Beber agua antes de comer puede ayudarte a perder peso

16 Abril, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por Valeria Sabater
Es importante que evitemos el agua fría, ya que puede dificultar la digestión de los alimentos. El agua tibia, en cambio, nos sacia y nos ayuda a depurar el organismo.

Beber agua antes de las comidas es algo muy saludable. Además, te va a ayudar si estás intentando perder algo de peso. Lo más adecuado es ir bebiendo agua a lo largo del día, evitando beber dos o tres vasos seguidos. El estómago tiende a llenarse demasiado y no depura adecuadamente el organismo.

Por otra parte, es fundamental limitar el consumo de otros líquidos que no resultan para nada beneficiosos, como los refrescos. En este grupo también se encuentra el alcohol, un tóxico perjudicial.

La ingesta de agua y la pérdida de peso

Una investigación llevada a cabo en la Universidad de Birmingham y que se publicó en la revista Obesity así como en el diario británico The Independient concluyó que beber agua antes de las comidas ayuda a perder peso.

En el experimento participaron 84 personas, y se pudo comprobar que el sencillo acto de beber un vaso de agua  antes de las comidas les permitió bajar entre 2 y 4 kilos en dos meses.

Sin embargo, beber agua antes de las comidas no nos permitirá perder peso por sí solo si no lo acompañamos de una dieta variada y equilibrada. A su vez, es aconsejable llevar una vida activa, evitando en todo lo posible el sedentarismo.

Tomar agua durante el ejercicio es vital.
Si haces ejercicio de cualquier intensidad es necesario garantizar la hidratación constante. El agua no afectará de forma negativa tu desempeño.

Las personas que solo se limitaron a mejorar su dieta y a hacer algo de ejercicio perdieron entre medio kilo y un kilo. Aquellos que además bebían un vaso de agua antes de las comidas, perdieron entre 2 y 4 kilos. La diferencia es notable.

El objetivo principal es beber un vaso de agua nada más levantarnos, otro antes de la comida central del día y el último, antes de la cena. El resto del día podemos ir bebiendo pequeños sorbitos para evitar la deshidratación, pero los momentos clave son, sin duda, los previos a las comidas.

Te puede interesar: Los mejores alimentos para perder peso

¿Por qué beber agua antes de comer es beneficioso?

Todos sabemos que beber agua es saludable y necesario para el organismo. No obstante, en ocasiones nos cuesta, en especial si nos vemos obligados a beber sin tener sed.

Ahora bien, el cuerpo necesita estar hidratado, y por eso es fundamental estar pendientes de que niños y ancianos beban la cantidad suficiente de agua. Algunos de los beneficios de beber agua antes de comer son:

Beber agua antes de las comidas regula la ingesta de calorías

Según la Clinical Nutrition Research, beber un vaso de agua antes de comer nos ayuda a estar saciados. El estómago se siente más lleno y regula la sensación de hambre. De esta forma impedimos sobre todo que cometamos excesos con las calorías.

Es importante señalar que beber agua antes de las comidas no va a hacer tampoco que nos sintamos “hinchadas“. No llena el estómago sin más. También conseguimos estimular el funcionamiento renal para que podamos depurar mejor el organismo.

Mejora las digestiones

El agua a temperatura ambiente mejora las digestiones. Además, nos permite cuidar de los intestinos sin que estos sufran el impacto de un líquido muy caliente o muy frío. Esto es muy adecuado en caso de sufrir colon irritable. Un elevado consumo de agua ha demostrado reducir el riesgo de desarrollar la patología.

Actúa como diurético

Además, beber agua a temperatura ambiente e incluso tibia antes de las comidas o nada más levantarnos, es muy aconsejable para facilitar la eliminación de toxinas del organismo, ya que actúa como diurético.

Beber agua ayuda a depurar las grasas

El agua tibia optimiza la mayoría de procesos enzimáticos del organismo. Nos permite digerir y depurar las grasas, algo esencial para favorecer la pérdida de  peso.

Los ataques de hambre pueden regularse.
Consumir abundante agua podría ser de ayuda, ¡además de ser saludable!

Debes evitar el agua fría antes de las comidas. Este es otro dato que debemos tener muy en cuenta. Aunque resulta más agradable y nos viene muy bien en épocas de calor, es mejor evitarlo.

Sin embargo, el agua fría es muy recomendable en esos momentos en que nos sentimos cansadas después de hacer ejercicio o tras un gran esfuerzo. Nos hidrata de forma rápida y baja la temperatura del cuerpo.

Lee: Por qué es bueno empezar el día con un vaso de agua

Cuidado con las bebidas con gas y refrescos

Además de promocionar el consumo de agua, es importante limitar la presencia de refrescos y de bebidas con gas en la dieta. Estas suelen contener fructosa en su composición.

Existen evidencias de que dichos productos cuentan con la capacidad de empeorar el estado de salud del organismo, generando diabetes y obesidad a medio y a largo plazo.

La bebida de elección por excelencia ha de ser el agua mineral, sobre todo para acompañar a las comidas. El hecho de incluir líquidos con gas, por ejemplo, puede afectar a la capacidad digestiva, originándose molestias intestinales y dolores.

Además cuentan con aditivos que impactan sobre la microbiota, reduciendo la biodiversidad de las bacterias del tubo digestivo.

Bebe agua para mejorar la salud y para perder peso

Beber agua garantiza un buen estado de salud y contribuye a la pérdida de peso gracias a su capacidad de generar saciedad. No obstante, para lograr dicho objetivo ha de introducirse en el contexto de una dieta equilibrada.

  • Jeong JN. Effect of Pre-meal Water Consumption on Energy Intake and Satiety in Non-obese Young Adults. Clin Nutr Res. 2018 Oct;7(4):291-296
  • Salari-Moghaddam A, Hassanzadeh Keshteli A, Esmaillzadeh A, Adibi P. Water consumption and prevalence of irritable bowel syndrome among adults. PLoS One. 2020 Jan 24;15(1)
  • Imamura F, O'Connor L, Ye Z, Mursu J, Hayashino Y, Bhupathiraju SN, Forouhi NG. Consumption of sugar sweetened beverages, artificially sweetened beverages, and fruit juice and incidence of type 2 diabetes: systematic review, meta-analysis, and estimation of population attributable fraction. Br J Sports Med. 2016 Apr;50(8):496-504.