Beneficios del consumo de ajo

El ajo, además de ser un buen condimento en nuestras comidas, puede ser beneficioso en patologías tales como la hipertensión. Te comentamos todas sus propiedades.
Beneficios del consumo de ajo

Escrito por Katherine Flórez, 08 agosto, 2014

Última actualización: 23 marzo, 2021

Consumir ajo se ha vuelto un tópico central en las recetas naturistas. Y es que es uno de los alimentos con más propiedades demostradas. También podemos consumir ajo en las comidas, nos da un sabor fuerte y agradable. Te enseñamos algunos de los increíbles beneficios de consumir ajo. ¡No dejes de leer!

El ajo es utilizado, por lo general, en muchas patologías relacionadas con el corazón y el sistema sanguíneo. Estas patologías incluyen presión alta, colesterol alto, enfermedades de las arterias coronarias, ataques al corazón y la arteriosclerosis. Para conocer un poco más sobre el ajo, te invitamos a conocer todos sus beneficios a continuación.

1. Consumir ajo para el cáncer de esófago

Consumir ajo diariamente es bueno para nuestra salud

Un estudio realizado en China demostró que, consumir ajo crudo, dos dientes por semana, reduce el riesgo de padecer cáncer de esófago. Esto se debe a que el ajo contiene compuestos de azufre, los cuales suprimen la formación de nitrosamina, minimizando así la bioactivación carcinógena.

No obstante, son muchos los factores que determinan el desarrollo de un cáncer. La genética influye mucho al respecto, por lo que, incluso prestando atención a los hábitos de vida, la prevención no es siempre eficaz al 100%.

2. Ayuda a modular la inflamación

Este alimento podría entenderse como un antiinflamatorio, ya que se encarga de eliminar la producción de dos componentes que ayudan a la inflamación: el oxido nítrico y la prostaglandina. Sus propiedades al respecto aparecen evidenciadas en un estudio publicado en Current Hypertension Reports.

Incluirlo en la dieta de las personas que sufren de artritis reumatoide puede ayudar a reducir el dolor. No obstante, debería de formar parte de la alimentación de casi todo el mundo este alimento.

Hay que tener en cuenta que la inflamación se asocia con un estado de dolor crónico y permanente. En el momento en el que se manifiesta, cabe poner en marcha una serie de cambios generales a nivel dietético, con el fin de solucionar el problema. El consumo de ajo puede ser uno de ellos, pero no el único.

3. Controla el colesterol

Colesterol

Contiene un compuesto llamado alicina, el cual ha demostrado ayudar a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos. Por ser un compuesto azufrado, la alicina aparece en el ajo cuando es machacado o cortado.

Cabe destacar que los antioxidantes del ajo pueden reducir la transformación de colesterol VLDL a su versión oxidada, siendo estas últimas una serie de partículas que generan un mayor riesgo de sufrir aterosclerosis. Por ello, los expertos afirman que este alimento tiene capacidades cardioprotectoras.

4. Aliado contra la hipertensión

La investigación se ha encargado de analizar los efectos del ajo en el sistema circulatorio para controlar la presión sanguínea. Así, un estudio publicado en 2015 por la revista Phytomedicine, concluyó que el ajo podría funcionar como tratamiento complementario para la hipertensión.

De todos modos, cuando este problema emerge hace falta poner sobre la mesa varios métodos distintos para tratarlo. Hay que controlar la dieta, pero será esencial incrementar la actividad física. Asimismo, habrá que prestar atención al consumo de agua y reducir el de otros líquidos, en especial el alcohol.

¿Cómo consumir ajo?

La mejor manera de comer ajo es en crudo. Cuanto este se somete a algún proceso térmico o físico agresivo, se pierden una buena parte de sus nutrientes, como la inulina. Algunos de sus componentes son compuestos volátiles, muy sensibles a la oxidación. En este sentido, lo mejor es ingerirlo en crudo, siempre y cuando sea posible.

De todos modos, muchos de los antioxidantes que contiene sí que son capaces de resistir los cocinados, por lo que bajo estos métodos también se producirán beneficios derivados de su consumo.

Ahora bien, existe el mito extendido de que el mejor momento para comer ajo es en ayunas. No existe base científica que permita corroborar esta teoría. A cualquier hora resulta un alimento beneficioso para la salud en general.

Otros alimentos que combinan bien con el ajo

Se puede combinar el ajo con otros productos distintos para conseguir un mayor efecto sobre el organismo. De este modo, se recomienda mezclarlo con aceite de oliva y con especias vegetales. Todos estos productos son capaces de ayudar a modular la inflamación y de reducir la aparición de radicales libres, asociados con un peor estado de salud.

Incluye ajo con frecuencia en la dieta

En resumen, el ajo puede ser beneficioso para evitar o disminuir la incidencia de los problemas que hemos comentado. Te recomendamos que lo incluyas en tu dieta si todavía no lo has hecho. Eso sí, hay diferentes variedades de ajo, cada una con sus particularidades. Lo mejor es alternarlas para disfrutar de un aporte más completo de nutrientes.

Asimismo, te recomendamos que le prestes atención a otros hábitos de vida para mejorar el estado de salud en general. Es importante realizar actividad física con frecuencia y dormir al menos 7 horas. De lo contrario podría promocionarse en exceso la inflamación, mecanismo subyacente a muchas patologías complejas.

Te podría interesar...
¿Cuáles son los beneficios del ajo en ayunas?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cuáles son los beneficios del ajo en ayunas?

El ajo es el ingrediente principal en la dieta mediterránea y mucho más. Descubre cuáles son los beneficios del ajo para la salud.



  • Jin, Z.-Y., Wallar, G., Zhou, J.-Y., Yang, J., Han, R.-Q., Wang, P.-H., … Zhang, Z.-F. (2018). Consumption of garlic and its interactions with tobacco smoking and alcohol drinking on esophageal cancer in a Chinese population. European Journal of Cancer Prevention, 1. https://doi.org/10.1097/CEJ.0000000000000456
  • Quesada I, de Paola M, Torres-Palazzolo C, Camargo A, Ferder L, Manucha W, Castro C. Effect of Garlic's Active Constituents in Inflammation, Obesity and Cardiovascular Disease. Curr Hypertens Rep. 2020 Jan 10;22(1):6. doi: 10.1007/s11906-019-1009-9. PMID: 31925548.
  • Ali M., Al Qattan KK., Al Enezi F., Khanafer RMA., et al., Effect of allicin from garlic powder on serum lipids and blood pressure in rats fed with a high cholesterol diet. Prostaglandins, leukotrienes and essential fatty acids, 2000.
  • Xiong XJ, Wang PQ, Li SJ, Li XK, Zhang YQ, Wang J. Garlic for hypertension: A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Phytomedicine. 2015 Mar 15;22(3):352-61. doi: 10.1016/j.phymed.2014.12.013. Epub 2015 Feb 4. PMID: 25837272.