bebida vegetal con las semillas. Aquí tienes una receta sencilla.

Ingredientes

  • 50 semillas de calabaza.
  • 1 taza de agua (250 mililitros).

Preparación

Tritura las semillas de calabaza y mézclalas con el agua. Si lo deseas, puedes endulzar con un poco de edulcorante o miel.

7. Diatomita

La diatomita es una roca silícica formada por microfósiles de algas diatomeas. Se usa como pesticida natural, y se ha probado su eficacia como antiparasitario en animales. Aunque no tenemos pruebas consistentes de que funcione en humanos, sabemos que en ocasiones puede ser eficaz para regular la flora intestinal y combatir los parásitos.

En general se consigue en presentaciones de polvo fino. La mejor forma de consumir la diatomita es diluirla en una especie de salsa para minimizar el riesgo de inhalarla al ingerirla. La inhalación de mínimas cantidades a largo plazo puede producir daño en los pulmones. 

8. Cúrcuma

La cúrcuma es una raíz medicinal utilizada en la medicina tradicional para tratar múltiples infecciones. Un estudio publicado en la revista Experimental Parasitology  demostró la utilidad de la cúrcuma en el tratamiento de parásitos intestinales. La planta fue capaz de inhibir múltiples enzimas de un parásito llamado Fasciola gigantica, induciendo su muerte.

A pesar de todo, es necesario realizar más estudios para establecer las dosis terapéuticas necesarias. Las propiedades de esta planta se pueden aprovechar a través de un té con tan solo 1 cucharadita de cúrcuma en 125 mililitros de agua.

9. Epazote

Se trata de una planta que se usa mucho en la gastronomía mexicana. Un estudio publicado en la revista Chemistry and Biodiversity demostró que la planta tiene actividad contra un parásito llamado Schistosoma mansoni. Durante el experimento in vitro,  el aceite esencial de la planta fue capaz de eliminar al 100 % de los gusanos adultos.

Las propiedades de esta planta se pueden aprovechar a través de té preparado con una cucharada de hojas y semillas de epazote. La planta también se puede incluir en la dieta para potenciar sus efectos.

10. Semillas de papaya

Se ha sugerido que las semillas de papaya pueden ser útiles para tratar la parasitosis intestinal humana. De hecho, se ha usado como suplemento en comedores escolares en zonas de alto riesgo como método profiláctico para reducir las infecciones de este tipo. Puedes triturarlas bien antes de incluirlas en alguna preparación, como infusiones.

11. Berberina

La berberina es un compuesto que se encuentra en diferentes plantas. El agracejo, la uva de Oregón y la cúrcuma canadiense son algunas que cuentan con el agente. Se ha demostrado que puede inhibir el crecimiento de bacterias, virus, hongos, protozoos y helmintos. Los estudios han valorado su eficacia contra los parásitos Entamoeba histolytica, Giardia lamblia y Trichomonas vaginalis.

Otros remedios naturales útiles para eliminar los parásitos intestinales

Además de las plantas mencionadas, existen una gran cantidad de remedios que podrían resultar de utilidad en el tratamiento de algunas infecciones parasitarias. A pesar de que la mayoría de ellos no cuentan con fundamentos científicos, la sabiduría popular alega que son efectivos para aliviar la sintomatología.

Dentro de las principales alternativas al tratamiento destacan las siguientes:

  • Leche con menta piperita: la idea es hervir 4 tallos y 10 hojas de menta con 100 mililitros de leche y tomar la mezcla 1 hora antes de desayuno.
  • Té de ruda con semillas de papaya: se deben colocar a hervir 1 cucharada de hojas de ruda con media cucharada de semillas de papaya y beber tibio a lo largo de un día para ver los beneficios.
  • Té de anís: es una de las opciones con mejor sabor. Solo será necesario colocar a hervir 1 cucharada de semillas de anís en una taza de agua y tomar después de las comidas.
  • Extracto de pomelo: a pesar de que parezca una opción poco habitual, posee propiedades antimicrobianas y antifúngicas ideales para tratar estas afecciones.

El tratamiento farmacológico siempre es la mejor opción para eliminar los parásitos intestinales

Ante cualquier síntoma de padecer parásitos intestinales, es aconsejable acudir al médico. Solo con las pruebas pertinentes es posible hacer un diagnóstico acertado.

Es importante que tengas en cuenta que las propiedades de los ingredientes mencionados se han estudiado en modelos animales o in vitro. Existe muy poca evidencia que respalde su uso en humanos, por lo que bajo ninguna circunstancia sustituirán al tratamiento farmacológico apropiado.

Algunos de los medicamentos disponibles para este tipo de infecciones son el albendazol, el metronidazol y el mebendazol. Cada uno de ellos es efectivo para un grupo específico de parásitos, por lo que siempre es recomendable consultar con el especialista antes de ingerir cualquier medicamento.

Además, las plantas medicinales pueden presentar contraindicaciones. Por este motivo, no están recomendadas  en mujeres embarazadas, lactantes ni en niños pequeños. Si padeces alguna enfermedad o tomas medicación, es preferible consultar con el médico antes de tomar las infusiones indicadas.

Te podría interesar...
Remedios naturales para el vientre hinchado
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Remedios naturales para el vientre hinchado

El vientre hinchado puede tener muchas causas. Te contamos aquí cuáles podrían ser y compartimos contigo algunos consejos para aliviar la molestia.



