Baby Led Weaning ¿en qué consiste?

Permitir que el niño dirija la introducción de alimentos sólidos le ayuda a desarrollar buenos hábitos alimenticios y mayor autonomía.
Baby Led Weaning ¿en qué consiste?
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz el 21 octubre, 2021.

Última actualización: 21 octubre, 2021

Pasar de la lactancia exclusiva a la ingesta de alimentos sólidos es todo un paso para el bebé. A menudo, esta transición se realiza mediante los purés o papillas que los padres o cuidadores ofrecen al niño con una cuchara. Sin embargo, existen métodos alternativos que ofrecen interesantes ventajas. Es el caso del Baby Led Weaning, del que hoy hablaremos.

Esta opción permite que sea el propio niño quien regule qué come, cuánto come y cómo lo hace. El papel de los padres es el de supervisar o facilitar esta tarea, pero el bebé es el auténtico protagonista.

Por supuesto, es una recomendación que tiende a generar dudas y miedos, sobre todo porque se tiene la idea de que el bebé aún es muy pequeño para afrontar esta tarea. Así pues, a continuación te contamos cómo implementar este método de forma segura.

¿Qué es el Baby Led Weaning?

Baby Led Weaning significa, literalmente, «destete dirigido por el bebé». Este término hace referencia a un método en el que la alimentación complementaria es dirigida o autorregulada por el niño.

Así, en lugar de ser un mero receptor pasivo de los purés que los adultos le ofrecen, este tiene a su disposición los alimentos. Por tanto, puede cogerlos, tocarlos, llevárselos a la boca y manipularlos a su antojo.

De este modo, al bebé se le ofrece el mismo menú que toma el resto de la familia, pero aplicando ciertas adaptaciones en la forma y el tamaño de los alimentos. Con esto, se busca que el infante aprenda a comer de manera autónoma y a su propio ritmo, lo que a su vez trae consigo otras ventajas.

¿Qué es el Baby Led Weaning?
Uno de los objetivos del Baby Led Weaning es que los niños establezcan una mejor relación con la comida.

¿A partir de qué edad puede implementarse el Baby Led Weaning?

Los expertos recomiendan la lactancia exclusiva hasta los seis meses. A partir de este momento, pueden comenzar a introducirse alimentos sólidos de forma paulatina y complementándose con la lactancia, que debería mantenerse al menos hasta los dos años.

Por tanto, cuando tu bebé cumpla medio año podrás empezar a implementar el Baby Led Weaning. No obstante, es importante que te asegures de que cumple ciertos requisitos antes de comenzar:

  • El bebé debe poder mantenerse sentado y con la cabeza erguida. Esto hará que le resulte más fácil tragar.
  • Debe haber desaparecido el reflejo de extrusión (el movimiento que hace el bebé para expulsar cualquier objeto o alimento de su boca).
  • Tiene que tener cierta habilidad motriz para agarrar los alimentos con la mano y llevárselos a la boca.
  • Es importante que el niño muestre interés o curiosidad por explorar el entorno y los objetos en él, incluidos los alimentos que se le ofrecen.


¿Cómo poner en marcha este método?

Una vez que tu bebé cumpla con estas características, puedes comenzar el proceso de alimentación autorregulada. A continuación, te mostramos algunos pasos importantes para considerar.

¿Cuándo y cómo aplicar el Baby Led Weaning?

Busca el momento y el lugar apropiados. Es decir, procura que al momento de implementar el método, ambos estén descansados y relajados, sin prisa. De igual manera, trata de hacerlo en un sitio diferente al de la lactancia, con el apoyo de tu pareja o familiares.

Esto es conveniente, ya que si el niño te sigue viendo, puede insistir en pedir pecho, lo que le hará ignorar la comida que tiene en el plato. Por supuesto, debes considerar que hay varias maneras de aplicar este enfoque.

Puedes emplearlo de forma exclusiva desde el inicio, pero también puedes comenzar dándole purés para luego hacer la transición cuando te sientas más segura. Incluso, también es válido complementar ambos tipos de alimentación. Escoge la opción que mejor se adapte a las necesidades de tu familia.

