Todos los beneficios y riesgos de las estatinas

Las estatinas reducen la concentración de colesterol en sangre y previenen las enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, aunque son consideradas seguras, tienen ciertos efectos adversos.
Todos los beneficios y riesgos de las estatinas
Mariel Mendoza

Escrito y verificado por la médica Mariel Mendoza.

Última actualización: 26 octubre, 2022

Las estatinas son útiles para reducir el colesterol y en la prevención de la enfermedad cardiovascular. Esto es, sobre todo, el infarto agudo del miocardio y la enfermedad cerebrovascular.

Están indicadas en pacientes con colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL) en sangre superior o igual a 115 mg/dL o colesterol total superior o igual a 200 mg/dL, con riesgo de enfermedad cardiovascular alto o como tratamiento de la enfermedad cardiovascular establecida. Aunque son consideradas efectivas y seguras, se han relacionado con reacciones adversas en un número limitado de casos.

¿Cómo actúan las estatinas?

Las estatinas inhiben el paso crítico en la síntesis de colesterol hepático: la conversión hacia mevalonato. El colesterol es un lípido producido en el hígado que tiene múltiples funciones en el organismo, como precursor de hormonas y componente de las membranas de las células.

Al bloquear su síntesis, se debe utilizar el colesterol circulante en la sangre, lo que reduce la concentración sanguínea. Además, la vía del mevalonato influye en la función del endotelio, en la respuesta inflamatoria y en la coagulación. Por lo que se considera que los efectos de las estatinas van más allá de reducir el colesterol en la sangre.

Dentro de las estatinas se incluyen a las siguientes:

Niveles altos de colesterol se asocian con la formación de placas de ateroma (ateroesclerosis) en los vasos sanguíneos. Esta condición bloquea el flujo sanguíneo, disminuyendo el aporte de oxígeno a los tejidos.


Aprende sobre Ateroesclerosis


Beneficios de las estatinas

Como bien aclaramos, la ciencia ha encontrado que las estatinas tienen efectos más allá del colesterol circulante. Por lo tanto, se consideran mucho más que hipolipemiantes.

Reducción del colesterol

Las dosis mínimas eficaces de las diferentes estatinas consiguen la reducción de 20-50 % en la concentración de colesterol LDL. Se usan después de un accidente cerebrovascular o un infarto del miocardio, para disminuir el riesgo de que suceda otro episodio. También cuando hay altos niveles de colesterol en sangre asociados con mayor riesgo de enfermedad cerebrovascular (prevención primaria).

Colesterol en las arterias.
El colesterol malo o LDL es el que tiende a depositarse en las paredes de las arterias. De este modo, bloquea el flujo sanguíneo.

Efectos pleiotrópicos

En el proceso de ateroesclerosis participan no solo las altas concentraciones de colesterol, sino también la disfunción endotelial, la inflamación persistente y la formación de coágulos. Las estatinas inhiben la formación de productos del mevalonato que modulan los diferentes mecanismos de la ateroesclerosis.

Mejora de la función endotelial

La disfunción endotelial es uno de los principales factores asociados a la ateroesclerosis y está exacerbada por múltiples situaciones:

  • Diabetes.
  • Obesidad.
  • Tabaquismo.
  • Colesterol elevado.
  • Hipertensión arterial.

Las estatinas promueven la dilatación de los vasos sanguíneos, secundaria al aumento del óxido nítrico. Así, se convierten en un factor protector.

Efectos antiinflamatorios

Las estatinas disminuyen la producción de factores proinflamatorios, como la proteína C reactiva y algunas interleuquinas. El efecto disminuye la adhesión de moléculas asociadas a enfermedades cardiovasculares.

Función cardioprotectora

Las estatinas estabilizan las placas de ateroma ya existentes, impidiendo que aumenten de volumen al incorporar más colesterol. Se reduce la oxidación de la sustancia y se reduce el riesgo de un accidente de placa.

