7 beneficios terapéuticos de la horticultura en adultos mayores

Cultivar frutas, vegetales y flores promueve el bienestar físico, psicológico y emocional. Es por ello que la horticultura ha sido utilizada como terapéutica para los adultos mayores.
7 beneficios terapéuticos de la horticultura en adultos mayores
Maria Alejandra Morgado Cusati

Escrito y verificado por la filósofa Maria Alejandra Morgado Cusati el 22 enero, 2021.

Última actualización: 22 enero, 2021

La horticultura es la ciencia y el arte de cultivar frutas, vegetales y flores. En las últimas décadas se ha utilizado como tratamiento para promover el bienestar físico, psíquico y emocional de las personas. En el caso de los adultos mayores, los beneficios terapéuticos de la horticultura son cada vez más evidentes.

Es por ello que algunos especialistas recomiendan su implementación. Los objetivos principales son extender la autonomía e independencia de los adultos mayores, promover su participación e interacción social, así como desarrollar y mantener el sentimiento de bienestar general.

A continuación se detallan algunos beneficios terapéuticos de la horticultura que han sido evidenciados en los adultos mayores que la practican,

1. Desarrollo y mantenimiento de las funciones cognitivas

Algunas de las funciones cognitivas son la orientación, la atención y la memoria. Estas tienden a verse afectadas con el envejecimiento. Es por ello que se considera importante estimularlas durante esta etapa de la vida.

La horticultura es ideal para la preservación de las mismas, ya que integra actividades de estimulación cognitiva. Además, trabaja la reminiscencia de los propios recuerdos en torno a la infancia. Pues es probable que muchos adultos mayores hayan tenido un contacto directo con la naturaleza.

Por su parte, ayuda a las personas mayores a no perder la orientación temporal, al experimentar las estaciones del año de una forma más inmediata.

Persona mayor con deterioro cognitivo baja escaleras.
El deterioro cognitivo de la vejez se asocia con cambios propios de la edad, pero los mismos pueden enlentecerse con terapias naturales.

2. Promueve la salud física y la sensación de bienestar

La horticultura propicia el contacto con la naturaleza, lo que ha sido considerado como un remedio fundamental para aliviar malestares físicos y psíquicos. Asimismo, al ser una actividad que se efectúa al aire libre, permite la exposición a la luz solar, que ayuda a controlar los ciclos de sueño y vigilia, suministra vitamina D al cuerpo y mejora el estado de ánimo.

Además, esta actividad reduce la presión de la sangre, fortalece el sistema inmune, disminuye el ritmo cardíaco y promueve la producción de endorfinas, lo que otorga sensación de bienestar general. Por último, el paseo por los jardines y huertos fomenta la actividad física.

3. Favorece la socialización

La realización y el disfrute de esta actividad motiva a los adultos mayores a compartir conocimientos y experiencias con los demás y no solo con personas de su misma generación, sino también con jóvenes y niños.

Por otro lado, existen programas de horticultura terapéuticos orientados a realizar esta actividad con un conjunto de personas. Esto genera espacios para compartir con los demás miembros del grupo.

4. Fomenta el bienestar emocional

Otro de los beneficios terapéuticos de la horticultura es la salud emocional. Pues mitiga los sentimientos depresivos y reduce los niveles de estrés y ansiedad. Además, proporciona un mejor manejo de la frustración y la ira.

5. Mejora la capacidad perceptiva

El contacto con la naturaleza y con la vegetación en sí es una excelente fuente de estimulación sensorial. Por lo tanto, la horticultura resulta ideal para activar y desarrollar los sentidos (vista, oído, tacto, olfato y gusto). Debemos recordar que los mismos tienden a deteriorarse a medida que llegamos a la vejez.

6. Desarrolla el sentido de responsabilidad e independencia

La horticultura permite que el adulto mayor recupere el rol de cuidador, lo que fomenta su sentido de responsabilidad. Además, propicia las experiencias de logro, aumentando así su autoestima y su autonomía.

7. Alienta el establecimiento de hábitos saludables

Cultivar la propia comida fomenta hábitos alimenticios saludables. Además, el contacto con la naturaleza sensibiliza a las personas y despierta en ellas comportamientos ecológicos. De esta manera, los únicos beneficiados no son las personas que practican la horticultura, sino también el medio ambiente.

Consejos para hacer más fácil la actividad a los adultos mayores

Verduras frescas del huerto.
La horticultura mejora la alimentación también, ya que se pueden comer vegetales cultivados por la propia mano.

El envejecimiento trae consigo algunas limitaciones de movilidad y disminución de la energía. Por lo tanto, se deben tener presentes algunas consideraciones especiales para que los adultos mayores puedan disfrutar de los beneficios terapéuticos de la horticultura.

Esta serie de consejos pueden resultar útiles para que la implementación sea amena:

  • Los jardines deben ser simples, de fácil acceso para personas con bastones o sillas de ruedas y estar en un lugar protegido (que cuente con vallas o barreras de seguridad, por ejemplo).
  • Es preferible que las plantas sean fáciles de cultivar y resistentes a diferentes condiciones climáticas.
  • Contar con asientos o lugares de descanso alrededor del huerto o del jardín.
  • Adquirir herramientas que faciliten el cultivo y pintarlas con color blanco para que sean fáciles de localizar.
  • Escoger plantas que sean agradables al tacto y al olfato.
  • Crear jardines verticales, utilizando enrejados. Así se evitará que la persona se agache constantemente.
  • Contar con un banquillo. Esto también evita que se pongan en cuclillas o se agachen demasiado.
  • Se recomienda realizar la actividad durante las primeras horas del día o a final de la tarde. Así se evita la exposición al calor intenso. Asimismo, es importante que los jardineros beban suficiente líquido.
  • La vestimenta debe ser holgada y fresca. Se aconseja usar un sombrero para el sol y guantes de jardinería para proteger las manos.
  • El adulto mayor debe llevar a su actividad un silbato o un teléfono celular para notificar cualquier emergencia.

Los beneficios terapéuticos de la horticultura son casi inmediatos

Los beneficios terapéuticos de la horticultura son múltiples y no solo se limitan a los adultos mayores. Ya que también resulta idónea para otras etapas de la vida. Por ejemplo, esta técnica ha sido aplicada a niños y adolescentes con discapacidad intelectual o con problemas de socialización.

El contacto con la naturaleza es una excelente idea para trabajar en el bienestar propio y en el desarrollo de habilidades que, para algunos, son difíciles de adquirir.

Te podría interesar...
4 ejercicios para no perder la claridad mental en la vejez
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
4 ejercicios para no perder la claridad mental en la vejez

La claridad mental se puede deteriorar por los cambios típicos de la edad. No obstante, algunos ejercicios ayudarían a fortalecerla. Te decimos cuá...