21 alimentos para aliviar la gastritis

Verduras cocidas, fruta madura, proteína magra y aceite de oliva, sin ácidos ni picantes. Así es una alimentación protectora de la mucosa gástrica.
21 alimentos para aliviar la gastritis
Maria Patricia Pinero Corredor

Revisado y aprobado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor.

Última actualización: 13 junio, 2024

Una dieta para la gastritis contribuye a mejorar los síntomas leves como las náuseas y la indigestión. Son ya distantes las recomendaciones pasadas en las que solo se permitía el consumo de arroz, plátano, caldos claros y pocas cosas más. Hoy en día se aconseja aumentar el abanico de alimentos,  al tener en cuenta su cocción y la tolerancia individual.

En el siguiente artículo conocemos más detalles sobre qué se puede comer, cuáles son algunos de los alimentos más positivos y otros hábitos que contribuyen a un mayor bienestar.

Gastritis: qué es, causas y principales síntomas

La gastritis es una inflamación del revestimiento del estómago (o mucosa gástrica), que puede ser aguda o crónica. Entre sus causas más habituales se encuentra la infección por Helicobacter pylori. Pero también puede aparecer a consecuencia de una enfermedad autoinmunitaria, lesiones graves o por contacto prolongado con agentes irritantes (como el alcohol o ciertos medicamentos).

Algunas de las personas afectadas no presentan señales de la enfermedad. No obstante, en ocasiones viene acompañada de inapetencia, náuseas, vómitos, sensación de plenitud o dolor en la parte superior del abdomen. Estos signos físicos suelen desaparecer de forma rápida, si el problema es pasajero. Pero si se alargan durante unos días, es conveniente consultar con el médico.

También es urgente hacerlo si aparece sangre en el vómito o las heces, dificultad para retener la comida, aturdimiento o mareos. Si no se trata de la forma debida, la gastritis puede desencadenar complicaciones como úlceras, anemia, sangrados estomacales y un mayor riesgo de padecer cáncer de estómago.

¿Cómo tiene que ser la dieta para la gastritis?

El objetivo en estos casos es facilitar el proceso digestivo y evitar la irritación de la pared mucosa del estómago. Así, la dieta tiene que ser de protección gástrica, baja en grasas y moderada en fibra (según la tolerancia individual). Es importante saber que cada persona puede tener una aceptación diferente frente a los alimentos considerados «buenos». Y lo mismo sucede con aquellos cuyo consumo se aconseja evitar. Por esta razón, es muy útil llevar un diario personal de los productos que generan malestar y los que sientan bien, para hacer una adaptación más concreta.

Además, la dieta adecuada para la gastritis se aplica mientras duran los síntomas. Tan pronto como sea posible es conveniente abrir el abanico de alimentos incluidos y añadirlos de forma paulatina y según la tolerancia individual.

¿Qué alimentos se pueden comer en caso de gastritis?

Bajo estas premisas, la alimentación tiene que incluir, de manera preferente, verduras, frutas frescas, proteínas de calidad y grasas saludables. Para algunos alimentos concretos, la forma de presentarlos y cocinarlos va a condicionar la posibilidad de añadirlos o no en la dieta.

A continuación, hablamos con más detalle de 21 opciones excelentes que suelen ser bien aceptadas por la mayoría de personas afectadas. Pero no es una lista exhaustiva y pueden añadirse otras alternativas saludables.

1. Aceite de oliva

Aceite de oliva.
El aceite de oliva es una fuente de grasa saludable ideal para dar sabor a los platos.

El aceite de oliva virgen extra es la mejor elección para cocinar y aliñar todo tipo de platos. Hay que usarlo con moderación, pero no se tiene que restringir del todo la presencia de las grasas.

2. Patata

Patata asada en la dieta para la gastritis.
En caso de gastritis no es conveniente hacer patatas fritas, ya que pueden resultar pesadas para el estómago.

Es una opción ideal en la dieta para la gastritis por su fácil digestión. Es fuente de carbohidratos y se puede preparar hervida, al horno o en puré.