Efecto antitrombótico

En la ateroesclerosis, luego de que hay disfunción endotelial e inflamación, se forman trombos que impiden el flujo sanguíneo. Las estatinas afectan la producción de trombos al reducir la expresión del factor de agregación plaquetario, disminuir la síntesis de trombina y la expresión de su receptor en la superficie de las plaquetas.

Además, la actividad de diferentes factores procoagulantes (fibrinógeno y los factores V, VII y XIII) se ve reducida con el tratamiento.

Riesgos de las estatinas

A pesar de ser consideradas seguras, hasta en un 0,5-1 % de los pacientes presentan efectos adversos. Siendo los más frecuentes el daño muscular y las afecciones neurológicas.

Enfermedad hepática

Por lo general, las estatinas solo manifiestan aumento en el nivel de las enzimas hepáticas (transaminasas), lo que indica inflamación del hígado. También pueden presentarse síntomas asociados, como fatiga o debilidad, pérdida del apetito, dolor en la parte superior del abdomen, orinas de color oscuro y piel u ojos de color amarillento.

Estos casos se asocian a personas con enfermedad hepática previa que, en ocasiones, pasa desapercibida al momento de la indicación del fármaco. Es por ello que se recomienda realizar control de transaminasas antes del inicio de la terapéutica y durante la misma.

Daño muscular

El daño muscular de las estatinas se manifiesta con dolor, debilidad y espasmos. Pueden ser molestias leves o lo suficientemente intensas para dificultar las actividades diarias.

En muy raras ocasiones, el daño muscular puede ser grave y causar rabdomiólisis. Esta situación se manifiesta con dolor muscular severo, daño hepático e insuficiencia renal. Se ha vinculado la situación con factores de riesgo preexistentes o la combinación con ciertos medicamentos.

Diabetes

Las estatinas están relacionadas con aumento en los niveles de glucosa en sangre (glucemia), lo que puede llevar al desarrollo de diabetes mellitus tipo 2. El riesgo es pequeño, pero la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) emitió una advertencia en las etiquetas.

Este efecto adverso se relaciona a personas que previamente tenían niveles de glucosa en sangre más altos de lo normal. Es por ello que el uso del fármaco requiere monitoreo frecuente.



Afecciones neurológicas

Desde el punto de vista neurológico, las estatinas pueden causar pérdida de la memoria, confusión o insomnio. Son síntomas que se revierten una vez que se suspende el medicamento.

Pérdida de memoria por las estatinas.
Si bien habría efectos neurológicos por la toma de estatinas, los mismos desaparecen al suspender el fármaco.

Se deben considerar los pros y las contras de las estatinas

En caso de altos niveles de colesterol en sangre, se debe hacer un balance entre los beneficios y los riesgos de las estatinas. Algunas veces, los cambios en la dieta y en los hábitos de vida son efectivos para disminuir los niveles de lípidos.

Las estatinas reducen las concentraciones de colesterol en sangre, disminuyendo el riesgo de hipertensión arterial, enfermedad cerebrovascular, infarto del miocardio y otras afecciones. Por otro lado, sus efectos adversos son poco comunes (menos del 1 %) y la mayoría de las personas los toleran bien.

Se recomienda que, ante la presencia de algún efecto adverso, no se disminuya la dosis sin consultar primero con el médico. La presencia de reacciones no deseadas por estatinas se asocia con factores de riesgo previos, como baja masa muscular, hipotiroidismo, deficiencia de vitamina D, consumo de alcohol, de antimicóticos azoles o antidepresivos tricíclicos. Eliminar o reducir los factores de riesgo puede ayudar a mermar los efectos adversos.

Te podría interesar...
¿Cómo debes comer para controlar el colesterol alto?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo debes comer para controlar el colesterol alto?

Para controlar el colesterol alto es importante saber cómo comer. Descubre algunas recomendaciones claves para mejorar tu dieta.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.