Alimentos y nutrición recomendada para controlar la osteoartritis

Un cambio en la alimentación y el estilo de vida puede ayudar a las personas con osteoartritis. La dieta tipo mediterránea contribuye a aumentar la movilidad y a aliviar el dolor y la inflamación.
Alimentos y nutrición recomendada para controlar la osteoartritis
Anna Vilarrasa

Escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa.

Última actualización: 11 abril, 2022

La dieta juega un papel clave en el manejo de muchas enfermedades. Y en otras ocasiones es muy útil para mejorar la calidad de vida de los pacientes. Por este motivo, es interesante tener en cuenta los alimentos y la nutrición recomendada en la osteoartritis.

La relación entre la dieta y las articulaciones no es tan clara como en el caso de la diabetes o las enfermedades cardiovasculares. De todos modos, algunos estudios muestran que un patrón alimentario con abundante carne roja, procesada y alimentos fritos está relacionado con una peor progresión de la patología.

Elegir los alimentos adecuados puede mejorar el estado de los cartílagos, la reparación de lesiones en las articulaciones y el estado inflamatorio que conlleva. Así que cuando se padece osteoartritis, es importante tener en cuenta lo que es aconsejable comer y lo que no.

¿Cómo influyen los alimentos y la nutrición en la osteoartritis?

La osteoartritis es una afectación de las articulaciones como consecuencia del desgaste y la degradación del cartílago. Las zonas más dañadas suelen ser las rodillas y las caderas, aunque también es habitual en las manos, la columna vertebral o los dedos de los pies.

Los pacientes sufren inflamación, dolor y problemas de movilidad que pueden afectar de forma seria su calidad de vida. En el origen de la enfermedad se encuentran factores genéticos, trastornos metabólicos, lesiones o inestabilidad articular. Es un problema de salud con más prevalencia entre los adultos mayores.

En la base del tratamiento de la osteoartritis está la medicación para controlar los síntomas y la sustitución de las articulaciones afectadas (cómo última medida). Y aunque no se puede hablar de una dieta curativa, algunas estrategias pueden ser útiles para un mejor manejo de la patología.

Tal como indican los expertos de la Arthritis Foundation, ciertos alimentos pueden fortalecer los huesos, reducir la inflamación y reforzar el sistema inmunitario. De esta forma, se puede frenar el daño articular, reparar algunos tejidos o reducir el dolor.



Alimentos y nutrición recomendada en la osteoartitis

Los objetivos principales de la dieta son mantener un peso corporal adecuado, controlar la infamación y reforzar en la medida de lo posible los tejidos articulares. Para lograr estos propósitos, estas son algunas de las pautas a seguir.

Comer abundantes verduras y frutas de colores

A lo largo del día se pueden comer de forma libre estos productos. Significan un aporte muy interesante de antioxidantes que previenen el daño celular y protegen las articulaciones. Además, también ayudan a reducir la inflamación y el dolor.

Vegetales de colores para controlar la osteoartritis.
Los vegetales coloridos indican una alta presencia de antioxidantes, que podrían enlentecer el daño en las articulaciones.

El aceite de oliva es clave

Esta debe ser la opción preferida para cocinar y aliñar todo tipo de platos. Para este ingrediente concreto sí que existen estudios que lo relacionan con un efecto preventivo del daño en el cartílago.

Introducir pescado azul 1 o 2 días a la semana

Todas las variedades de pescado azul contienen ácidos grasos omega 3. Este tipo de lípidos poliinsaturados tienen un demostrado efecto antiinflamatorio. En pacientes con osteoartritis podrían mejorar la rigidez y el dolor articular.

Algunas investigaciones con animales muestran resultados positivos al añadir este tipo de grasa en la dieta. El omega 3 ralentizaría la progresión del daño e incluso prevendría su posible aparición. Los resultados positivos también se observan con el aceite de lino.

Obtener suficiente vitamina C y vitamina D

Ambas vitaminas desempeñan un papel importante en la salud osteoarticular. La vitamina C es necesaria para  la síntesis de colágeno y tejido conectivo. Y la vitamina D es esencial para la fuerza y el equilibrio muscular.

Las mejores fuentes de vitamina C se encuentran en la piña, las naranjas, las fresas, el kiwi, el brócoli y el pimiento rojo. Por otro lado, la vitamina D abunda en el aceite de pescado, las yemas de huevo, el pescado azul y la leche.

Cocinar con puerros y cebollas

En estos dos alimentos se concentra una interesante cantidad de quercetina, un compuesto que presenta actividad antiinflamatoria. Aunque es necesaria más evidencia al respecto, parece ser una buena idea incluir estos alimentos en las recetas diarias. Además, también se encuentra en manzanas, bayas, uvas, alcaparras o verduras de la familia Brasicacae.



Controlar las porciones

Los pacientes con osteoartritis pueden tener afectada la movilidad de forma seria. Así que es preciso no excederse con el aporte energético con el fin de evitar un superávit calórico (que se puede traducir en aumento de peso).

¿Qué alimentos evitar en la dieta para la osteoartritis?

Las personas que sufren esta enfermedad se encuentran en un estado inflamatorio. Por este motivo, en la alimentación y nutrición recomendada para la osteoartritis es preciso evitar todos aquellos productos que puedan fomentar este estado.

La falta de actividad física y el consumo de dietas de tipo occidental e hipercalóricas parece estar relacionado con un estado inflamatorio crónico del organismo. En la lista de alimentos menos recomendados se encuentran los siguientes.

