Amor verdadero: todo lo que debes saber

¿Dudas sobre la existencia del amor verdadero? Hoy reflexionamos al respecto para derrumbar algunos mitos.
Amor verdadero: todo lo que debes saber
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 16 noviembre, 2021

El amor es una idea que está anclada a paradigmas sociales. Es por esta razón que cada sociedad tiene su propio concepto, uno que sus ciudadanos asimilan a lo largo de sus vidas. El cine, la televisión, las caricaturas, la educación y las creencias religiosas, entre otras variables, también ayudan a moldear lo que se cree de él. Frente a todo esto, ¿en dónde queda el amor verdadero?

Muchos piensan que el amor verdadero es una utopía. Otros que es una construcción para vender novela románticas y encadenar éxitos cinematográficos. También se le denomina amor romántico, y para algunos es la receta que permite que una relación prospere durante años y años. Hoy reflexionamos al respecto de la mano de los aportes de la ciencia.

¿Existe el amor verdadero?

Depende de lo que se entienda por amor verdadero. Como ya te hemos explicado en nuestro artículo sobre qué es el amor, es imposible deslindar esta experiencia de los procesos bioquímicos. Rápidamente, el cerebro libera hormonas específicas para cada una de las etapas del amor (lujuria, atracción y apego).



Es por esto que no sientes lo mismo el primer mes que cuando ya han pasado un par de años de relación. Un artículo publicado en Psychological Review en 2002 sugirió que la base de la prosocialidad auténtica se puede explicar a través de procesos cerebrales, de manera que lo que se conoce como amor verdadero sí existe.

Sin embargo, tal y como señala la evidencia, la experiencia del amor no se manifiesta igual en todas las personas. Existen muchas variables que determinan lo que un individuo cree que es el amor. Por ejemplo, algunos expertos señalan que la influencia del cine condiciona lo que se piensa sobre el amor (en especial durante la juventud). Otros destacan la experiencia de la familia y los amigos.

En este sentido, podemos resumir que no existe una idea unitaria de lo que es el amor verdadero. A pesar de ello, y aunque no sea unitaria, no implica que no existan patrones que algunas personas asocien como tal. Conviene entonces armonizar el océano de dudas que se tiene con respecto a él, algo que haremos en el próximo apartado.

7 cosas que debes saber del amor verdadero

Muchas de las cosas que exponemos a continuación contradicen buena parte de lo que sabes del amor verdadero. Sin embargo, casi todo lo que se pretende saber de él esta forjado sobre la base de mitos. Cuanto menos las ideas siguientes te harán reflexionar.

1. No existe una media naranja

El amor verdadero no cree en medias naranjas
Son muchas las parejas compatibles, tanto por rasgos como por metas compartidas, por lo que vale la pena explorar hasta encontrar a alguien ideal.

También conocida como alma gemela, es quizá una de las ideas más irracionales en torno al amor verdadero. En la antigüedad se usaba este término de forma literal; es decir, que en algún lugar del planeta existía una persona que compartía parte de nuestra alma, por lo que el destino era que volvieran a estar juntas.



Aunque es cierto que hoy se usa esta idea con un menor misticismo, aún se sigue compartiendo parte de él. El problema de creer en una media naranja es que establece expectativas poco realistas. Expectativas que, cuando no se satisfacen, acaban en desilusión. En definitiva, pensar que el amor verdadero solo se logra al conseguir nuestra alma gemela es deambular por el sendero del idealismo.

2. El amor verdadero se cimenta sobre proyectos y metas

Cuando una persona piensa en el verdadero amor, por lo general lo hace en un contexto muy romántico. Se olvida que, en realidad, lo más importante de él son los proyectos y las metas compartidas. No importa qué tanto sientas hacia alguien, o lo que alguien sienta hacia ti: si no existen metas en común, cualquier relación está destinada a fracasar.

Tomemos el ejemplo más popular: la crianza de un niño. Si para ti es imprescindible como meta de vida tener un hijo, tu pareja ideal es aquella que también comparte este proyecto. De lo contrario, uno de los dos terminará encaminando su vida por lindes que no pensaba recorrer. Caminos que, tarde o temprano, lo frustrarán y lo harán infeliz.

3. No existe tal cosa como y vivieron felices para siempre

El final de todo cuento romántico es este, ¿por qué no puede transliterarse entonces a la vida real? Bueno, en parte porque las novelas, las películas, las series y los cuentos de hadas son ficción; y la ficción se toma licencias que no se pueden tomar en la realidad.

