Altas temperaturas, ¿cómo dormir con ellas?

Para dormir bien con altas temperaturas, se recomienda refrescar la habitación un rato antes de ir a dormir y evitar el uso de ventiladores durante el sueño.
Altas temperaturas, ¿cómo dormir con ellas?
Leonardo Biolatto

Escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto el 14 abril, 2021.

Última actualización: 14 abril, 2021

En verano, las altas temperaturas pueden resultar terribles para tareas simples, como dormir. Y aún más si vives en una zona donde el termómetro alcanza límites insoportables. Esto puede parecer una tontería pero es una situación que afecta a muchas personas.

Como bien indican los expertos de la Sociedad Española del Sueño, este es una de las necesidades básicas más importantes del ser humano. Dormir bien permite mantener una rutina adecuada, así como tener energía y motivación. Sin embargo, el insomnio no solo puede causar fatiga física, sino que también afecta al ánimo y a la salud.

Cuando dormimos, la temperatura del cuerpo tiende a disminuir para facilitar el descanso. Cuando esto no ocurre, es más difícil conciliar el sueño y obtener un buen descanso. Por todo esto, es importante saber cómo conseguir un sueño adecuado.

En este artículo te explicamos cómo dormir bajo altas temperaturas. Así podrás disfrutar de tu verano con energía y ganas.

Primer consejo: hidrátate bien frente a las altas temperaturas

Esta es una medida esencial. La hidratación influye en el funcionamiento de todo el organismo. Cuando estamos en una época de altas temperaturas, esto es aún más importante. Debes intentar beber entre 1,5 y 2 litros de agua a lo largo del día.

No esperes a tener sed. De hecho, si te cuesta un poco acostumbrarte a beber tanta agua, puedes probar con bebidas isotónicas o alguna infusiones caseras (como la de menta, frutillas, manzanilla, etc.). Te ayudarán también a reponer las sales que se pierden con el sudor.

Pero ojo, trata de encontrar el equilibrio entre ambas bebidas y de procurar priorizar siempre el consumo de agua, pues al final, siempre será la bebida más saludable para el organismo.

Beber agua

Otro consejo es tomar bebidas frías antes de dormir. Ayudarán a bajar tu temperatura corporal, por lo que te sentirás más relajado y fresco. Prueba con algo cítrico, como una granizada de limón.

Prepara tu habitación

Como indican los expertos del Instituto del Sueño, hay una serie de condiciones que deben estar presentes en el ambiente (en este caso, la habitación donde duermes) para que puedas disfrutar de una buena noche de descanso, aún cuando haga mucho calor.

Trata de mantener la habitación donde duermes alejada de las altas temperaturas. Para ello, puedes bajar las persianas y cerrar las ventanas en las horas de más calor. Incluso, puedes cerrar la puerta de la habitación durante un rato antes.

Se recomienda no utilizar el aire acondicionado mientras duermes. Lo ideal es que lo enciendas una hora antes de irte a dormir. Así, la habitación estará fresca cuando vayas a acostarte y evitarás que el aire dañe tu garganta durante el sueño.

Además, puedes escoger las sábanas más adecuadas para tu cama. Las sábanas de algodón son las más frescas para el verano. De hecho, también existen colchones especiales que ofrecen una posición para el verano y otra para el invierno. Puedes probar con ellos.

Dormir a altas temperaturas: cuidado con el ejercicio

Cuando es época de altas temperaturas, trata de no hacer ejercicio de alta intensidad en el exterior. Procura hacerlo mínimo 3 horas antes de irte a dormir. Lo recomendable es hacerlo por la mañana temprano; así evitarás el calor excesivo y, adicionalmente, ayudarás a regular el ciclo del sueño.

Date una ducha

Aunque el cuerpo te pida una ducha fría, no lo hagas. El agua fría hace que tus vasos sanguíneos se dilaten y que tu cuerpo aumente su temperatura. Por ello, trata de darte una ducha de agua tibia. La sensación cuando salgas será de más frescor.

También puedes colocar sobre tu piel gasas con agua templada. Prueba poniéndolas sobre tu frente o en los pies. Sentirás una sensación refrescante al retirarlas. Otro truco es colocar una bolsa de agua fría bajo la almohada. No está en contacto directo con tu piel y ayudará a que la almohada se mantenga fresca.

Ducha tibia

Otros consejos

Al igual que las sábanas, debes utilizar pijamas ligeros; los de algodón son una buena elección. La postura al dormir también es importante. Si duermes de lado tendrás menos roce con la cama y mayor sensación de frescor.

Al igual que para cualquier otro tipo de insomnio, evita los aparatos electrónicos a la hora de dormir, ya que pueden excitarte y retrasar tu sueño.

Elige comidas ligeras y frescas a la hora de cenar. Una comida pesada empeora la digestión y aumenta la sensación de calor. Del mismo modo, debes evitar el alcohol ya que favorece la deshidratación.

En conclusión, trata de mantener tu habitación fresca y evita usar ventilador o aire acondicionado mientras duermes. Además, es importante que prestes atención a tus comidas y a tus hábitos. El sueño es una necesidad sensible y debemos cuidarla.

Te podría interesar...
6 efectos del calor en el organismo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
6 efectos del calor en el organismo

El calor tiene efectos en el organismo. Cuando la regulación de la temperatura corporal falla, se provocan situaciones que pueden poner en riesgo l...