Blancorexia, obsesión por unos dientes blancos

La blancorexia es la obsesión de las personas por tener los dientes muy blancos. ¿Por qué sucede y que riesgos implica? Entérate aquí.
Blancorexia, obsesión por unos dientes blancos
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa el 27 abril, 2021.

Última actualización: 27 abril, 2021

En la sociedad actual cada vez hay más personas preocupadas por lucir una sonrisa hermosa y atractiva. Pero la búsqueda de dientes blancos y brillantes se puede transformar en una obsesión que se denomina blancorexia.

Llevar dientes alineados y blancos es una cuestión estética en estos días. La moda, los medios de comunicación, las celebridades y las redes sociales influencian con un mensaje sobre la necesidad de tener una boca atractiva.

Querer tener una cavidad bucal bonita no siempre es un problema; los cuidados y tratamientos bien realizados, además de belleza, aportan salud. Pero cuando la preocupación por buscar una estética máxima se lleva al extremo, las conductas se vuelven peligrosas.

En este artículo te contamos más sobre la blancorexia, las causas y los riesgos de esta obsesión. Además, qué puedes tener en cuenta para no volverte un fanático de los blanqueamientos dentales.

¿Qué es la blancorexia?

Como ya mencionamos, la blancorexia es la obsesión por tener dientes cada vez más blancos. Las personas con este problema tienen la sensación de que sus piezas dentales son oscuras y por ello insisten en aclararlas una y otra vez.

Esta alteración es de índole psicológico, ya que hay una apreciación subjetiva respecto al aspecto de los propios dientes. La autopercepción negativa del paciente afecta su autoestima y la seguridad en sí mismo.

De todos modos, el daño no es solo mental; las estructuras bucales también resultan afectadas. Las personas con este problema adquieren la conducta de insistir con blanquear sus piezas dentarias de manera frecuente. Para esto recurren a métodos caseros y se exponen en exceso a blanqueadores sin supervisión odontológica.

¿Por qué nos gustan los dientes blancos?

Existen aspectos psicológicos que hacen que los pacientes con blancorexia tengan más predisposición a padecer este trastorno. Pero hay factores externos que ayudan a que este fenómeno se desarrolle y son los siguientes:

  • Moda: las celebridades lucen con frecuencia dientes muy blancos que mucha gente trata de imitar. Pretender estar a la altura de las exigencias que impone el mundo de la moda y de las estrellas puede dar origen a este trastorno.
  • Publicidad: existe un gran bombardeo publicitario sobre productos capaces de blanquear los dientes casi de manera milagrosa. Estos son fáciles de adquirir, se comercializan y se consumen sin supervisión profesional.
  • Desconocimiento de los riesgos: hay desinformación respecto a los peligros que conlleva usar productos para blanquear los dientes de manera exagerada y sin indicación odontológica.
  • Los dientes blancos aumentan la autoestima: las personas con una sonrisa armónica y brillante se sienten más seguras de sí mismas que alguien con la boca desalineada y los dientes amarillos.
Blanqueamiento dental en una mujer.
Hay tratamientos de blanqueamiento dental que son dirigidos por los profesionales, pero otros son de fácil acceso y sin supervisión.

¿Por qué aparecen manchas en los dientes?

Las manchas en los dientes tienen diferentes orígenes. Hay unas estructurales, que se encuentran en el interior y conforman las piezas dentarias, pero no son las más comunes.

Estas manchas intrínsecas son producto del uso de algunos antibióticos, la exposición a ciertas sustancias o problemas que sucedieron cuando las piezas se estaban formando. También por traumatismos o infecciones en el diente. Son más difíciles de eliminar.

Sin embargo, la mayoría de las manchas en los dientes son por pigmentaciones producidas por lo que la persona come y bebe. Alimentos y bebidas muy coloridas pueden teñir las piezas dentarias, como el café, el mate, el té, el vino, los arándanos y la salsa de tomate. El hábito de fumar también es un factor que colorea las piezas dentarias de un amarillo característico.