¿Existen historias de amor que terminan de esta manera? Sí, por supuesto. ¿Es algo que se cumple en todos los casos? No, en absoluto. Ninguna relación verdadera vive siempre rodeada de felicidad, ya que en el camino se encontrará con frustraciones, peleas, disgustos y enojos. Esto también se debe interpretar como que el amor verdadero también puede tener fecha de caducidad.

4. En el fondo se construye sobre la amistad

Muchos piensan que el amor de pareja no es más que una manifestación más intensa del amor que le profesas a un amigo. Siguiendo este postulado, una relación de pareja es una relación de amistad que se ha cultivado de forma más intensa. No puede existir amor sin amistad, de modo que este es el sustrato sobre el cual se siembran las metas, los proyectos y los objetivos en común.

Entonces, tu verdadero amor será tu mejor amigo. Interpretará un doble papel, uno que además no podrás distinguir por estar entrelazado. Sin una amistad verdadera, cualquier relación pende de un hilo, sin mencionar que es un camino directo hacia la insatisfacción.

5. El amor verdadero no puede acabar en sufrimiento

El verdadero amor solo puede cosechar placer, no sufrimiento. Estas palabras pueden resultar reveladoras, incluso puede que no des crédito a ellas. Sin embargo, no hacen más que reflejar una realidad. Después de todo, el amor solo puede cultivar placer, goce, satisfacción y deleite.

De seguro te estarás preguntado lo siguiente: ¿entonces qué sucede con el desamor? Bueno, el desamor no contradice el postulado anterior: sufres de desamor cuando hay ausencia de amor, no cuando lo tienes. Además, muchos de los sentimientos asociados a él son en realidad consecuencia de celos, apego o dependencia patológica, no secuelas del amor en sí mismo.

6. No se puede imponer u obligar

El amor verdadero no puede forzarse
El amor debe ser genuino, natural, apasionante y hermoso. Cuando es forzado, todo lo que se intenta construir termina por caer.

Parece una obviedad, pero igual hay que enfatizarlo: no puedes obligar a alguien a que te ame. No puedes pretender que una persona sienta el mismo afecto que tú hacia a él, ya que el verdadero amor no se puede imponer u obligar.

Entender esto es muy importante, e incluso te permitirá superar con rapidez los episodios de desamor. Por supuesto, es algo que aplicas en conjunto con lo anterior.

Cuando entiendes que no existe un alma gemela, que el amor se construye sobre proyectos, que tiene fecha de caducidad, que se cimenta sobre la amistad, que no desemboca en sufrimiento y le sumas este postulado, te repones mejor luego de una relación fallida.

7. No lo alcanzas sin antes buscarlo

A lo que ya hemos expuesto sumamos una reflexión adicional: el amor verdadero es algo que debes buscar, no que llega hacia ti por arte de magia. Este es un error muy frecuente, ya que cuando se tiene una visión idealista de esta experiencia se creerá que llegará sin que lo busques.

Al contrario, solo podrás encontrar a esa persona con la cual deseas compartir parte de tu vida cuando estás dispuesta a recibirla. También, cuando tomas las decisiones correctas que te llevan a ella. Encerrado en tu habitación nunca podrás encontrar aquel amor que anhelas para tu vida.

Esperamos que estas reflexiones te sean de gran ayuda. Compartas algunas de ellas o no, lo importante es que te des un espacio para considerarlas. Puede que no hayas podido experimentar el amor en todo su esplendor porque sigues cometiendo algunos de los errores señalados anteriormente.

Te podría interesar...
La conexión emocional en la pareja: el secreto del amor duradero
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
La conexión emocional en la pareja: el secreto del amor duradero

La conexión emocional en la pareja es la clave de las relaciones felices. Las claves para desarrollarla son cuatro. Las analizamos.



  • Booth, A. " The Course of True Love (s)...": Origins and Pathways in the Development of Romantic Relationships. In Romance and Sex in Adolescence and Emerging Adulthood. Psychology Press. 2014; 75-98.
  • Buck, R. The genetics and biology of true love: Prosocial biological affects and the left hemisphere. 2002.
  • Driesmans, K., Vandenbosch, L., & Eggermont, S. True love lasts forever: The influence of a popular teenage movie on Belgian girls’ romantic beliefs. Journal of Children and Media. 2016; 10(3): 304-320.
  • Marston, P. J., Hecht, M. L., & Robers, T. True love ways': The subjective experience and communication of romantic love. Journal of Social and Personal Relationships. 1987; 4(4): 387-407.