3. Huevos

Huevos cocidos en la dieta para la gastritis.
Los huevos son un alimento saludable que se digiere muy bien si se cocinan hervidos, en tortilla o revueltos.

Una excelente fuente proteica, con un contenido moderado de grasas saludables. Este gran aliado de las dietas sanas se puede incluir en cualquier momento del día, incluso en el desayuno. En este caso, la cocción marca la diferencia y lo más indicado es hacerlos cocidos o en tortilla.

4. Manzana

Manzana asada al horno con especias.
La manzana asada al horno, así como la pera o el melocotón, es más fácil de digerir y resulta un postre de lo más sabroso.

Las frutas son otro grupo de alimentos imprescindibles. Aportan vitaminas, antioxidantes y flavonoides. Estos últimos pueden contribuir a inhibir el crecimiento del Helicobacter pylori. La manzana asada es, sin duda, una opción sabrosa y muy fácil de hacer. Se puede acompañar de un poco de yogur o una pizca de canela. Si se prefiere comer la fruta cruda es aconsejable retirar la piel y elegir ejemplares maduros. 

5. Yogur desnatado

Yogur desnatado.
Los lácteos aportan probióticos interesantes para facilitar el proceso digestivo y cuidar la microbiota.

El yogur natural y sin azúcar añadido es un alimento perfecto para comer en el postre o como tentempié. Además, es mejor optar por el desnatado frente al entero, que tiene más cantidad de grasa y puede empeorar algunos síntomas como el reflujo y la acidez.

6. Lenteja roja

Lentejas rojas en la dieta para la gastritis.
Al contrario de otras legumbres, la lenteja roja se cuece en un momento y resulta muy digestiva.

Las legumbres son alimentos saludables que aportan proteínas, minerales y pocas grasas. Gracias a sus beneficios para la salud, es muy positivo incluirlas entre 2 y 4 veces a la semana. Para los individuos con gastritis las lentejas rojas son la mejor opción, ya que suelen tolerarse mejor. Como no tienen piel, su digestión es más sencilla y menos flatulenta. Son ideales para hacer sopas, cremas y estofados suaves con verduras.



7. Calabacín

Crema de calabacín.
Los purés de verduras son una manera digestiva de introducir verduras, ideales para cualquier día del año.

Las personas que padecen gastritis deben incluir verduras abundantes en su plan alimentario. No obstante, mientras duran las molestias digestivas, es preferible evitar las crudas y las que pueden generar más gases. El calabacín, por lo tanto, es una opción ideal. Asimismo, queda muy bien en cocciones suaves como las sopas, los purés y el papillote.

8. Pescado blanco

Pescado al horno con verduras.
El pescado se puede cocinar acompañado de verduras, patatas y hierbas para obtener platos sabrosos y digestivos.

Bajo en grasas y de muy fácil digestión, es una de las fuentes proteicas por excelencia para las personas que sufren esta enfermedad. Para obtener una cocción suave, jugosa y sabrosa, se puede mezclar con hierbas aromáticas y cocerlo al horno o en papillote.

9. Calabaza

Tiras de calabaza asadas.
La calabaza asada es perfecta para servir como guarnición de una ración de carne, pescado o tofu.

Una de las hortalizas más adecuadas, puesto que es muy suave y versátil. Sirve para hacer cremas, sopas o menestras. También se puede asar al horno y servirla como guarnición.

10. Avena

Gachas de avena con fruta.
Los copos de avena representan una fuente de energía ideal para la mañana y se pueden preparar de forma rápida y variada.

Los copos de avena son un desayuno saludable y nutritivo que también se puede incluir en la dieta para la gastritis. No obstante, la fibra soluble que contiene, retrasa el vaciado gástrico y puede provocar molestias en algunas personas. Por esta razón, es necesario servir una cantidad adaptada a la tolerancia individual.

11. Arroz

Arroz hervido con verduras en la dieta para la gastritis.
Tanto el arroz blanco como el integral son opciones válidas en personas con gastritis, según la tolerancia individual a la presencia de fibra.