¿Qué tipo de alimentos ofrecer al bebé?

En este punto hay que ser precavidos para evitar el riesgo de atragantamiento. Por lo tanto, asegúrate de ofrecer alimentos blandos y con una forma adecuada. Por ejemplo, la zanahoria o la manzana crudas pueden ser peligrosas; es preferible asarlas o hervirlas.

De igual manera, corta los alimentos en trozos finos y alargados, con la forma de un dedo. Con ello, aunque el bebé aún no sepa abrir el puño tras coger el alimento, podrá comer lo que sobresale por encima. Con alimentos pequeños y redondos como las uvas, asegúrate de partirlas a la mitad para mayor seguridad.



Seguridad y paciencia

Una vez tengas los alimentos preparados, disponlos en un plato o en la mesa de la trona de tu bebé, y permite que sea él mismo quien los agarre, los estruje, los huela y los saboree.

Sé paciente y permítele jugar y ensuciarse; está probando y descubriendo a su ritmo. Sin embargo, nunca lo dejes solo mientras come. Si te hace sentir más segura, puedes tomar un curso de primeros auxilios para bebés.

Seguridad y paciencia
La idea del Baby Led Weaning es dejar que los niños coman por sí solos. No obstante, al principio el método puede combinarse con la alimentación complementaria tradicional.

Ventajas del Baby Led Weaning

Ahora que ya conoces en qué consiste este método de alimentación, tal vez te estés preguntando por qué implementarlo; por qué optar por él si se requerirá más tiempo en cada comida que darle al bebé un puré directamente. Pues bien, veamos en detalle algunos de sus beneficios:

  • Ayuda a que el niño desarrolle una buena relación con la comida y, por tanto, contribuye a la previención de la obesidad y de otros trastornos alimentarios. Esto ocurre porque el bebé dirige su propio proceso, sin presiones ni obligaciones, y el momento de comer se convierte en algo agradable.
  • Favorece que el infante aprenda a comer de todo y a no ser quisquilloso o mal comedor. Dado que se le permite desde el primer momento jugar con los alimentos, explorar sus formas, sabores, olores y texturas, es más fácil que se abra a todo tipo de opciones y las acepte con más facilidad.
  • Estimula las habilidades motoras y la coordinación del niño.
  • Promueve su autonomía y le ayuda a ser y sentirse independiente y capaz.
  • El bebé regula por sí mismo las cantidades que ingiere en función de sus señales de hambre y saciedad. Esto favorece que no coma en exceso y le enseña a seguir esas sensaciones corporales para alimentarse en el futuro.
  • Se promueve una alimentación más variada y saludable, ya que el niño prueba y toma el menú familiar, que es más completo y diverso que las papillas.

En definitiva, el Baby Led Weaning es una alternativa para introducir la alimentación complementaria que llama la atención por sus beneficios. No obstante, requiere más dedicación y paciencia. Es conveniente informarse bien con profesionales para implementarlo de forma segura y eficaz.

Te podría interesar...
Mis hijos no comen pescado: ¿qué puedo hacer?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Mis hijos no comen pescado: ¿qué puedo hacer?

Si te estás preocupada porque tus hijos no comen pescado, a continuación te damos algunos consejos para conseguir que les guste.



  • Moreno Villares, J. M., Galiano Segovia, M. J., & Dalmau Serra, J. (2013). Alimentación complementaria dirigida por el bebé («baby-led weaning»).¿ Es una aproximación válida a la introducción de nuevos alimentos en el lactante?. Acta Pediátrica Española71(4).
  • Aragüés-Bro, A. (2020). Ventajas y riesgos asociados del Baby-Led Weaning frente a la alimentación complementaria tradicional.
  • Gutiérrez, G. (2019). Baby-led weaning: alimentación complementaria a demanda. Una revisión bibliográfica. NURE investigación: Revista Científica de enfermería, (102), 4.