¿Cómo puedes ayudar a una persona con trastorno de ansiedad generalizada?

El apoyo de las personas cercanas es de vital importancia para promover el bienestar en pacientes con trastorno de ansiedad generalizada. A continuación te mostramos cómo hacerlo.
¿Cómo puedes ayudar a una persona con trastorno de ansiedad generalizada?
Maria Alejandra Morgado Cusati

Escrito y verificado por la filósofa Maria Alejandra Morgado Cusati el 22 marzo, 2021.

Última actualización: 22 marzo, 2021

Todos hemos experimentado preocupación alguna vez en la vida. En especial en situaciones estresantes o amenazantes. No obstante, existen personas cuya ansiedad es excesiva, frecuente y difícil de controlar. En estos casos, es probable que nos encontremos ante un trastorno de ansiedad generalizada (TAG) y queramos ayudar.

Las personas con este trastorno se preocupan en exceso ante situaciones cotidianas. Incluso, suelen experimentar malestar por circunstancias de poca importancia, como llegar tarde a una cita. Esto les genera un deterioro significativo en sus relaciones sociales, el trabajo y la escuela.

Es por ello que es de vital importancia que reciban el apoyo y tratamiento adecuados. Si conoces a una persona con esta condición, a continuación te explicamos cómo puedes ayudarla a sentirse mejor.

¿Qué es el trastorno de ansiedad generalizada?

La Asociación Americana de Psicología lo define como una ansiedad y preocupación excesivas acerca de una serie de acontecimientos de la vida. Los adultos con este trastorno suelen preocuparse por las responsabilidades del trabajo, la salud, las finanzas, la familia y las tareas del hogar. Por su parte, los niños tienden a preocuparse en exceso por su competencia y desempeño en la escuela.

Lo característico de este trastorno es que la ansiedad y la preocupación son difíciles de controlar. Asimismo, la intensidad, duración y frecuencia del malestar es desproporcionada a la ocurrencia del hecho amenazante.

El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V) plantea que, para el diagnóstico certero del trastorno, la ansiedad y preocupación excesiva deben haber estado presentes por un periodo mínimo de 6 meses.

Además, vienen acompañadas de los siguientes malestares físicos y mentales:

  • Inquietud, nerviosismo o sensación de estar atrapado.
  • Fatiga.
  • Dificultad para concentrarse e insomnio.
  • Irritabilidad.
  • Tensión muscular.
Insomnio por trastorno de ansiedad generalizada.
Los trastornos del sueño, a veces, son parte de la sintomatología del TAG.

¿Cómo ayudar a una persona con trastorno de ansiedad generalizada?

Sufrir trastorno de ansiedad generalizada causa sufrimiento. En consecuencia, el apoyo de los que están alrededor es fundamental para impulsar el bienestar de la persona.

No obstante, muchos desconocen cómo ofrecer la ayuda adecuada. Es común que familiares y amigos intervengan con la intención de apoyar, pero empeoran la situación sin querer. Para que esto no ocurra, toma en consideración lo siguiente.

Averigua cómo se siente

Comienza preguntándole qué siente y cómo se siente. Es normal que conteste “estoy bien”. Sin embargo, si lo notas tenso o agitado, puedes cuestionarle su afirmación, haciéndole saber que no aparenta sentirse como dice.

La idea es conocer lo que está experimentando y evitar asumirlo desde nuestra perspectiva.

Escucha y sé empático

Cuando esté comunicando sus emociones, sentimientos y pensamientos evita interrumpir o emitir consejos innecesarios. En caso de intervenir, procura dar respuestas empáticas.

Un error común suele ser la desestimación del sufrimiento. Así, tratamos de aliviar su preocupación con comentarios como “arriba esos ánimos” o “no te preocupes”. Este tipo de respuesta, aunque carezca de malas intenciones, le resta importancia a su situación.

Valida sus sentimientos

Ser empático implica comprender, legitimar y validar los sentimientos del otro. Evita culparlo o trivializar lo que siente. Una forma de hacerlo es diciéndole que también has experimentado ansiedad y sabes lo difícil que puede ser.

