Anticonceptivos en el puerperio: lo que debes saber

La lactancia es el factor fundamental en la elección de un método anticonceptivo durante el puerperio. Se debe evitar cualquiera que pueda causarle daños al recién nacido.
Anticonceptivos en el puerperio: lo que debes saber
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 20 septiembre, 2022

El puerperio es la etapa inmediatamente posterior al parto y es muy común que durante esta fase haya muchas dudas y preguntas en torno a los anticonceptivos. Hay mujeres que se preguntan cuándo se pueden retomar las relaciones sexuales, por ejemplo, y si existe posibilidad de un nuevo embarazo.

El problema es que no se puede determinar cuándo se produce la primera ovulación después del parto. Esto varía mucho de una mujer a otra y también depende de diversas circunstancias.

El puerperio y la anticoncepción

El puerperio es la etapa que va desde el momento en que finaliza el parto hasta 40 días después del mismo. En este período, el cuerpo de una mujer presenta grandes cambios, con el fin de volver al estado en que se encontraba antes de la gesta. También hay transformaciones psicológicas y sociales.

La etapa de infertilidad después del parto es breve, sobre todo en las mujeres que no alimentan al bebé con leche materna. En esos casos, la fertilidad suele reactivarse a las 3 semanas. En las lactantes es capaz de volver recién a los 6 meses.

Las no lactantes casi siempre tienen la primera ovulación entre los 45 y los 94 días después del parto. Sin embargo, también se han registrado casos en los que hubo ovulación a los 25 días. En las lactantes, esto se presenta después de la semana 27 posparto.

Un problema es que el uso de algunos anticonceptivos eficaces en el puerperio puede afectar la lactancia. Por lo mismo, es muy importante elegir un método seguro con pocos efectos adversos para el bebé.



¿Qué anticonceptivos hormonales se indican en el puerperio?

Los métodos hormonales son una de las opciones más utilizadas. Estos anticonceptivos revisten algunos riesgos durante el puerperio, ya que pasan a la leche materna. Hay de dos tipos:

  • Anticonceptivos no combinados: son los que solo tienen gestágenos. Lo indicado es que no se utilicen, sino hasta 6 semanas después del parto en las madres lactantes. Las no lactantes, de todos modos, deberían esperar 21 días antes de iniciarlos.
  • Anticonceptivos combinados: contienen estrógenos y gestágenos. Las madres lactantes solo deberían tomarlos desde 6 meses después del parto; nunca en el puerperio. En las no lactantes, se recomienda esperar 3 semanas antes de iniciarlos.

La píldora poscoital o de emergencia puede emplearse durante el puerperio. El recaudo está en respetar los 21 días posteriores al parto.

Lactancia materna.
Las madres que lactan deberán programar el uso de un anticonceptivo no combinado, de preferencia. Así corren menos riesgo de interrumpir la producción de leche.

Otros anticonceptivos en el puerperio

Durante el puerperio también se puede hacer uso de otros métodos anticonceptivos, distintos a los hormonales. Cada uno de ellos tiene sus beneficios y desventajas. Una mujer debe elegir el que más se adecúe a sus circunstancias y necesidades.

Dispositivo intrauterino (DIU)

El dispositivo intrauterino es quizás el método anticonceptivo más utilizado en el mundo. Tiene una tasa de falla menor al 1 % por año y del 2 % al 6 % después de 10 años. Su duración total es de entre 5 y 10 años.

El DIU se puede insertar durante el puerperio, después de por lo menos 4 semanas tras el parto. También es posible hacerlo durante las 48 horas posteriores al parto, pero no en el lapso entre estas y las 4 semanas.

En este caso, no influye si madre lacta o no. Tampoco si el parto fue vaginal o por cesárea.



Métodos de barrera

Los preservativos masculinos o femeninos pueden emplearse en cualquier momento después de que desaparezcan los loquios. Estos son un flujo sanguinolento que tiene lugar después del parto y que dura entre 2 semanas y 1 mes.

Método MELA

El método MELA también es muy utilizado durante el puerperio. Es posible iniciarlo tras el parto y consiste en emplear la lactancia como protección contra un embarazo.

Solo es útil durante los 6 meses siguientes y exige que se cumplan dos condiciones:

  1. Que no haya menstruación.
  2. Que se alimente al bebé con leche materna de forma exclusiva.

Si aparece la menstruación, la eficacia del método decrece. Lo mismo ocurre cuando disminuyen las tomas del bebé. Si se da alguna de esas circunstancias, debe añadirse otro método.

Se estima que la eficacia del método MELA es del 98 %.

Esterilización voluntaria

La esterilización voluntaria es un método de anticoncepción definitivo. Quiere decir que nunca más será posible tener hijos.

Las técnicas más empleadas para lograrlo son la ligadura de las trompas de Falopio y el método de obstrucción tubárica. En el caso de los hombres, se acude a la vasectomía.

Trompas de Falopio.
Algunas mujeres programan una cesárea junto con la ligadura de las trompas de Falopio, si han decidido ya no tener nuevos embarazos en el futuro.

Elegir el método con asesoramiento profesional

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido unos parámetros que ayudan a elegir el mejor método anticonceptivo para cada mujer. A tales pautas hay que sumarle el hecho de que una mujer se encuentre en el puerperio.

Los parámetros se conocen como Criterios médicos de elegibilidad para el uso de anticonceptivos. Cada persona debe establecer si el método que emplea se encuentra en la categoría 1 y 2; de lo contrario, no debería emplearlo.

Las categorías son las siguientes:

  • Categoría 1: el método no tiene ninguna restricción de uso.
  • Categoría 2: las ventajas del método superan los riesgos.
  • Categoría 3: los riesgos superan las ventajas del método.
  • Categoría 4: hay un gran riesgo que resulta inadmisible.

Lo más importante durante el puerperio es que los anticonceptivos no interfieran con la lactancia ni con la salud del recién nacido. En términos generales, los métodos no hormonales son la opción preferencial.

Si hay alguna duda o inquietud, es mejor consultarlo con el médico.
Te podría interesar...
5 métodos anticonceptivos no hormonales
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 métodos anticonceptivos no hormonales

Los métodos anticonceptivos no hormonales pueden evitarnos problemas como los embarazos no deseados y las enfermedades de transmisión sexual.



  • Rodríguez-Rodríguez, R., Polentinos-Castro, E., Azcoaga-Lorenzo, A., González-Fernández, C., GESTAGAP, G., Rodríguez, R. R., ... & Castro, E. P. (2019). Uso de la anticoncepción con solo gestágenos en atención primaria: estudio GESTAGAP. Atención Primaria, 51(8), 479-485.
  • Vásquez-Awad, D. (2020). Beneficios de los anticonceptivos orales combinados. Ginecología y Obstetricia de México, 88(S1), 47-55.
  • Fernández, M. D. L. D. V., González, R. G., Lázaro, G. A., & Bautista, B. E. (2015). Uso de anticonceptivos durante el puerperio y la lactancia materna. Metas de enfermería, 18(4), 4.