Más allá de la causa de las manchas en los dientes, es necesario saber que las piezas dentarias no son de color blanco absoluto. El esmalte que cubre las coronas es transparente y deja entrever la coloración de la dentina que se encuentra por debajo. Los tonos del tejido dentinario son propios de cada persona, variando entre los amarillos, los marrones y los grises muy sutiles.

Además, la edad de las personas también tiene influencia en la apariencia de las piezas dentarias. Es normal que los dientes de los pacientes jóvenes tengan un aspecto más claro y que se vayan oscureciendo con el paso de los años.

Posibles riesgos asociados al blanqueamiento obsesivo

Los pacientes con blancorexia nunca están satisfechos con el aspecto de sus dientes. Siempre los perciben manchados y oscuros y no suelen contentarse con los resultados obtenidos luego de los blanqueamientos.

Es por esto que realizan estos abordajes estéticos de manera repetida y exagerada. En ocasiones en consultorios profesionales, pero la mayoría de las veces de manera casera. Aplican sustancias blanqueadoras, ácidas y abrasivas una y otra vez sobre sus piezas. Esto supone un gran riesgo.

Realizar estos tratamientos de manera casera, ya sea con remedios naturales o con los kits que se compran en la farmacia, saltea la evaluación del estado de salud de la boca que se haría en un consultorio odontológico. Aplicar estas sustancias sobre piezas dañadas puede complicar más la salud bucal. Además, la falta de precisión para manipular los productos y controlar los tiempos también es riesgoso.

El uso de sustancias ácidas y abrasivas de manera reiterada o la permanencia de estas sobre las piezas dentarias demasiado tiempo, destruye los tejidos del diente. El uso de agua oxigenada, bicarbonato, limón, frutas ácidas y carbón activado son algunos de los elementos caseros que están de moda y pueden lesionar el esmalte.

Las piezas dentarias y los tejidos de la boca sometidos de manera excesiva a la acción de las sustancias blanqueadoras pueden sufrir algunos de estos síntomas:

  • Irritación de las encías y gingivitis.
  • Hipersensibilidad dentaria.
  • Desmineralización del esmalte.
  • Alteraciones en el gusto.
  • Necrosis pulpar.
  • Pérdida de la pieza dentaria.

Consejos para evitar la blancorexia

Cuando el origen de la blancorexia es psicológico, el tratamiento con un profesional de esta disciplina será necesario. Asimismo, hay algunas recomendaciones a considerar para disminuir el riesgo:

  • Ser realista: los dientes blancos de los modelos, los actores e influencers no tienen un aspecto natural ni significan un estado de salud para la dentadura. Aceptar la coloración natural de las piezas dentarias es fundamental. Esto ayuda a no tener falsas expectativas respecto a los resultados que se van a obtener de un blanqueamiento.
  • Asumir las causas: saber que las manchas en los dientes suceden por el paso del tiempo y por el consumo de ciertos productos ayuda a hacerse cargo del aspecto. No se puede soñar con una sonrisa blanca sin estar dispuesto a dejar el tabaco, a minimizar el consumo de bebidas que pigmentan o a higienizarse después de consumirlas.
  • Desconfiar de los productos milagrosos: lo mejor es descreer de los avisos, productos y recetas que prometan grandes resultados. Podrían no ser seguros.
  • Evitar los remedios caseros: colocarse sustancias en la boca resulta peligroso y contraproducente. Los ácidos y abrasivos pueden dañar el esmalte y las encías.
  • Respetar los tiempos entre tratamientos: los productos que se utilizan son agresivos para los tejidos bucales. Usarlos de manera reiterada y repetida es nocivo para la cavidad bucal. El odontólogo será quien mejor asesorará al paciente sobre el tiempo oportuno a esperar antes de repetir.
  • Realizar los tratamientos con un odontólogo: los profesionales son las personas idóneas y mejor preparadas para llevar a cabo un blanqueamiento dental. Pues no solo utilizarán productos efectivos y seguros. Además, evaluarán el estado general de la boca, diagnosticarán y tratarán cualquier otra afección y elegirán la mejor opción para cada caso clínico.
Blanqueamiento dental con un profesional.
Los profesionales de la odontología saben qué abordaje elegir en cada caso y cuál es más efectivo.

