Así se autolimpia el ojo

Un descubrimiento novedoso sobre el funcionamiento ocular ha descubierto cómo se autolimpia el ojo. Este sistema es muy similar a uno que emplea el cerebro para eliminar las sustancias tóxicas. Te lo explicamos.
Así se autolimpia el ojo
Leonardo Biolatto

Escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto el 08 mayo, 2020.

Última actualización: 08 mayo, 2020

A través de experimentos en ratones, científicos descubrieron cómo se autolimpia el ojo mediante un sistema de eliminación de toxinas. Este descubrimiento puso en evidencia que la autolimpieza en cuestión es muy similar a la que emplea el cerebro para su drenaje.

Así como se autolimpia el ojo, otros órganos también disponen de técnicas para eliminar tóxicos y protegerse. El caso del cerebro fue uno de los más comentados porque la investigación que lo descubrió abrió una esperanza al tratamiento y prevención de la enfermedad de Parkinson y el alzhéimer.

Este nuevo artículo científico sobre el ojo fue publicado en la revista Science Translational Medicine, y los autores explican que saber cómo se autolimpia el ojo es un paso más en el entendimiento del glaucoma. Recordemos que el glaucoma es una enfermedad muy prevalente que puede conducir a la ceguera.

El nuevo estudio sobre la autolimpieza de los ojos

La investigación que comentamos se realizó con ratones, debido a la similitud de la estructura ocular de estos animales con la humana. A los sujetos se les inyectó una sustancia para seguirla y ver cómo el ojo se deshacía de ella.

Fue así que descubrieron la existencia de una ruta alternativa a las tradicionales de drenaje. Es decir, se sabe que el ojo emplea el sistema linfático, como muchos otros órganos, para eliminar residuos, pero aquí se vio la utilización de otro mecanismo.

Los científicos pudieron observar cómo las sustancias amiloides salían del globo ocular a través de un canal interno llamado AQP4 (acuaporina-4). Esta acuaporina es la misma que otros investigadores descubrieron en el cerebro tiempo atrás.

Además de observar cómo se autolimpia el ojo, en la investigación se crearon escenarios diversos para comprobar si el drenaje aumentaba o disminuía. Se realizaron pruebas con exposición de luz directa a las retinas y con la inyección de atropina.

Finalmente, se compararon globos oculares normales y globos oculares con glaucoma. Y aquí aparece una aplicación directa del descubrimiento, ya que los ratones con glaucoma mostraban una alteración en este sistema de drenaje.

glaucoma y ojos
El glaucoma es una enfermedad de los ojos, y no resulta tan fácil sospecharla a tiempo

¿Qué sucede con el glaucoma?

El glaucoma es una enfermedad que se caracteriza por el aumento de la presión intraocular. Esta presión es posible de medir, y la medición arroja un valor convencional sobre la fuerza que ejerce el humor acuoso sobre el globo ocular.

En situaciones normales, el humor acuoso que está dentro del ojo se fabrica allí mismo y circula hasta ser drenado para abandonar el sistema orbitario. Este flujo es constante y asegura que el líquido se limpie de sustancias tóxicas que dañarían la visión.

Cuando, por alguna razón, el humor acuoso no es drenado correctamente, se acumula y aumenta la presión intraocular. O puede pasar que se produzca mayor cantidad de la que puede drenar el sistema, y el resultado final es el mismo.

Una persona con glaucoma siente, progresivamente, que su visión se reduce. Es así que acude a un oftalmólogo, quien mide la presión intraocular y lo diagnostica. A partir de allí se plantean las opciones terapéuticas.

Si gracias al estudio científico que estamos comentando, aprendemos cómo se autolimpia el ojo, quizás podamos prevenir el glaucoma antes de su aparición. La detección temprana de una falla en el drenaje arreglaría la circulación del humor acuoso.

Descubre más: El glaucoma infantil

El sistema de limpieza cerebral

glaucoma y autolimpieza del ojo
Cuando se diagnostica el glaucoma se plantean diversas opciones terapéuticas para abordarlo

Este descubrimiento novedoso se vincula al sistema de limpieza del cerebro que años atrás descubrió un grupo de investigación. Este sistema se ha llamado ‘glinfático’, ya que funciona como la linfa, pero mediado por las células gliales del sistema nervioso.

El sistema linfático tradicional que depura los órganos está presente en el cerebro, y también en el ojo, pero elimina toxinas lentamente. Estos sistemas glinfáticos son más rápidos y más especializados, por lo que se encargan de tóxicos puntuales.

Se supone que el ojo y el cerebro tienen sistemas glinfáticos porque son órganos de alto metabolismo. Esto quiere decir que trabajan sus células a alta velocidad y, por ende, producen muchos desechos que no se deberían acumular.

En el caso del cerebro, el sistema se regula con el pulso y la frecuencia cardíaca, así como con el sueño. Durante la noche, ciertos movimientos de contracción y expansión del tejido cerebral impulsan a los desechos a tomar el rumbo de la limpieza.

Repercusiones de saber cómo se autolimpia el ojo

Los mismos investigadores han relacionado su descubrimiento con la enfermedad del glaucoma. Son necesarias investigaciones futuras para seguir avanzando, pero es prometedor conocer cómo se autolimpia el ojo.

Si fuese posible identificar fallas del sistema glinfático de manera temprana, las mismas tendrían alguna solución antes de que el glaucoma comience a dañar la visión. Esto ahorraría problemas en millones de personas con la enfermedad que llegan tarde al diagnóstico.

Te podría interesar...
¿Por qué sientes palpitaciones en el ojo? 5 posibles causas
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Por qué sientes palpitaciones en el ojo? 5 posibles causas

Si sientes palpitaciones en el ojo, te preguntarás a qué se debe. Te contamos cuales son las causas y cómo hacerles frente a continuación.



  • Wang, Xiaowei, et al. "An ocular glymphatic clearance system removes β-amyloid from the rodent eye." Science Translational Medicine 12.536 (2020).
  • Plog, Benjamin A., and Maiken Nedergaard. "The glymphatic system in central nervous system health and disease: past, present, and future." Annual Review of Pathology: Mechanisms of Disease 13 (2018): 379-394.
  • Iliff, Jeffrey J., et al. "A paravascular pathway facilitates CSF flow through the brain parenchyma and the clearance of interstitial solutes, including amyloid β." Science translational medicine 4.147 (2012): 147ra111-147ra111.
  • Martínez-Tapia, Ricardo Jesús, et al. "Una nueva vía de drenaje cerebral: el sistema glinfático. Revisión histórica y conceptual." Revista Mexicana de Neurociencia 19.1 (2018): 104-116.
  • Wostyn, Peter, et al. "Evidence for the existence of a communication between the eye and the brain?." Acta neurochirurgica 159.8 (2017): 1413-1414.
  • Torres, Marcelino Río. "Glaucoma: pasado y presente." Revista Cubana de Oftalmología 30.4 (2018).