¿Cómo aumentar la iluminación de tu rincón de trabajo?

Una buena iluminación permite tener mayor rendimiento, mejor concentración y menor riesgo de padecer fatiga ocular. Descubre cómo iluminar de forma correcta tu espacio de trabajo.

Saber cómo aumentar la iluminación de tu rincón de trabajo es necesario si no quieres afectar de forma negativa tu productividad. Resulta que entre los variopintos factores a tomar en cuenta, como la ventilación, la ergonomía de la silla y del escritorio, la iluminación, aunque subestimada, es vital.

Tener una luz pobre o demasiado brillante en tu oficina o estudio podría ser perjudicial para tu salud. Dolor e inflamación en los párpados, fatiga visual, lagrimeo y cefaleas llegan a ser los síntomas más comunes ante esta situación. Para evitarlos, descubre cómo aumentar de forma adecuada la luz en el lugar en el que te pasas varias horas al día.

Consejos para aumentar la iluminación en tu rincón de trabajo

Fundamental en cualquier espacio de trabajo, la iluminación correcta puede mejorar tu nivel de concentración y ánimo. Por estas razones, te enseñamos cómo conseguirla.

1. Sácale ventaja a la luz natural

Si tu oficina cuenta con ventanas, intenta no cubrirlas con cortinas o persianas. No hay nada mejor que dejar entrar la luz del día.

Para ello, ubica tu cubículo o escritorio de manera que los rayos del sol no te supongan un problema al momento de estar frente al computador. Si el espacio es reducido y aplicar este consejo se te hace imposible, puedes poner unas persianas y ajustarlas, pero no cerrarlas del todo.

Ahora, si dispones de poca iluminación natural, haz que esta resalte pintando con colores claros. Así ayudarás a que la luz se refleje. También puedes reforzar, colocando la iluminación artificial adecuada.

Problemas de vista por mala iluminación en el trabajo.
La mala iluminación aumenta las dificultades de la visión que se asocian al trabajo con pantallas.

Lee también: Las ventajas que la iluminación natural tiene para ti

2. Coloca bien los puntos de luz

La oficina debe disponer de una correcta iluminación. Sin embargo, se debe tener cuidado con cada puesto de trabajo, en especial con aquellas estaciones en las que la iluminación natural sea escasa o nula. Así conseguirás un equilibrio óptimo y que los trabajadores se sientan más cómodos.

3. Usa una luz neutra

Ten presente que la luz blanca viene en escala de colores; estos van desde los fríos, como los que usan para iluminar el sillón del dentista, hasta los cálidos encontrados en los centros de masajes, por ejemplo. Partiendo de esto, es mejor comprar bombillas neutras.

Es importante que cuentes con un lugar en el que relajarte y es usual que sea la zona en la que se come. Este espacio debe estar iluminado con una luz más cálida que la se encuentra encima de tu ordenador; con ello garantizas una sensación de desconexión de la faena.

Ten presente que dependerá de la ubicación del puesto de trabajo y si cuenta o no con luz natural. También puedes consultarle a algún experto.

4. Crea espacios uniformemente iluminados

Si estás trabajando desde casa, sabemos que quizás no puedas contar con un espacio exclusivo para oficina. Es común que se tenga que habilitar la sala de estar o un rincón en la habitación. Ambos espacios cuentan con una iluminación más cálida.

Pero no pasa nada que no se pueda arreglar con ayuda de una lámpara de mesa. Procura adquirir las que se ajustan en temperatura e inclinación. Con ellas puedes crear dos ambientes; al utilizar una bombilla con temperatura natural en la zona de trabajo y una luz algo más cálida en el resto del lugar.

5. Pide ayuda a un experto

Cuando el asunto se torna árido, lo recomendable es acudir a un experto. No existe una pauta clara para decidir qué lugar o no amerita los servicios de un profesional.

Pero si se te dificulta aplicar la mayoría de los precitados consejos, entonces es el momento. Estas personas te ayudarán a desarrollar un proyecto de iluminación acorde a tu estación de trabajo y presupuesto.

6. Intenta con luz indirecta

Este tipo de luz se puede instalar tanto en áreas comerciales como en residencias. Su principal ventaja es que, a través de un difusor, iluminan con prolijidad el espacio. Esto produce una sensación de amplitud, de comodidad y evita contraste innecesarios.

Espacio de trabajo en casa.
Los espacios de trabajo en el hogar tienen que lidiar con el hecho de compartir la habitación con otras tareas. Procura luz diferenciada en cada caso.

Beneficios de tener una buena iluminación en el lugar de trabajo

Una buena iluminación permite mayor rendimiento, mejor concentración y menos riesgo de padecer fatiga ocular. Descubre otros beneficios de contar con la luz adecuada en tu estación de trabajo, donde seguro pasas varias horas al día:

  • Una buena iluminación evita que los clientes y los empleados se cansen.
  • Los trabajadores rendirán más a nivel profesional, al estar más concentrados.
  • Mejora la postura del trabajador y reduce la incidencia de lumbalgias.
  • Disminuye las probabilidades de padecer migraña, estrés o fatiga mental.

Descubre: 5 trucos sencillos para mejorar la concentración

Aumentar la iluminación es más que estilo para tu rincón de trabajo

Tener una iluminación inadecuada por mucho tiempo puede conllevar serios problemas de salud. De allí radica la importancia de acondicionar la luz correcta para tu lugar de trabajo. Esto podría ayudarte a mantener la concentración, así como mejorar tu estado de ánimo.

Toma en cuenta que la luz natural para tu espacio de trabajo podría ser beneficiosa. Aprovéchala cuanto puedas. Por otro lado, el secreto radica en saber elegir la intensidad de los bombillos. En caso de que no te convenza lo que haces, siempre puedes reclamar ayuda de un experto.

  • Gómez Lorente, Patricia. "Hacia un puesto de trabajo adecuado en oficina basándose en la ergonomía." (2017).
  • Rojas Rios, Sandra Patricia. "La ergonomía visual: estudio comparativo de la normatividad interna sobre iluminación interior en espacios laborales en España, Chile y Colombia."