Recomendaciones para unos dientes saludables

Ya has visto que una sonrisa de dientes muy blancos no siempre es sinónimo de salud oral. Obsesionarse con el aspecto de la dentadura puede ser nocivo.

Por eso, más allá de la coloración de las piezas dentarias, lo importante es comprometerse con mantener la cavidad bucal saludable. Para esto, la higiene oral es fundamental.

Se aconseja cepillar todas las superficies de todos los elementos dentarios 3 veces al día con un cepillo de cerdas suaves y pasta dental con flúor. Además, la limpieza se complementa con el uso de hilo dental y enjuagues bucales.

Las visitas periódicas y frecuentes al dentista también son imprescindibles. Los profesionales se encargan de diagnosticar y tatar cualquier problema que surja de manera temprana. Además, realizarán limpiezas dentales y topicaciones con flúor para controlar la proliferación de bacterias, mejorar el aspecto de la sonrisa y proteger la boca.

Una dieta variada y nutritiva y un bajo consumo de alimentos ricos en azúcar también ayuda a mantener la salud bucodental. Evitar el tabaco y disminuir los productos que manchan y pigmentan los dientes mejora la apariencia de la sonrisa. Un cepillado dental luego de consumirlos es una buena opción.

Con estos cuidados simples se puede mantener una sonrisa bonita. Preferir la salud sobre la estética ayudará a evitar una blancorexia. Aceptar el color natural de los dientes y que estos estén sanos es lo que más importa.

Te podría interesar...
El blanqueamiento dental: qué es y qué tipos existen
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
El blanqueamiento dental: qué es y qué tipos existen

El blanqueamiento dental puede realizarse con diferentes técnicas. Aunque con soluciones comerciales, lo recomendable es consultar con tu odontólog...



  • Acosta Mancera, Laura Nataly, et al. "Estrategia informativa sobre efectos adversos del blanqueamiento dental dirigida a pacientes de las Clínicas Integral Del Adulto e Integral Electiva de la Facultad de Odontología, sede Bogota." (2019).
  • Moradas Estrada, Marcos. "¿ Qué material y técnica seleccionamos a la hora de realizar un blanqueamiento dental y por qué?: protocolo para evitar hipersensibilidad dental posterior." Avances en odontoestomatología 33.3 (2017): 103-112.
  • Zerón, Agustín. "Just to clarify." Revista de la Asociación Dental Mexicana 75.1 (2018): 4-6.
  • Moradas Estrada, Marcos, and Beatriz Álvarez López. "Manchas dentales extrínsecas y sus posibles relaciones con los materiales blanqueantes." Avances en odontoestomatología 34.2 (2018): 59-71.
  • Calapaqui Zapata, Betty Marlene. Blanqueamiento en dientes desvitalizados: consideraciones actuales. BS thesis. Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología, 2020.
  • Rita, Pautasso, Recchioni Liliana, and Córdoba Patricia. "Tabaquismo, su relación con la salud bucal en adultos jóvenes de La Rioja, Argentina." Claves de Odontología 75 (2017): 43-55.
  • Pérez Villoslada, Luz Estephany. "Sensibilidad dentinaria después del blanqueamiento dental." (2019).
  • Fernández, Isabel Honrubia, Isabel Bravo Francos, and Raquel Fernández Sevilla. "Hipersensibilidad Dentinaria: Revisión Narrativa."
  • Achachao Almerco, Kelly, and Lidia Yileng Tay Chu Jon. "Terapias para disminuir la sensibilidad por blanqueamiento dental." Revista Estomatológica Herediana 29.4 (2019): 297-305.