8 problemas de salud que ocasiona comer demasiado azúcar

El consumo excesivo de azúcar puede llegar a ser peligroso, pues está relacionado con numerosas afecciones. Te lo contamos todo en este artículo.
8 problemas de salud que ocasiona comer demasiado azúcar

Escrito por Carolina Betancourth, 18 abril, 2016

Última actualización: 13 mayo, 2021

El consumo excesivo de azúcar es un problema que viene preocupando a los expertos en salud desde hace décadas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los próximos años, los casos de obesidad y diabetes incrementarán de forma alarmante como consecuencia de esto.

El agravante es que parece imposible detener su consumo. Esto se debe a que en la actualidad no solo se comercializa para ser agregada de forma voluntaria a otros alimentos, sino que es añadida en grandes cantidades a comidas que usualmente forman parte de la dieta.

Por todo lo anterior, se vienen haciendo múltiples esfuerzos para que los consumidores sean conscientes de sus peligros y hagan todo lo posible por evitarla o al menos reducirla de forma considerable.

En este artículo te presentamos las consecuencias de un consumo excesivo de azúcar para que tomes conciencia de lo importante que es evitarla, en la medida de lo posible.

1. Deterioro dental, consecuencia del azúcar

La salud dental se relaciona con el consumo de azúcar
Algunas patologías dentales son causadas por un elevado consumo de alimentos ricos en azúcar.

Muchas de las bacterias que habitan las cavidades dentales se alimentan de azúcares, por lo que alimentarlas genera graves daños en el esmalte dental. Así lo explicó Carole Palmer, profesora de la Escuela de Medicina Dental de la Universidad Tufts (EE.UU.) al periódico The New York Times, en el que también advirtió de que es causa de muchas de las infecciones bucales.

2. Ansiedad por la comida

Esta sustancia no solo provoca adicción, sino que hace que la persona quiera quiera comer de forma descontrolada. Tras realizar varias investigaciones se determinó que su ingesta influye en la leptina, una hormona que se encarga de mantener bajo control la sensación de hambre.

3. Sobrepeso y obesidad

Diferentes estudios han comprobado que las comidas ricas en azúcares contienen demasiadas calorías y son desencadenantes de sobrepeso y obesidad. Como se trata de azúcares refinados, hechos bajo proceso industrial, al llegar de forma excesiva al organismo no se transforma en energía, sino que se almacena en grasa.

Los expertos en salud y nutrición aseguran que una de las primeras cosas que deben hacer las personas que quieren adelgazar es hacer a un lado los alimentos que contienen esta sustancia. No obstante, también aclaran que la obesidad es una enfermedad multifactorial que se desarrolla por muchos otros factores.

4. Diabetes, uno de los grandes peligros de consumir azúcar en exceso

Relación entre la diabetes mellitus y el azúcar
La diabetes mellitus podría prevenirse al consumir menor cantidad de azúcares refinados.

El azúcar hace que el organismo exija más insulina, una hormona que participa en el proceso que transforma los alimentos en energía.

Una vez sus niveles incrementan, el cuerpo crea una resistencia hacia esta y la glucosa se empieza a acumular en la sangre. Como consecuencia, se produce un descontrol en el índice de glucemia y se desarrolla una afección conocida como diabetes mellitus tipo 2.

5. Hígado graso

Una de las razones por las que el hígado se sobrecarga es porque es el único encargado de metabolizar la fructosa. Por esto, cuanta más fructosa se le obligue a procesar, más duro será su trabajo y más rápido se deteriorará.

El consumo excesivo de azúcar ocasiona hígado graso, incluso en aquellos que no abusan de las bebidas alcohólicas.

6. Enfermedades cardíacas

Un estudio realizado por Diana I. Jalal de la Universidad de Colorado (EE. UU.) sugiere que comer 74 gramos azúcar al día incrementa el riesgo de sufrir hipertensión arterial. Las dietas con una carga glucémica alta han sido relacionadas con el mayor riesgo de desarrollar afecciones cardíacas.

Su consumo aumenta los niveles de triglicéridos, un tipo de lípido que almacena calorías adicionales de azúcar, inhibiendo los efectos del colesterol bueno.

7. Insuficiencia renal crónica

Relación entre el azúcar y la insuficiencia renal crónica
Las alteraciones del sistema renal y el cardiovascular están relacionadas.

La insuficiencia renal crónica es una enfermedad que se caracteriza por la pérdida gradual e irreparable de las funciones de los riñones. Aunque por ahora su vínculo con el consumo de azúcar es una hipótesis, un estudio realizado por David A. Shoham de la Universidad Loyola Chicago (EE.UU.) reveló que los refrescos ricos en esta sustancia son una causa de albuminuria.

La albuminuria es una condición caracterizada por la presencia de proteínas en la orina, la cual evidencia daños en el sistema renal.

8. Cálculos renales

Las bebidas azucaradas y el azúcar refinado aumentan hasta un 25 % el riesgo de padecer cálculos renales. Los refrescos que no son de cola llegan a incrementar las probabilidades hasta un 33 %. La mejor forma de evitarlo es sustituyéndolas por bebidas más sanas, tales como el agua, los zumos naturales o las infusiones.

Por su proceso de fabricación, los perjuicios que puede causar cuando se consume de continuo y la adicción que genera en el cuerpo, el azúcar está llegando a compararse con varios tipos de drogas.

Aunque es muy difícil eliminarla de la dieta, es primordial procurar reducirla al máximo y buscar otros tipos de alternativas para endulzar.