Admirable: empacador de supermercado pagó deuda con monedas que ganó trabajando

Dar la palabra y cumplirla a cabalidad es un acto que no se ve con frecuencia en nuestros días, por eso este joven causó sorpresa con su honestidad.
Admirable: empacador de supermercado pagó deuda con monedas que ganó trabajando

Escrito por Génesis Romero

Última actualización: 12 enero, 2022

Un joven pagó la deuda que mantuvo por meses, justo en la fecha límite, gracias a su constancia, trabajo y esfuerzo. La honestidad de las personas es un valor que los hace brillar a donde sea que vayan y ese fue el caso de este chico.

Se trata de un empacador de supermercado que pidió un préstamo con la intención de pagarlo al cumplirse 8 meses de haberlo adquirido. Para sorpresa de muchos y, particularmente, de la mujer que le dio el dinero, este hombre fue puntual. Pero la manera en la que saldó su deuda fue lo que impactó aún más a la prestamista.

Te invitamos a conocer de cerca lo que ocurrió entre el empacador y la mujer que prestó el dinero, y lo significativo que fue para ambos el pago a tiempo.

Joven empaquetador pagó deuda

Hombre pagó deuda gracias a su esfuerzo

El joven trabajador fue muy claro al momento de pedir la cantidad de dinero prestada. Así lo mencionó su prestamista, Lupita Santos, a través de sus redes sociales. Y es que no pudo contener su impresión y sorpresa al recibir la devolución del dinero cuando menos lo esperaba.

“Dicen que cuando hagas algo con tu mano derecha, no lo sepa tu mano izquierda. Pero esto es de admirarse. Hace ocho meses que una persona me pidió 1500 pesos mexicanos (71 dólares) prestados, esa persona es de bajos recursos y ahora trabaja de empacador”, expresó inicialmente Santos en su perfil de Facebook para relatar con detalles lo sucedido.

Tal y como lo habría planteado inicialmente el joven, al cumplirse los 8 meses del préstamo llegó a la puerta de Lupita para devolverle los 1500 pesos. Esto fue una muestra de lo comprometido y responsable que es, pues la prestamista reconoció que no lo había apresurado ni mencionado el tema de la deuda desde ese primer encuentro.

Le presté el dinero porque me gustó su sinceridad. Hoy ya no recordaba ese dinero, pero él vino muy temprano y me pagó hasta el último centavo, así con puras moneditas. Yo quería llorar porque aún hay gente que realmente valora lo que es un préstamo.

~ Lupita Santos ~
Joven pagó deuda

Un préstamo pagado centavo a centavo

El empacador pagó la deuda con un lote de monedas ganadas en su trabajo. De esta forma, la mujer quedó satisfecha con el trato que había hecho. Sobre todo, porque nunca se vio en la necesidad de recordarle esta negociación.

En la actualidad, es cada vez más difícil contar con la sinceridad, el compromiso y la honestidad de la gente. Por eso, gestos como este son valiosos y merecen ser compartidos. Aunque es el deber ser, resulta lamentable cada vez que surgen estafas y engaños, sin importar el vínculo que una a las personas.

Esta vez, la mesa con pilas de monedas de Lupita Santos fueron las protagonistas. Pero estos gestos se deben replicar, pues todos deberíamos tener el poder de dar nuestra palabra y cumplirla.

Además, esto nos abre las puertas a nuevas y mejores oportunidades, pues fomenta la confianza en las relaciones y da resultados positivos en cualquier circunstancia.

Te podría interesar...
Cómo dividir las deudas cuando se produce un divorcio
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo dividir las deudas cuando se produce un divorcio

¿Estás pasando por un divorcio y tienes dudas sobre cómo dividir las deudas? Hoy daremos información para que esto no haga más difícil esta situaci...



  • de Febres, R. (2007). El valor de la responsabilidad.
  • Revista educación en valores
  • , (7), 119-121.
  • de Pablo, J. S., & Estévez, P. J. (2010). Relación entre la confianza y el compromiso generados en un acuerdo cooperativo y los motivos para su formación.
  • Investigaciones Europeas de Dirección y Economía de la empresa
  • ,
  • 16
  • (2), 83-96.