Alivia los dolores musculares con esta pomada antiinflamatoria de aceite de coco

La combinación de las propiedades del aceite de coco con las de los aceites esenciales crea una mezcla perfecta para aliviar las inflamaciones y los dolores musculares
Alivia los dolores musculares con esta pomada antiinflamatoria de aceite de coco
Carlos Fabián Avila

Revisado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila el 05 mayo, 2021.

Escrito por Daniela Echeverri Castro, 24 enero, 2017

Última actualización: 05 mayo, 2021

Los dolores musculares son molestias bastante comunes en la población y uno de los principales motivos de incapacidad laboral en el mundo. Por esto mismo, resulta necesario atenderlos de manera precoz con una buena estrategia terapéutica. Esta puede incluir una pomada antiinflamatoria de aceite de coco.

Por lo general, la estrategia terapéutica consiste en guardar cierto reposo, realizar movimientos suaves, evitar los sobreesfuerzos, consumir abundante agua, tomar algunos medicamentos analgésicos y cuidar la higiene postural.

Los masajes son una forma de obtener alivio muy conveniente en los casos leves. Por ello mismo, muchas personas acuden a un spa o a un fisioterapeuta, siendo este último el más indicado en primera instancia, pues es quien puede ayudar a detectar problemas de mayor cuidado.

Los automasajes en casa con una pomada de árnica o de aceite de coco también son una medida adecuada para obtener el alivio. No solo porque el movimiento ayuda a descargar tensión, sino porque los elementos de las pomadas tienen propiedades antiinflamatorias.

Pomada antiinflamatoria de aceite de coco para aliviar el dolor muscular

7 relajantes musculares que te brinda la naturaleza

A pesar de que los dolores musculares pueden variar en función de su gravedad, esta pomada con aceite de coco virgen es un buen complemento para proporcionarle sensación de alivio.

Este es un aceite que tiene compuestos antiinflamatorios, analgésicos y relajantes que contribuyen a mejorar la circulación para acelerar la recuperación de los músculos afectados.

Para sacar el máximo rendimiento a esta pomada podemos realizar las siguientes pautas:

  • Combinarlo con ingredientes como el aceite de lavanda y de romero, conocidos en la medicina alternativa como antiinflamatorios, calmantes y antioxidantes.
  • Aplicar a través de masajes para estimular el sistema linfático y promover la eliminación de las toxinas y líquidos que afectan los tejidos.
  • Se recomienda para relajar las piernas y el cuello, ya que, calman la rigidez y otros síntomas asociados con el estrés.

¿Cómo preparar esta pomada antiinflamatoria de aceite de coco?

Aunque es cierto que podemos recurrir a diversos relajantes musculares en crema, gel u otros tipos de ungüento, también podemos elaborar una pomada antiinflamatoria de aceite de coco para obtener el alivio. Para ello, es importante que el aceite de coco sea de la variedad virgen.

Ingredientes

  • 1 taza de aceite de coco virgen (200 g).
  • 15 gotas de aceite esencial de lavanda.
  • 10 gotas de aceite de romero.
  • 15 gotas de aceite esencial de menta.
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (48 g).

Utensilios

  • 1 frasco de vidrio hermético.

Preparación

  • Vierte el aceite de coco en una olla y fúndelo al baño María durante algunos minutos.
  • Luego, tras derretirlo por completo, agrégale los aceites esenciales y remueve con un utensilio de madera.
  • Retíralo del fuego y guarda el aceite en un recipiente ermético, antes de que se enfríe
  • Déjalo destapado por un par de horas para que adquiera una textura cremosa o guárdalo en el congelador 30 minutos.
  • Una vez adquiera la consistencia deseada, procede a aplicarlo.
3 cremas con aceite de coco para atenuar las cicatrices

Modo de uso de la pomada antiinflamatoria de coco

  • Toma un baño relajante, sécate bien y aplícate un poco de pomada antiinflamatoria. Extiéndela bien por las áreas afectadas.
  • Asegúrate de masajear con delicadeza las áreas doloridas, incluyendo el cuello, las piernas y la parte baja de la espalda. Puedes ayudarte con un masajeador automático si lo deseas.
  • Espera unos minutos para que la piel absorba la mayor cantidad de aceite posible y luego, tienes dos opciones: pasarte una servilleta para retirar el exceso de producto (y evitar que la pijama o la ropa se manche), o darte una ducha rápida.
  • Repite el procedimiento cada vez que sientas algún tipo de dolencia musculare leve, después de una caminata larga, o una rutina de ejercicios intensa, por ejemplo.

¿Que debes tener en cuenta sobre esta pomada?

Recuerda que si bien la pomada antiinflamatoria de aceite de coco puede ayudarte a obtener el alivio, es importante que no te apoyes solamente en ella y que pongas en práctica varias medidas para sentirte bien.

Como comentábamos al comienzo, debes cuidar tu postura, evitar los sobreesfuerzos, beber suficiente líquido cada día y atender a las demás recomendaciones que te pueda dar el fisioterapeuta o médico de cabecera.

En algunos casos, los alimentos que contienen magnesio y potasio puede contribuir con el alivio. Por ende, considera incluirlos en tu menú cuando sientas molestias musculares.

Por último, no olvides que aunque es conveniente guardar reposo, también es aconsejable hacer algunos ejercicios de estiramiento (suaves) para aliviar la tensión y fortalecer las zonas afectadas por el dolor y la rigidez.

Te podría interesar...
El aceite de coco y sus beneficios para la salud
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
El aceite de coco y sus beneficios para la salud

Los ácidos grasos que el aceite de coco contiene podrían ayudar a evitar ciertas enfermedades. ¿Quieres saber por qué? Descúbrelo aquí.



  • Departamento nacional de planeación. Perfil sectorial: Oleaginosas, Aceites y Grasas. Cadenas productivas: estructura, comercio internacional y protección. 2004.
  • A. Padron. Obtención de acidos grasos a partir del aceite de coco. Insituto Politécnico Nacional . 2015
  • L.M Torres Gónzalez, O. Angulo Guerrero, R.m Oliart Ros. Efecto de la refinación física sobre la calidad química y sensorial del aceite de coco. Grasas y Aceites. 2009