¿Por qué algunas personas se enamoran tan fácilmente?

Las personas que se enamoran tan fácilmente no tienen un corazón más grande, sino más frágil. Detrás de esta conducta suele haber vacíos, miedos y falta de destreza para tramitar emociones incómodas.
¿Por qué algunas personas se enamoran tan fácilmente?
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 09 abril, 2022

Algunas personas se enamoran tan fácilmente, que apenas si tienen tiempo de comprender sus propios sentimientos antes de comprometerlos. Esto no sería ningún problema si no fuera porque en múltiples ocasiones esos enamoramientos no llegan a buen puerto.

Las razones por las que hay personas que se enamoran tan fácilmente son muchas. Por lo general, tiene que ver con un enorme deseo de amar, motivado en vacíos o carencias afectivas. Otras veces está asociado a dificultades personales que se pretenden evadir a través del amor de pareja.

Sea como fuere, lo cierto es que esa rapidez suele llevar a relaciones pasajeras que se convierten en pequeñas o grandes frustraciones sucesivas. También conduce a vínculos poco convenientes. ¿Cómo comprender a las personas que se enamoran tan fácilmente? Veamos.

Cómo son las personas que se enamoran tan fácilmente

Las personas que se enamoran tan fácilmente suelen tener algunos rasgos en común. El primero de ellos es la convicción de que una pareja les completa y esto es lo único que les hace felices. Les resulta inconcebible la idea de estar bien si no es con un amor a su lado.

Otras características de las personas que se enamoran a cada rato son las siguientes.

Tendencia a idealizar

En el fondo, estas personas están enamoradas del amor romántico. Sienten que este es la panacea y que les otorga una plenitud que nada más les ofrece. Sueñan con ese amor perfecto que los mantenga con mariposas en el estómago para siempre.

Así mismo, suelen idealizar a cualquier persona que conozcan, a veces de manera absurda. Sobredimensionan las cualidades de alguien que los atrae y minimizan sus defectos. De la misma manera, cuando la realidad deja de ser perfecta, buscan una nueva ilusión que los compense.

Enamorado fácilmente.
Es frecuente que estas personas perciban el amor desde su lado romántico tan solo, obviando muchos otros detalles.

Carencias afectivas

Es muy habitual que se idealice el amor cuando se ha carecido de él o se siente que así ha sido. Las personas que han crecido en medio de una deprivación afectiva buscan, de forma inconsciente, llenar esos vacíos a través de una pareja.

Muchas veces, más que amor lo que buscan es una prueba de su propia valía. En el fondo, sienten que no logran despertar amor en los demás y por eso intentan probarse, una y otra vez, que no es así. Sin embargo, cualquier dificultad es interpretada como desamor y esto los lleva a buscar un nuevo enamoramiento.

Dificultad para lidiar con emociones incómodas

El amor también puede convertirse en una forma de evasión. A veces, las personas que se enamoran tan fácilmente incurren en esa conducta porque necesitan eludir algún aspecto de sí mismos que no aceptan o no toleran.

Es posible que no se sientan competentes en algunos terrenos o que carguen con sentimientos de culpa muy fuertes. Al enamorarse, enfocan toda su energía emocional, al menos por un momento, en la relación.



Miedo al compromiso

Cuando alguien se enamora de todo el mundo, al final tiene la excusa perfecta para no enamorarse de nadie. Quizás sabe que todo amor implica también malos ratos y problemas que se deben superar. Tal vez quiere evitar esos tragos amargos y por eso se limitan a mojarse los labios, sin beber a fondo todo el trago.



¿Por qué ocurre esto?

Los rasgos de las personas que se enamoran tan fácilmente ya nos dan pistas de las razones por las que esto sucede. Podría decirse que, en términos generales, la razón es la existencia de un vacío que se quiere llenar a través de un supuesto amor.

En estos casos no se quiere conocer, tratar y compenetrarse con otra persona. Lo que se desea es experimentar todo el cóctel de emociones que vienen con el enamoramiento. Lo que el otro sienta, realmente no cuenta mucho. Hacen del amor una especie de droga que los pone a volar.

Por lo tanto, enamorarse a cada rato suele obedecer a una conducta evasiva. Hay un malestar de base que no se quiere reconocer y tampoco se quiere experimentar.

Detrás de esto hay también una tendencia a depender de otros y miedo a la soledad. En realidad, no se quiere construir una relación de pareja, sino dejar de sentirse mal. Que no haya ansiedad, tristeza o incertidumbre, sino que todo se resuelva por obra y gracia de un nuevo amor.

¿Cómo manejarlo y superarlo?

Las personas que se enamoran tan fácilmente suelen desilusionarse rápido y en ese proceso se hacen y hacen daño. Llega un momento en que esto puede tornarse compulsivo y conducir a ninguna parte. Por eso es importante tratar de entender qué pasa y superarlo.

Lo ideal es que se busque ayuda profesional, ya que suele tratarse de una condición que tiene raíces profundas y que no se logra superar por completo con 2 o 3 consejos. Sin embargo, en principio se pueden tomar algunas medidas como las siguientes:

  • Darse tiempo para conocer al otro: es mejor no ligar ni tener sexo en la primera cita. ¿Por qué no darle un poco de tiempo al tiempo?
  • Pasar tiempo con familia y amigos: hay otros vínculos que pueden ser muy gratificantes, sin necesidad de que haya pasiones desenfrenadas.
  • Cultivar una afición: las personas que se enamoran tan fácilmente no se dan cuenta de que también pueden pasar buenos momentos consigo mismos.
  • Usar el sentido común: no existen las personas perfectas ni las relaciones perfectas. Todos tenemos defectos y solo es cuestión de tiempo para que salgan a flote.
  • Leer sobre el tema: hay muy buena literatura al respecto. Informarse bien puede dar pistas valiosas sobre los laberintos del amor.
Decepción por enamoramiento.
Las frustraciones no tardan en llegar cuando hay enamoramiento fácil y repetitivo.

Buscar ayuda no está mal

Las personas que se enamoran tan fácilmente suelen ser reacias a dejar de hacerlo. Es muy habitual que esto se convierta o bien en un propósito obstinado, o bien en una compulsión. En ambos casos es dañino.

La gente sigue teniendo muchos prejuicios frente al hecho de buscar ayuda profesional. Sin embargo, son solo eso: prejuicios. Un psicólogo es la persona más adecuada para identificar lo que hay detrás de estas conductas y ayudar en la superación.

Te podría interesar...
15 reflexiones sobre el amor
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
15 reflexiones sobre el amor

¿Crees que sabes todo sobre el amor? Te dejamos con 15 reflexiones sobre el amor para que descubras ideas que te enseñarán una perspectiva diferent...



  • Plou, P. M. (2006). Relaciones de dependencia: ¿cómo llenar un vacío existencial? Revista de psicoterapia, 17(68), 66.
  • Silva, L. C. (1984). La técnica de respuesta aleatorizada: un método para la reducción de conductas evasivas en las encuestas de población. Rev. cuba. adm. salud, 53-9.
  • Mora Montes, J. M. (2007). Comprensión del enamoramiento. Cauriensia.