Trasmite calma y serenidad

Otro error común es molestarse con la persona ansiosa o angustiarse por el malestar que puede sentir. Lo ideal es que estemos tranquilos para poder trasmitirle ese sentimiento.

Para ello, es preferible hablar serenamente, tomar una postura corporal relajada y darle a entender que estamos disponibles para ayudarla.

Es normal que las personas cercanas sientan frustración y desgaste durante el proceso. Si te sientes así, busca ayuda. Es difícil ser una figura de apoyo si no estás bien.

Sugiere y motívala a buscar ayuda profesional

Si se trata de una persona que no ha recibido una atención profesional y un diagnóstico, el acompañamiento y apoyo de los seres queridos es vital para dar ese primer paso. Averigua los contactos de especialistas (psicólogos, psiquiatras u organizaciones de salud mental) y ofrécelos.

Si está renuente a recibir ayuda de un profesional no la fuerces a tomar esa decisión. Una manera de convencerlo es informándote sobre los tratamientos disponibles y mostrarle los beneficios que puede experimentar si desea optar por alguno de ellos.

Acompaña durante el tratamiento

Trata de ofrecer ayuda frecuentemente, incluso si ya empezó a recibir soporte por parte de un especialista. Se ha demostrado que el apoyo de las personas cercanas ayuda a los pacientes a experimentar un mayor bienestar subjetivo.

Infórmate sobre el trastorno de ansiedad generalizada para ayudar

Existen numerosas investigaciones y publicaciones sobre este trastorno. Lo ideal es que aprendas lo más que puedas sobre sus síntomas, tratamientos y prevención. Mientras más sepas, tendrás un mejor manejo de la situación y la ayuda que se ofrezca será más acertada.

Terapia psicológica para el TAG.
Parte de la ayuda en el trastorno de ansiedad generalizada debe provenir del ámbito profesional.

Ayudar en el trastorno de ansiedad generalizada es una tarea importante

El trastorno de ansiedad generalizada puede ser difícil de diagnosticar. Los síntomas no se enfocan en un solo elemento. Además, el nerviosismo es moderado, crónico y no hay ataques de pánico. En líneas generales, se trata de preocupación y eso nos afecta a todos.

No obstante, hay diferencias con la preocupación ordinaria. Esta es menos grave y es posible hacerla a un lado para ocuparnos de otras cosas más inmediatas.

En cambio, la patológica es difícil de controlar e inicia sin causa aparente. Si bien algunos pacientes con TAG pueden describir qué les genera nerviosismo, otros no.

Muchas personas con este trastorno han vivido con los síntomas por años sin solicitar ayuda profesional. Quizá se deba a que, en estos casos, el grado de afectación no es tan severo. Sin embrago, la asistencia clínica es esencial para alcanzar el bienestar.

Te podría interesar...

Ansiedad en los niños: ¿cuándo debo preocuparme?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Ansiedad en los niños: ¿cuándo debo preocuparme?

Determinar si la ansiedad en los niños es un motivo de preocupación requiere previamente de una definición clara de qué entendemos por ansiedad



  • American Pshychological Association. APA Dictionary of Psychology: generalized anxiety disorder [Internet]. American Pshychological Association, 2021. 8 de marzo de 2021: https://dictionary.apa.org/endogenous-depression
  • Amercian Psychiatric Association. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM 5. Quinta Edi. London: Amercian Psychiatric Publishing; 2013. 222-226 p.
  • Capafons, Antonio, Tratamientos psicológicos eficaces para la ansiedad generalizada. Psicothema [Internet]. 2001;13(3):442-446. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=72713309
  • Marrero Quevedo Rosario J., Carballeira Abella Mónica. El papel del optimismo y del apoyo social en el bienestar subjetivo. Salud Ment  [Internet]. 2010; 33( 1 ): 39-46. Disponible en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0185-33252010000100005&lng=es.
  • Morrison J. DSM-5. Guía para el diagnóstico clínico. Manual Moderno, editor. México; 2013. 191-193 p.