Azúcares añadidos

Los azúcares se encuentran en un gran número de productos procesados: dulces, chocolatinas, bollería, salsas comerciales, postres. Este exceso de azúcar se relaciona tanto con el sobrepeso como con un estado de inflamación.

Exceso de lípidos, grasas saturadas y grasas trans

Tanto la cantidad como el tipo de grasa afectan la inflamación y pueden empeorar el progreso de la enfermedad. Por este motivo, es recomendable evitar un consumo excesivo de mantequilla, carne procesada, margarina, comida rápida o platos precocinados.

Granos refinados

Durante el proceso de refinado, los granos de cereal se ven desprovistos de la fibra y otras partes importantes. Así, los granos blancos y todos sus derivados pierden su valor nutricional.

Lácteos

En este caso no existe evidencia científica sobre la conveniencia de retirar productos como la leche, el yogur o el queso. Si bien es verdad que algunos lácteos pueden contener elevadas cantidades de grasas saturadas o azúcar añadido que conviene limitar.

Productos lácteos en la osteoartritis.
No está claro el rol de los lácteos en la inflamación crónica de las articulaciones, por lo que hay que evaluar en cada persona si realmente deben quitarse de la dieta.

¿Cuándo es necesario ver a un profesional?

Empezar con los alimentos y la nutrición adecuada para la osteoartritis puede ser más fácil o más complicado. Todo depende del estado de salud de cada persona y de cómo es su dieta antes de comenzar.

En algunas ocasiones, puede ser apropiado ir paso a paso. En cambio, otras personas prefieren adoptar cambios más radicales y todos de una vez. Sea como sea, cada cual debe encontrar el método.

Para todas aquellas personas a las que les puede parecer dificultoso el proceso, es muy recomendable consultar con un dietista o con el médico. Ellos brindarán la ayuda y la información pertinentes.

Del mismo modo, no hay que olvidar la importancia de la actividad física en la mejora de la enfermedad. Algunos ejercicios son más recomendables que otros, por lo que también es una buena ocasión para pedir consejo profesional.

Los alimentos recomendados para la osteoartritis pueden mejorar algunos síntomas

La osteoartritis es un problema de salud que afecta de forma seria el día a día de las personas que la padecen. Su tratamiento es farmacológico, pero existen hábitos sencillos que lo acompañan y permiten mejorar los síntomas. El ejercicio, la dieta adecuada o el estado de ánimo relajado son algunas de las premisas básicas.

Un patrón alimentario parecido a la dieta mediterránea es sin duda uno de los más adecuados. En este, los protagonistas son frutas, verduras, legumbres, aceite de oliva, frutos secos, granos integrales, pescado azul, huevos y carnes magras.

Además, es preciso controlar otras situaciones como el sobrepeso, la hiperglucemia y el colesterol elevado. Ante cualquier duda sobre la dieta o la actividad física más adecuadas, es deseable acudir en busca de ayuda profesional.

Te podría interesar...
El top 10 para hacer una dieta mediterránea
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
El top 10 para hacer una dieta mediterránea

Si quieres hacer una dieta mediterránea, no te puedes perder estos 10 consejos. Te contamos todo lo que necesitas saber para llevarla a cabo.



  • Arthritis Foundation. Osteoarthritis.
  • Arthritis Foundation. 12 best foods for arthritis.
  • Chin K-Y, Pang K-L. Therapeutic effects of olive and its derivatives on osteoarthritis: from bench to beside. Nutrients. Octubre 2017. 9 (10): 1060.
  • Christ A, Lauterbach M, Latz E. Western diet and the immune system: an inflammatory connection. Immunity. Noviembre 2019. 51 (5): 794-811.
  • Duan Y, Zeng L, et al. Inflammatory links between high fat diets and diseases. Frontiers in Immunology. Noviembre 2018. 13.
  • Felson D.T, Lawrence R. C, et al. Osteoarthritis: new insights. Part 1: the disease and its risk factors. Annals of Internal Medicine. Octubre 2000. 133 (8): 635-46.
  • Li Y, Yao J, et al. Quercetin, inflamation and immunity. Nutrients. Marzo 2016. 8 (3): 167.
  • Mobasheri A, Shakibaei M, et al. Antioxidants in the treatment of osteoarthritis and bone mineral loss. Studies on Arthritis and Bone Disorders. Diciembre 2013. 275-295.
  • National Institutes of Health. Office of Dietary Supplements. Vitamina C. U.S. Department of Health and Human Services. Diciembre 2019.
  • National Institutes of Health. Office of Dietary Supplements. Vitamina D. U.S. Department of Health and Human Services. Enero 2021.
  • Satokari R. High intake of sugar and the balance between pro and anti-inflammatory gut bacteria. Nutrients. Abril 2020. 12 (5): 1348.
  • Simopoulos A. P. Omega-3 fatty acids in inflammation and autoimmune diseases. Journal of the American College of Nutrition. Diciembre 2002. 21 (6): 495-505.
  • University of Bristol. Omega-3 fatty acids shown to prevent or slow progression of osteoarthritis. Science Daily. Octubre 2011. 18.
  • The Association of United Kingdom Dietitians. Osteoarthritis and diet: food, fact, sheet.
  • Xu Ch, Marchand N. E, et al. Dietary patterns and progression of knee osteoarthritis: data from osteoarthritis initiative. The American Journal of Clinical Nutrition. Marzo 2020. 111 (3): 667-676.