El arroz blanco es el alimento estrella de las dietas de protección gástrica. Existen muchas recetas para incluirlo de forma suave y no empeorar la digestión: en salteados, con verduras cocidas, en sopa o hervido (con aceite y huevo duro). De igual manera, el agua de arroz se perfila como un producto casero que puede ayudar a mitigar la gastritis.

12. Papaya

Papaya fresca cortada.
La papaya es una fruta dulce y sabrosa que da mucho juego en la cocina.

La papaya contiene una enzima (papaína) que facilita la digestión y ejerce un suave efecto antiinflamatorio. Por esta razón resulta una de las frutas perfectas en la dieta para la gastritis. Se puede comer sola, acompañada de yogur o incluirla en batidos y ensaladas (con vegetales cocidos).

13. Plátano

Batido de plátano y fresas.
Los batidos con base de frutas, leche o yogur se pueden preparar en el desayuno o los tentempiés de media tarde.

El plátano es sabroso, fácil de transportar y de comer. Así que es de las mejores frutas para ingerirlas fuera de casa. Conviene elegir los más maduros por su mayor digestibilidad.

14. Pollo

Pollo hervido en la dieta para la gastritis.
El pollo hervido o asado es una de las fuentes de proteína magra por excelencia en la dieta para la gastritis.

La carne blanca es una elección óptima, ya que tiene un bajo contenido graso y se digiere muy bien. El pollo y el pavo son dos opciones asequibles y de fácil acceso para la mayoría de la gente. Se pueden cocinar al vapor, al horno o a la plancha (siempre y cuando no queden muy tostados, porque la parte quemada puede ser irritante).

15. Pasta

Pasta blanca con carne en la dieta para la gastritis.
Las verduras salteadas, la carne, el pescado y el tofu son acompañantes perfectos para un plato de pasta. Así se evitan las salsas y condimentos grasos.

La pasta, como el arroz, es un básico en las dietas de fácil digestión. Lo más recomendable es usar la elaborada con harina blanca. Pero según la aceptación de cada persona, es posible incluir pasta semiintegral o integral. Una vez cocinada, se puede integrar en platos sencillos como sopas, salteados o ensaladas (con verduras cocidas). En cambio, hay que evitar las salsas más pesadas (tipo carbonara o pesto), las picantes y el queso rallado.

16. Espinacas

Tortilla espinacas.
Las espinacas aportan antioxidantes, fibra y minerales muy interesantes.

Las verduras de hoja verde son alimentos que aportan vitaminas, antioxidantes y fibra. Para las personas con gastritis, esta última es necesaria para favorecer el tránsito y evitar cierta hinchazón y malestar. Conviene servirlas cocidas, ya sea en salteados, tortilla o hervidas.

17. Bebida de almendras

Bebida de almendra en la dieta para la gastritis.
Las bebidas vegetales son una alternativa para aquellas personas que no toleran o no quieren tomar leche de vaca.

Aunque la leche no está «prohibida», la bebida de almendras es otra alternativa que se puede incluir en el día a día. Es ligera y fácil de digerir y sirve tanto para beber sola como para hacer batidos y cremas de verduras.

18. Atún

Atún con verduras asadas.
El pescado azul contiene más grasa que el pescado blanco, pero es una opción excelente por los nutrientes que aporta.

El pescado azul contiene beneficios muy interesantes, entre los ingredientes que se destacan se encuentran los ácidos grasos omega-3 y la vitamina D. Por ello se recomienda incluirlos en la dieta y elegir aquellas variedades con un contenido más bajo en grasa. El atún es uno de ellos y se puede hacer con cocciones suaves, ya sea a la plancha o al horno.

19. Hummus

Bol de hummus de garbanzos.
El hummus y otros purés con legumbres facilitan su ingesta, ya que se digieren mucho mejor.

