Alergia al látex: causas, síntomas y recomendaciones

11 Abril, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Galo Flores
La alergia al látex se presenta cuando el sistema inmunitario reacciona de forma exagerada a ciertas proteínas que se encuentran en el látex.

El látex es un material que se fabrica a partir de la savia del árbol del caucho brasileño (Hevea brasiliensis). Este material también se conoce como caucho natural y con él son elaborados muchos productos que utilizamos todos los días.

La alergia al látex se presenta cuando el sistema inmunitario de un individuo reacciona de forma exagerada a ciertas proteínas que se encuentran en el látex. Esto se debe a que este material se usa para fabricar muchos artículos con los que se tiene contacto directo.

Se estima que cerca de 4 de cada 100 personas de la población tiene alergia al látex. Entre los trabajadores de la salud, cerca de 10 de cada 100 son alérgicos al látex. Este grupo en particular enfrenta el reto de que muchos productos de uso médico están fabricados o contienen látex.

Síntomas de la alergia al látex

La alergia al látex es compleja.
Los síntomas pueden llegar a ser bastante evidentes.

La alergia al látex se caracteriza por picazón de la piel o urticaria. También puede manifestarse como irritación de los ojos, escurrimiento y enrojecimiento nasal. En casos graves puede llegar incluso a la anafilaxia. Esta reacción puede poner en riesgo la vida al causar inflamación de la garganta y dificultad para respirar.

Te puede interesar: ¿La vitamina C ayuda a combatir las alergias?

Causas y factores de riesgo

El látex es un producto natural formado por varios componentes, entre ellos proteínas. Estas proteínas son las principales responsables de producir alergia. Las pequeñas partículas que se desprenden de los productos entran en contacto con la piel o ingresan por los pulmones al ser respiradas.

Algunas personas alérgicas al látex no pueden identificar cuál fue el contacto directo con este material. En estos casos se piensa que otras personas han tenido contacto con látex y que transportaron en su piel o ropa partículas de látex y las acercaron a la persona alérgica.

También se ha propuesto que puede ser un contacto indirecto, a través de alimentos que fueron manejados por personas con guantes de látex.

Es probable que las personas alérgicas no nazcan con este problema, sino que lo desarrollan con el contacto reiterado con productos de látex. Los síntomas aparecen en algún nuevo contacto con látex, después de meses o años.

¿Qué productos contienen látex?

Los productos que contienen látex o alguno de sus derivados están por todas partes. En cualquier sitio los podemos encontrar pues tiene muchas ventajas por ser suave y muy resistente.

Productos de uso médico

Es un componente frecuente en dispositivos de uso médico como:

  • Guantes desechables.
  • Jeringas.
  • Estetoscopios y baumanómetros.
  • Cánulas para vías aéreas e intravenosas.
  • Vendajes.

En algunos países se ha regulado que los dispositivos de uso médico que contienen látex deben indicarlo, para evitar el contacto con las personas alérgicas.

Productos de uso cotidiano

Muchos productos de uso diario contienen látex o alguna otra forma de caucho natural, entre ellos se encuentran los siguientes:

  • Globos.
  • Ligas y bandas elásticas.
  • Condones y diafragmas.
  • Guantes de limpieza o de cocina.
  • Neumáticos.
  • Juguetes.
  • Empuñaduras de objetos.

Por lo general, estos productos solo en raras ocasiones producen problemas, excepto en aquellas personas extremadamente sensibles.

Otros productos

Existe una conexión entre alergia a algunos alimentos y alergia al látex. Esto es porque algunos alimentos contienen los mismos alérgenos que el látex. Los alimentos que los contienen son los siguientes:

  • Aguacate.
  • Apio.
  • Plátano (banana).
  • Maracuyá.
  • Kiwi.
  • Castañas.

Esto es muy importante porque las personas alérgicas al látex, tienen una mayor probabilidad de ser alérgicas a estos alimentos o presentar una reacción cruzada.