  • Agüero Menendez M. A, de la Cruz Chavez F, et al. La semilla de calabaza como terapéutica antiparasitaria en la población de 5 a 9 años. Revista Médica Multimed. 2012. 16 (4).
  • Aparicio Rodrigo, M., and Tajada Alegre, P. (2007). Parasitosis intestinales. Pediatria Integral 11, 149–160.
  • Barnes, J. (2005). Plantas medicinales. Kurtziana.
  • Bennett DC, Yee A, Rhee YJ, Cheng KM. Effect of diatomaceous earth on parasite load, egg production, and egg quality of free-range organic laying hens. Poult Sci. 2011 Jul;90(7):1416-26.
  • Berberine. Altern Med Rev. 2000 Apr;5(2):175-7.
  • Bibi T, Ahmad M, Edwards SE, Tareen NM, Jabeen R, Abdullah I. Ethnomedicinal uses of plants in the treatment of paediatric geohelminth infections in Kalat district of Northern Balochistan, Pakistan. J Ethnopharmacol. 2016 May 13;183:176-186.
  • Centers for Disease Control and Prevention. Amorphous Silica. U. S. Department of Health and Human Services. Septiembre 2011.
  • Chaieb K, Hajlaoui H, Zmantar T, Kahla-Nakbi AB et al. The chemical composition and biological activity of clove essential oil, Eugenia caryophyllata (Syzigium aromaticum L. Myrtaceae): a short review. Phytother Res. 2007 Jun;21(6):501-6.
  • Cortés A, García-Ferrús M, Sotillo J, Guillermo Esteban J, Toledo R, Muñoz-Antolí C. Effects of dietary intake of garlic on intestinal trematodes. Parasitol Res. 2017 Aug;116(8):2119-2129.
  • Grzybek M, Kukula-Koch W, Strachecka A, Jaworska A, Phiri AM, Paleolog J, Tomczuk K. Evaluation of Anthelmintic Activity and Composition of Pumpkin (Cucurbita pepo L.) Seed Extracts-In Vitro and in Vivo Studies. Int J Mol Sci. 2016 Sep 1;17(9):1456.
  • Hold k. m, Sirisoma N. S, et al. a-Thujone (the active component of absinthe): y-aminobutyric acid type A receptor modulation and metabolic detoxification. PNAS. Abril 2000. 97 (8): 3826-3831.
  • Jayawardene, K. D., Palombo, E. A., & Boag, P. R. Natural Products Are a Promising Source for Anthelmintic Drug Discovery. Biomolecules. 2021; 11(10): 1457.
  • Kaneda Y, Torii M, Tanaka T, Aikawa M. In vitro effects of berberine sulphate on the growth and structure of Entamoeba histolytica, Giardia lamblia and Trichomonas vaginalis. Ann Trop Med Parasitol. 1991 Aug;85(4):417-25.
  • Kara E, Yasa Duru S, Gökpinar S, Duru Ö, Sevin S, Şenel Y, Kaya U. Investigation of the prophylactic and therapeutic effectiveness of oral thyme extract in rats experimentally infected with cryptosporidium parvum. Vet Res Commun. 2022 Nov 3:1–11.
  • Kugo M, Keter L, Maiyo A, Kinyua J, Ndemwa P, Maina G, Otieno P, Songok EM. Fortification of Carica papaya fruit seeds to school meal snacks may aid Africa mass deworming programs: a preliminary survey. BMC Complement Altern Med. 2018 Dec 7;18(1):327. doi: 10.1186/s12906-018-2379-2.
  • Mount Sinai. Intestinal Parasites.
  • Ndjonka D, Rapado LN, Silber AM, Liebau E, Wrenger C. Natural products as a source for treating neglected parasitic diseases. Int J Mol Sci. 2013 Feb 6;14(2):3395-439.
  • Okeniyi JA, Ogunlesi TA, Oyelami OA, Adeyemi LA. Effectiveness of dried Carica papaya seeds against human intestinal parasitosis: a pilot study. J Med Food. 2007 Mar;10(1):194-6.
  • Rehman A, Ullah R, et al. Generation of oxidative stress and induction of apoptotic like events in curcumin and thymoquinone treated adult Fasciola gigantic worms. Experimental Parasitology. Febrero 2020. 209.
  • Pérez-Molina J, Díaz-Menéndez M, Pérez-Ayala A, Ferrere F, Monje B, Norman F et al. Tratamiento de las enfermedades causadas por parásitos. Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica. 2010;28(1):44-59.
  • Soares M. H, Dias H. J, et al. Chemical composition, antibacterial, schistosomicidal, and cytotoxic activities of the essential oil of dysphania ambrosides (L.), Mosyakin & Clemants (Chenopodiaceae). Chemistry & Biodiversity. Agosto 2017. 14 (8).
  • Vargas, L. R. C., , Juan Carlos Moya Mamani, E. V. A. , Rebollo, M. S., & Betzabe Romero. (2014). Función Antimicrobiana de la Alicina de Ajo en cultivos de Staphylococcus aureus, Pseudomonas aeruginosa y Escherichia coli. Rev Cient Cienc Méd17 (1), 26–28.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.