8 posturas que permiten estimular el interior de la vagina y el clítoris a la vez

La estimulación vaginal brinda un gran placer a la mujer y le permite alcanzar el orgasmo. De allí la importancia de conocer esta zona erógena de tan alto potencial.
8 posturas que permiten estimular el interior de la vagina y el clítoris a la vez
Isbelia Esther Farías López

Escrito y verificado por la filósofa Isbelia Esther Farías López.

Última actualización: 19 octubre, 2022

Debes saber que hay posturas que permiten estimular el interior de la vagina y el clítoris a la vez, para disfrutar de un encuentro de gran deleite. ¿Cuántas veces no has deseado que te hagan sentir como “en el cielo” durante la intimidad?

Seguramente varias. Y si bien lo has alcanzado algunas veces sin mucha dilación, en otras es posible que te hayas quedado con ganas de ir más allá de ese placer. Es normal que suceda, pues no todos los encuentros son iguales.

¿Te gustaría saber cuáles son las mejores posiciones para promover la excitación vaginal y la de clítoris al mismo tiempo? ¡Toma nota de las que vamos a comentarte!

En el sexo todo cuenta

Como seguramente ya sabes, el placer femenino no solo se alcanza a través de la penetración, durante el encuentro sexual; es decir, no existe únicamente el orgasmo vaginal. También se debe estimular el clítoris, de manera adecuada.

Asimismo, en ocasiones, son necesarios más toques, estímulos, por diversas razones. Esto incluye desde una caricia, juegos previos, uso de juguetes, incluso el lenguaje “sucio”, pasando por la realización de diversas posturas, y ¡hasta puede haber sexo sin penetración!

¡Todo puede sumar! Por ello, conviene saber que con algunas posturas es posible estimular el clítoris así como el interior de la vagina, al mismo tiempo, para que la temperatura suba y suba, hasta explotar de placer.

¿Existe el famoso “punto G”?

Algunas personas aún creen en la existencia del controvertido punto G. Se ha llegado a afirmar que está ubicado en el interior de la vagina, en su parte anterior, y que sobresaldría cuando la mujer está excitada. También se afirma la ubicación del supuesto punto podría variar según la mujer.

Sin embargo, al no estar del todo clara cuál es su ubicación, entre otros aspectos, algunos expertos afirman que dicho punto viene a ser un mito, que no existe.

Al respecto, Andrea Burri, sexóloga y directora del Institute for Sex Counselling and Sexual Sciences (ISCSS), afirma que es bastante irresponsable reivindicar la existencia de una entidad que nunca ha sido probada y poner presión sobre las mujeres y los hombres para buscarlo.

En otras palabras: al sugerir la existencia del punto G y animar a las personas a estimularlo a la hora de intimar, se les expone a la frustración y a otros inconvenientes.

Las mejores posturas para estimular la vagina y el clítoris a la vez

En lugar de embarcarse en la búsqueda del punto G, lo más recomendable es aprender a conocer y estimular el interior de la vagina al tiempo que el clítoris. De esta manera, se puede obtener gran placer. Algunas de las posturas más recomendadas para ello son las que veremos a continuación.

1. El perrito

Para hacerlo, el hombre se pone de rodillas detrás de ti. Esta postura permite una penetración más profunda y es también el ángulo ideal para estimular el interior de la vagina.

Como él está empujando, puede utilizar sus dedos para estimular tu clítoris. O tú misma puedes hacerlo, con la mano o con un vibrador.

2. La vaquera

En su forma clásica, él se acuesta boca arriba, completamente recto, mientras tú te montas encima de él, como si fuera un potro. La posición de la vaquera permite apretar tu clítoris contra su eje inferior. Mientras lo hacen, pídele que de breves saltos, como si estuviera corcoveando, para alcanzar el éxtasis.