Descubre también: 9 tipos de preservativos que debes conocer

Pruebas de diagnóstico

Para la alergia al látex, como para muchas otras, el diagnóstico es todo un reto. El médico examinará la piel y realizará preguntas sobre los síntomas. También buscará datos para descartar otras causas de los síntomas.

Una de las pruebas que puede solicitar es la de reacción cutánea. Esta prueba puede ayudar a determinar si la piel reacciona a las proteínas del látex. Para esta prueba, el médico introduce una aguja muy pequeña para colocar una mínima cantidad de látex. El sitio para la prueba es la piel del antebrazo o la espalda. 

El resultado se interpreta después de que la piel reacciona con la muestra. Si la persona es alérgica al látex, se habrá formado una pequeña zona de inflamación en donde fue aplicado el látex. Esta prueba solo debe realizarla un alergólogo u otro médico que tenga experiencia en pruebas y reacciones cutáneas.

Tratamientos disponibles

La alergia al látex tiene tratamiento.
Los antihistamínicos son los fármacos de elección.

Existen medicamentos para reducir los síntomas, pero es importante recalcar que la alergia al látex no tiene una cura específica. La única forma de evitar las reacciones alérgicas al látex es evitar el uso de productos que lo contengan.

Cuando las reacciones no son graves, el médico puede recetar antihistamínicos o dosis bajas de corticoesteroides, que se usan después de tener contacto con látex. Estos medicamentos son para controlar la reacción y aliviar el posible malestar.

Aunque lo trates de evitar, es posible tener contacto no intencional con productos de látex. Si has tenido alguna reacción alérgica grave con estos productos, puede ser recomendable llevar contigo en todo momento un autoinyector de epinefrina.

En caso de una reacción anafiláctica, será urgente acudir a la sala de emergencias para recibir tratamiento de inmediato.

Lee también: 8 pasos para el uso correcto del condón masculino

Prevención y recomendaciones

Es muy importante que las personas alérgicas al látex informen siempre a todo el personal de salud que las atienden, ya que el hospital es el lugar donde hay más productos que lo contienen. De la misma forma, trabajar en el ambiente hospitalario es uno de los factores más importantes para poder desarrollar alergia al látex.

Otra forma de prevención es sustituir los productos hechos con látex por aquellos que no lo contienen. Existen guantes, vendajes, condones y juguetes libres de látex.

También es recomendable evitar las frutas que se mencionaron antes. Esto es con la finalidad de evitar una reacción alérgica por el tipo de proteínas que contienen.

Una condición compleja

El diagnóstico oportuno es esencial en estos casos. En muchos pacientes existe un retraso en el diagnóstico. Desde la aparición de la dermatitis hasta que se presentan síntomas de asma, suelen pasar hasta dos años.

Algunas medidas de suma importancia son utilizar productos libres de látex e informar a los profesionales de la salud de la alergia antes de cualquier procedimiento. De esta forma se puede evitar en mayor medida entrar en contacto con el látex, de forma directa o accidental.

  • Wu M, McIntosh J, Liu J. Current prevalence rate of latex allergy: Why it remains a problem? J Occup Health. 2016 May 25;58(2):138-44.
  • Nucera E, Aruanno A, Rizzi A, Centrone M. Latex Allergy: Current Status and Future Perspectives. J Asthma Allergy. 2020 Sep 28;13:385-398.
  • Chełmińska M, Specjalski K, Różyło A, Kołakowska A, Jassem E. Differentiating of cross-reactions in patients with latex allergy with the use of ISAC test. Postepy Dermatol Alergol. 2016 Apr;33(2):120-7.
  • Amr S, Suk WA. Latex allergy and occupational asthma in health care workers: adverse outcomes. Environ Health Perspect. 2004 Mar;112(3):378-81.
  • Kumar RP. Latex allergy in clinical practice. Indian J Dermatol. 2012 Jan;57(1):66-70.
  • Nabavizadeh SH, Yazdanpanah S. Prevalence of fruite (kiwi) allergy in health worker with latex hypersensitivity. Clin Transl Allergy. 2011 Aug 12;1(Suppl 1):P33.