Beneficios del masaje en el cuerpo

¿Crees que necesitas un masaje? ¿No sabes si realizarlo o no? Te contamos cuáles son los beneficios de realizar un buen masaje.
Beneficios del masaje en el cuerpo
José Gerardo Rosciano Paganelli

Revisado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 07 diciembre, 2020.

Escrito por María Enriquez, 09 noviembre, 2013

Última actualización: 07 diciembre, 2020

La masoterapia o las técnicas de masaje han sido utilizadas a lo largo del tiempo por los diferentes alivios que ofrecen. Entre el estrés y las preocupaciones por tantas responsabilidades que día a día hay que afrontar, es necesario dedicarle tiempo a la salud. Para ello, puedes aprovechar los beneficios del masaje.

En este artículo te hablaremos sobre sus bondades. Así, podrás incluirlo dentro de las medidas que te ayudan a luchar contra el estrés; minimizando los efectos negativos que este produce en el cuerpo.

Beneficios del masaje a nivel físico… ¡y también mental!

¿Cómo tratar una contractura cervical?
A la hora de recibir un masaje para calmar el dolor cervical es importante elegir un masajista profesional.

En realidad, el cuerpo recibe los beneficios del masaje cuando es realizado por un especialista. Así que hay que recordar la importancia de recurrir a una persona capacitada. Esto evitará dolores y molestias posteriores a causa de usar una mala técnica.

Como bien recoge la obra Terapias Alternativas en Salud y Medicina, entre los beneficios del masaje están:

  • Es antiestrés.
  • Ayuda a mejorar el aspecto de la piel en líneas generales.
  • Disminuye los dolores al mejorar la circulación de la sangre.
  • Descontractura y relaja los músculos; ya que aumenta la circulación de la sangre.
  • Reduce la inflamación y mejora la cicatrización de las heridas.
  • Reduce el ritmo cardíaco y disminuye la presión sanguínea. Por ello, la persona experimenta una sensación de calma y tranquilidad. 
  • Según resultados de un ensayo realizado por varios investigadores en 2018, en el sistema digestivo aumentan las secreciones gástricas; mejorando problemas estomacales e intestinales.
  • Por si fuera poco, también fortalece el sistema inmunitario. Esto es porque los masajes promueven una sensación de bienestar tanto físico como mental.

¿Qué zonas del cuerpo requieren más masajes?

A la hora de realizar un masaje, el terapeuta debe ser gentil e ir aumentando progresivamente la presión o fuerza en ciertos movimientos, en la medida que el paciente lo permita. Por lo tanto, no debe realizar masajes bruscos o con mucha fuerza, ya que esto sería contraproducente.

Hay que tener en cuenta que un músculo contracturado necesita tiempo para aflojarse o relajarse, y una presión desmedida puede causar mayor dolor e inflamación.

Los lugares que suelen requerir masajes son las zonas del cuello, la espalda y la cintura. En este sentido, el estrés y los nervios repercuten sobre todo en el cuello y la espalda. La cintura, por otro lado, se ve más afectada por malos movimientos o por cargar pesos inadecuados.

Para demostrar su eficacia, un estudio realizado por el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral reveló que la terapia de masajes es capaz de reducir estos dolores de forma eficiente.

¿Qué es la lumbalgia?
La lumbalgia es el dolor que se localiza en la parte baja de la espalda. A menudo, se produce por un sobreesfuerzo físico. Sin embargo, puede tener su origen en una lesión o enfermedad.

¿En qué casos debes evitar los masajes?

Es necesario comentar al terapeuta en caso de padecer alguna enfermedad para saber si te encuentras en condiciones de recibir un masaje. En algunos casos, no está indicado:

  • Estados febriles.
  • Traumatismos recientes.
  • Rotura de músculos.
  • Heridas sin cicatrizar.
  • Enfermedades infecciosas.
  • Venas varicosas avanzadas.
  • Enfermedades infecciosas de la piel, entre otras.

Iniciar una buena sesión para aprovechar los beneficios del masaje

Lavanda
Se cree que un masaje con aceite esencial de lavanda puede ayudar a regular la presión sanguínea. Sin embargo, faltan evidencias que lo confirmen.

El lugar debe ser tranquilo, con luz tenue y ambiente climatizado. Además, es bueno hablar con el terapeuta sobre qué gustos tienes. Por ejemplo, si quieres música o algún aroma en especial.

La aplicación de calor previo a la sesión ayuda a que aumente la circulación de la sangre en los músculos; intensificando los efectos del masaje. Como bien explica el investigador Luigi Cristiano, esta práctica se puede realizar a través de una lámpara infrarroja (que sería utilizada por un fisioterapeuta).

Se aplica este calor durante un periodo de 10 a 15 minutos; adecuándose a la tolerancia de temperatura de cada uno. Después, una vez aplicado el calor, se inicia la sesión de manera suave y lenta para disfrutar de la experiencia.

¡Anímate a probar una sesión para comprobar los beneficios de un buen masaje!

Ya conoces los beneficios del masaje para la salud del cuerpo y lo agradable que puede ser una sesión. Así que, con previa aprobación médica, anímate a acudir a un especialista para darle al cuerpo un masaje que lo revitalice y te haga sentir mejor.