3. La vaquera invertida

Es muy similar a la anterior, solo que mientras él está acostado boca arriba, tú te sientas encima, pero dándole la espalda. Tú tendrás el control y él disfrutará la vista de tu espalda y tu trasero. Si quieren subir más la temperatura, pídele que te dé unas nalgadas.

4. El maquinista

Túmbate de lado mientras él se arrodilla frente a ti y se apoya sobre una de tus piernas, envolviendo su torso con la otra. Siempre que se mueva, su muslo presionará tu clítoris y también el abdomen suavemente.

5. La cuchara invertida

Ambos deben acostarse de lado, uno frente al otro. Es como hacer la cuchara, pero es mucho más excitante, porque recibes estímulos por partida doble, con besos y caricias en los senos.

A través de los ligeros choques que te dé tu chico podrás alcanzar el orgasmo. Esta posición también facilita que puedas presionar tu clítoris contra él mientras se mueve.

6. La ostra

Esta postura requiere bastante flexibilidad y fuerza en las piernas. Vas a sujetar con tus manos por detrás de los tobillos, para atraer las rodillas hacia el pecho, quedando la vulva totalmente expuesta.

Esta es una de las posturas que permiten estimular el interior de la vagina y el clítoris a la vez, ya que se da una penetración profunda, al mismo tiempo que con su abdomen él te roza los labios internos y externos.

7. Flor de loto

La flor de loto es otra postura donde la penetración es profunda, se estimula la vagina y hay roce de pelvis contra clítoris. Para hacerla, el hombre se sienta en la cama (también puede ser en el piso, sobre una alfombra), con las piernas cruzadas, como si se dispusiera a meditar.

Pero, nada más lejos de la realidad, ya que luego tú te colocas encima de él, como arrodillada, mirando su cara. Aunque no son muy intensos los movimientos y el empuje, es una postura donde hay mucha intimidad, permitiendo besos, abrazos, caricias en la espalda…

8. Enchufe

Es otra posición algo complicada, pero estimulante. Comienza como la vaquera invertida, pero luego te vas a inclinar hacia adelante, apoyándote sobre los codos y quedando tu cara a la altura de los pies de él, al igual que la suya en tus pies, como dos tijeras invertidas.

Lo bueno de esta posición es que, aparte de que el ángulo de la penetración hace que sea doble la estimulación, en el interior de la vagina y el clítoris, él se excitará mucho mirándote. Y si lo desean, puede introducir el dedo en tu trasero.

Comodidad y satisfacción

Una penetración satisfactoria es uno de los objetivos durante la relación sexual, pero también que sea un encuentro natural y voluntario. En la medida de lo posible, estas técnicas deben evitar un incómodo esfuerzo que por el contrario obstaculice el momento, en todo caso, eres tú la que decides.

Explora tu sexualidad y descubre de qué manera puedes llegar a experimentar un mayor goce en la intimidad. Para ello, aprovecha las diferentes posturas sexuales que te hemos comentado para estimular el interior de la vagina y el clítoris a la vez, esas dos áreas de tu cuerpo que te producirán sensaciones y momentos inolvidables.

Te podría interesar...
¿Por qué el clítoris no recibe suficiente atención?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Por qué el clítoris no recibe suficiente atención?

El clítoris es un órgano complejo que le permite a la mujer alcanzar el placer sexual. Tanto mujeres como hombres deben ser conscientes de su impor...



  • Hoag, N., Keast, J. R., & O'Connell, H. E. (2017). The “G-Spot” is not a structure evident on macroscopic anatomic dissection of the vaginal wall. The journal of sexual medicine14(12), 1524-1532.
  • Koedt, A., & Mingo, D. R. (2001). El mito del orgasmo vaginal. Debate feminista23, 254-263.
  • Espitia De La Hoz, F. (2201). Un réquiem al mítico punto "G". Biociencias, 12(1), 85-90.
  • Gilliland, A. (2009). Women’s Experiences of Female Ejaculation. Sexuality & Culture, 13(3), 121-134.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.