Aceite de ricino negro jamaicano: origen y propiedades

No se recomienda la ingesta del aceite o las semillas de ricino. Estas últimas están vinculadas con un componente venenoso capaz de causar lesiones.
Aceite de ricino negro jamaicano: origen y propiedades
Franciele Rohor de Souza

Revisado y aprobado por la farmacéutica Franciele Rohor de Souza el 28 septiembre, 2021.

Escrito por Daniela Andarcia, 27 septiembre, 2021

Última actualización: 28 septiembre, 2021

Con las semillas de la planta Ricinus communis, también conocida como «ricino», «castor» o «higuera infernal», se elabora un aceite amarillo y un aceite negro, a menudo llamado «jamaicano» por ser el país donde se desarrolló su elaboración.

En general, este aceite es apreciado por tener efectos antioxidantes, antimicrobianos y antiinflamatorios. Asimismo, la variante jamaicana suele ser utilizada para mejorar la salud del cabello y propiciar su crecimiento. Descubre más sobre sus propiedades.

Usos y posibles beneficios del aceite de ricino negro jamaicano

La mayoría de los usos y beneficios atribuidos a esta variante de aceite de ricino están respaldados por evidencia anecdótica. Por ahora, no hay estudios científicos que demuestren que es eficaz. Veamos algunos de ellos.

  • Estimular el crecimiento y engrosamiento del cabello.
  • Hidratar el cabello.
  • Reducir las puntas abiertas.
  • Alisar el cabello ondulado o rizado natural.
  • Aliviar problemas del cuero cabelludo como la caspa, la picazón, la alopecia, entre otros.
  • Promover el crecimiento de cejas y pestañas.
  • Aclarar la piel.
  • Prevenir brotes de acné.
  • Relajar los músculos.

Los nativos también sugieren que este aceite puede ser utilizado como laxante. Sin embargo, se recomienda aplicarlo de forma tópica en lugar de ingerirlo. Ahora bien, te mostramos algunos detalles que debes considerar sobre las bondades antes mencionadas.

Usos y posibles beneficios del aceite de ricino negro jamaicano
El aceite de ricino negro jamaicano se usa principalmente para estimular el crecimiento del cabello y cuidar la salud de la piel.


El aceite y la salud del cabello

El aceite de ricino negro jamaicano tiene muchos defensores. De acuerdo a estos, la variante cuenta con efectos similares a los de otros aceites. Sin embargo, aunque está demostrado que el aceite de menta y el aceite de lavanda estimulan el crecimiento del cabello, no hay estudios que certifiquen estos mismos efectos en el aceite de Jamaica.

El aceite de ricino, un humectante natural

Considerado un humectante natural, este aceite se puede encontrar en productos de maquillaje, así como de cuidado personal. Por esta razón, los defensores de esta sustancia exponen que, así como puede contribuir a la salud de la piel, es capaz de hacer lo mismo con el cabello.

Para usarlo, se recomienda mezclar su forma original sin diluir, con un aceite portador. Ya sea aceite de coco, oliva o almendras.

Diferencias entre el aceite de ricino amarillo y negro

Como hemos mencionado, existen dos tipos de aceite de ricino disponibles, y su diferencia radica en la forma en la que son elaborados. Mientras que el amarillo se realiza a partir de prensar en frío las semillas de Ricinus communis, la variante jamaicana se prepara al tostar las semillas y utilizar calor para extraer el aceite.

Riesgos y recomendaciones de uso

El aceite de ricino está vinculado con irritación y malestar en la piel y los ojos. De igual manera, aunque en cantidades pequeñas se estima que es seguro, un estudio publicado en Iranian Journal of Pharmaceutical Research encontró que dosis altas pueden provocar náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea.

Por su parte, las mujeres embarazadas deben evitar a toda costa beber aceite de ricino. En caso de aplicarlo en la piel, la recomendación es aplicar una pequeña cantidad en la parte interior del brazo y dejar actuar por 24 horas para ver si se produce alguna reacción desfavorable.

Por último, hay que ser cuidadosos al momento de comer semillas de ricino. Estas son conocidas por tener un componente venenoso que puede derivar complicaciones en la salud cuando se mastica y se traga. Por fortuna, este componente tóxico no se encuentra en el aceite.

Riesgos y recomendaciones de uso
No se recomienda el consumo de semillas de ricino, ya que tienen componentes que derivan problemas de salud. Sin embargo, el aceite se considera seguro.


El aceite de ricino negro jamaicano, sin evidencia científica conocida

A pesar de ser muy utilizado para tratar el cabello y promover su salud, no hay evidencia científica que avale estos efectos del aceite de ricino negro. Por ello, se recomienda usarlo con precaución, sobre todo en caso de tener un problema médico de base.

En la medida de lo posible, hay que limitar su uso a los remedios tópicos. Sin embargo, lo idóneo es consultar con un médico o dermatólogo para determinar que su uso es seguro, de acuerdo a las características individuales.

Te podría interesar...
Los 6 beneficios del aceite de almendras para la salud
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Los 6 beneficios del aceite de almendras para la salud

Los beneficios del aceite de almendras son tantos que hoy solo hemos recogido 6 de ellos para poder tratarlos con profundidad. Veamos cuáles son.



  • Iqbal, J., Zaib, S., Farooq, U., Khan, A., Bibi, I., & Suleman, S. (2012). Antioxidant, Antimicrobial, and Free Radical Scavenging Potential of Aerial Parts of Periploca aphylla and Ricinus communis. ISRN pharmacology, 2012, 563267. https://doi.org/10.5402/2012/563267
  • Oh, J. Y., Park, M. A., & Kim, Y. C. (2014). Peppermint Oil Promotes Hair Growth without Toxic Signs. Toxicological research, 30(4), 297–304. https://doi.org/10.5487/TR.2014.30.4.297
  • Lee, B. H., Lee, J. S., & Kim, Y. C. (2016). Hair Growth-Promoting Effects of Lavender Oil in C57BL/6 Mice. Toxicological research, 32(2), 103–108. https://doi.org/10.5487/TR.2016.32.2.103
  • Ghazikhanlou Sani, K., Jafari, M. R., & Shams, S. (2010). A comparison of the efficacy, adverse effects, and patient compliance of the sena-graph®syrup and castor oil regimens for bowel preparation. Iranian journal of pharmaceutical research : IJPR, 9(2), 193–198.