8 cosas que no te dicen sobre la menopausia

¿Te acercas a la menopausia y tienes dudas al respecto? Aquí descubrirás algunos puntos sobre la temática de los cuales no se suele hablar.
8 cosas que no te dicen sobre la menopausia
Gilberto Adaulfo Sánchez Abreu

Revisado y aprobado por el médico Gilberto Adaulfo Sánchez Abreu el 24 agosto, 2021.

Escrito por Daniela Echeverri Castro, 18 junio, 2015

Última actualización: 24 agosto, 2021

La menopausia es una etapa normal de la mujer que ocurre entre los 45 y 55 años de edad. Pero ¿de qué se trata exactamente este período?

Al llegar a este ciclo los ovarios de la mujer dejan de producir óvulos, disminuye la producción de hormonas estrógeno y progesterona, y se producen cambios en el cuerpo que son notorios a través de síntomas que pueden persistir durante años. Asimismo, ya no hay posibilidades de quedar embarazada.

Descubramos juntos todo lo que nadie cuenta sobre la menopausia.

Síntomas de la menopausia

Los síntomas más comunes de la menopausia son los siguientes:

  1. Los sofocos.
  2. La sudoración.
  3. Los cambios repentinos de ánimo, etc.

Además de estas famosas señales, hay otras cosas de la menopausia que la mayoría de las mujeres no conocen y que deberían ser tenidas en cuenta para tener todo claro sobre este nuevo ciclo.

En esta ocasión te vamos a compartir 8 datos importantes que se deben saber sobre la menopausia y que la mayoría ignora.

Lo que nadie te dice sobre la menopausia

1. Hay cambios en los latidos del corazón

Con cada latido, el medicamento se expande por todo el cuerpo de forma global.

Las palpitaciones del corazón pueden verse alteradas, incluso desde que la mujer empieza la premenopausia. En esta etapa muchas mujeres pueden empezar a sentir que sus palpitaciones son más fuertes y, en algunos casos, esas palpitaciones son un síntoma temprano de un problema del corazón.

Este síntoma puede ser el resultado de flujos hormonales, según lo indicado por expertos en el tema.

2. El colesterol malo puede incrementarse

Los estrógenos es las hormonas responsables de regular los períodos femeninos, controlar los índices de colesterol LDL (malo) y aumentar los niveles del colesterol HDL (bueno).

Al disminuir la producción de estas hormonas en la menopausia, los niveles de colesterol malo tienden a subir, al tiempo que los de colesterol bueno empiezan a bajar.

La buena noticia es que este efecto se puede prevenir mediante la adopción de un estilo de vida saludable desde los años previos a la menopausia.

3. Disminuye el deseo de tener vida social

La menopausia es una etapa que tiende a ser introspectiva debido a todos los cambios que se producen en el estado de ánimo y en las emociones. Este cambio se hace más notorio en las personas que son extrovertidas, puesto que empiezan a adoptar actitudes que pueden afectar su vida social.

Al llegar a esta nueva etapa, la mayoría de mujeres empiezan a reflexionar sobre sí mismas y sienten el deseo de dedicarse más tiempo. En este sentido puede ser algo muy positivo, ya que la mujer se puede animar a vivir experiencias que antes no vivía por hacer felices a otros.

4. Momento de ponerse “verde”

Comer equilibradamente es una necesidad en todo momento de la vida. Sin embargo, tomar conciencia sobre ello durante la menopausia puede ser de gran ayuda tanto para mantener el bienestar como para paliar muchos de los síntomas que trae consigo la menopausia.

Para ello, una gran opción es incrementar el consumo de frutas y verduras, que son fuentes principales de nutrientes (vitaminas, minerales, fibra, etc.). Por supuesto, no se trata de consumir solamente estos alimentos, sino de integrarlos con mayor frecuencia a las distintas comidas diarias.

5. El cabello también sufrirá algunas consecuencias

Los cambios hormonales que se producen durante la menopausia afectan la salud del cabello, haciendo que este se vuelva más fino, se debilite, se seque y hasta empiece a caerse en grandes cantidades.

En estos casos es muy importante mejorar la dieta, consumir más vitaminas, minerales y proteínas, además de evitar el uso de productos químicos  y elementos de calor.

6. Aumentará la sensibilidad

El desequilibrio hormonal trae consigo una montaña rusa emocional que puede traducirse en mayor sensibilidad y un aumento considerable de la libido. Cabe destacar que esto último hace que muchas mujeres viven su sexualidad a plenitud en esta etapa de la vida. Por ende, no todo tiene que ser negativo.

Si bien los altibajos emocionales, los sofocos y otras molestias se hacen muy presentes, también es posible apreciar cambios positivos en diversos aspectos.

Lee: ¿Cómo afrontar la ansiedad durante la menopausia?

7. Más ganas de dormir

Al causar tantas alteraciones hormonales, no es para nada extraño que durante la menopausia también provoque más sueño. Es probable que empiece a existir la necesidad de dormir una siesta al día, dormir un poco más por la mañana…

La siesta no debe ser superior a 30 minutos, ya que puede producir alteraciones en el ciclo normal de sueño.

8. Los sofocos pueden agobiar a menudo

Mujer con sofocos de la menopausia.
Los sofocos pueden contribuir a los estados de ansiedad y depresión, ya que son un síntoma novedoso para la mujer menopáusica.

Los sofocos son de los síntomas más comunes de la menopausia, pero pocas conocen cómo enfrentarlos para que no afecten la calidad de vida.

Esa molesta sensación de calor aparece principalmente por la noche e impide tener un correcto descanso. Las consecuencias principales se notarán al día siguiente, ya que aumentan la irritabilidad y te hacen lucir una piel cansada.

¿Qué hacer? En estos casos, lo mejor es usar prendas de dormir sueltas, utilizar sábanas y fundas de material transpirable y, si es necesario, tener cerca un ventilador.

No olvides que las técnicas de relajación también pueden dar resultado.

¿Has descubierto algún dato sobre la menopausia que desconocías?

Te podría interesar...
Controla los sofocos por menopausia con estos 8 remedios caseros
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Controla los sofocos por menopausia con estos 8 remedios caseros

Los sofocos por menopausia son uno de los síntomas más molestos de la vejez. Te compartimos 8 remedios naturales para controlarlos.