Otra forma sencilla de introducir las legumbres que también es de fácil digestión (al estar triturado). En lugar de acompañarlo con palitos de vegetales, es mejor servirlo con una menestra o una ensaladilla compuesta por verduras cocidas.

20. Queso fresco

Queso fresco en la dieta para la gastritis.
Los quesos frescos se pueden servir acompañados de fruta o tostadas y son una excelente fuente nutricional.

Más allá del yogur, los quesos con un contenido bajo en grasa se pueden consumir. Representan un buen aporte de calcio y fósforo y son una fuente proteica ideal para el desayuno. Entre los más recomendables citamos el queso tipo Burgos, el cottage, la mozzarella y el requesón.

21. Aguacate

Pan con aguacate.
El aguacate se puede usar para sustituir la margarina. Es perfecto para las tostadas, las menestras y las sopas de verduras.

Cerramos la lista de alimentos recomendados en la dieta para la gastritis con el aguacate. Se trata de otro alimento sano, con grasas buenas que sí que se puede consumir con moderación. No solo es cremoso y con un sabor único, sino que es perfecto para sustituir los embutidos en las tostadas del desayuno.

Recomendaciones adicionales

Aparte de los alimentos que se pueden incluir en la dieta, conviene tener en cuenta una serie de hábitos adicionales. Su aplicación es de gran ayuda en el alivio del malestar y el manejo de la enfermedad en general:

  • Cenar 2 o 3 horas antes de acostarse, para evitar el reflujo.
  • Hacer más ingestas a lo largo del día y menos cuantiosas.
  • Servir la comida a una temperatura media, ni muy fría ni muy caliente.
  • Comer despacio y en un ambiente relajado, sin hacer otras tareas al mismo tiempo.
  • Usar plantas digestivas para hacer infusiones que ayuden a digerir y a calmar los síntomas.
  • Evitar las cocciones más pesadas y con mucha grasa añadida, como los fritos y los guisos. Si se cocinan alimentos a la plancha hay que evitar que se quemen, porque el tostado puede irritar el estómago.

Por otro lado, el ejercicio físico y algunas técnicas relajantes pueden ayudar a disminuir el estrés. Esto es de especial interés para las personas con gastritis de origen nervioso y para contribuir a un mejor estado de ánimo. No podemos olvidar que, si las molestias son frecuentes y agudas, esta es una condición difícil de sobrellevar.



Qué no se puede comer cuando se padece gastritis

Las personas afectadas por esta condición tienen que evitar o disminuir la ingesta de todos aquellos alimentos que provocan irritación y una digestión lenta y pesada:

  • Alcohol.
  • Café y té.
  • Jugos cítricos.
  • Bebidas gaseosas.
  • Carne roja y embutidos.
  • Bollería, galletas y dulces.
  • Condimentos, salsas y especias picantes.
  • Margarina, mantequilla, lácteos enteros y nata.
  • Snacks salados, alimentos ahumados y productos fritos.

¿Existen frutas prohibidas?

Como hemos visto, las frutas son alimentos que pueden comer las personas con gastritis. La mayoría contienen fibra, antioxidantes y otros compuestos protectores que las convierten en un producto saludable y muy interesante.

Acerca de su ingesta, existen dos recomendaciones a tener en cuenta:

  • Evitar los jugos de frutas y las frutas ácidas (naranja, limón y kiwi, que pueden irritar la pared gástrica).
  • Elegir frutas maduras, consumirlas sin piel o cocidas (en forma de compota o asada al horno).

La dieta ayuda a mejorar los síntomas de esta condición

La dieta recomendada para la gastritis no es curativa y no sustituye el tratamiento médico recomendado. No obstante, los alimentos introducidos y la forma de cocinarlos tienen un papel relevante en el alivio y reducción de los síntomas.

Reducir la ingesta de picantes, ácidos y alimentos muy grasos es uno de los primeros pasos imprescindibles. Además, se deben incluir buenas fuentes de fibra, proteína y de lípidos saludables. Estos aportan nutrientes clave y facilitan todo el proceso digestivo.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.