Brotes de bambú: nutrición, usos y preparación

¿Sabías que los brotes de bambú se pueden comer? Te vamos a contar cuáles son sus propiedades nutricionales y las formas más habituales de consumo.
Brotes de bambú: nutrición, usos y preparación
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 20 septiembre, 2021.

Última actualización: 20 septiembre, 2021

Quizás no hayas oído hablar de ellos, pero los brotes de bambú son comestibles y muy nutritivos. Se trata de una planta originaria de la India, aunque también se cultiva en Sudamérica y en algunos puntos del sur de África. Tiene como función aportar madera para generar elementos decorativos, pero también se puede consumir.

De todos modos, hay que destacar que no es frecuente encontrar este alimento en la mayor parte de los supermercados europeos. Suele ser preciso acudir a tiendas especializadas. Incluso en centros de medicina tradicional se pueden hallar concentrados de los brotes de la planta.

Valor nutricional de los brotes de bambú

Por lo general, los brotes de bambú son alimentos muy poco energéticos. Solo aportan 27 calorías por cada 100 gramos de producto, por lo que pueden incluirse casi en cualquier tipo de dieta; también en aquellas que tienen como objetivo una reducción del peso corporal.

La mayor parte de la energía procede de los carbohidratos, ya que cuenta con 5 gramos de estos nutrientes por cada 100 de producto. Eso sí, son todos de tipo complejo. No cuenta con azúcares simples. Esto, sumado a su concentración significativa en fibra, provoca un óptimo control de las glucemias.

La parte proteica es escasa. Aporta 2,6 gramos de nutrientes de bajo valor biológico. Esto quiere decir que no cuenta con todos los aminoácidos esenciales y que no presenta una buena puntuación en cuanto a digestibilidad. Las grasas tampoco son significativas.

Desde el punto de vista de los micronutrientes hay que hacer especial mención al fósforo y al potasio. Ambos minerales son determinantes en el funcionamiento de muchas reacciones fisiológicas que tienen lugar a diario en el interior del organismo. Si se experimenta un déficit de los mismos pueden desarrollarse patologías crónicas.

En lo que vitaminas se refiere, es preciso destacar la concentración en vitaminas E, K y algunas del grupo B. Todas ellas son necesarias para asegurar que se mantiene un buen estado de salud.

Propiedades de los brotes de bambú

Ahora que ya conoces el valor nutricional de los brotes de bambú, ha llegado el momento de hablarte de sus propiedades. Sin duda, es un vegetal que puede aportar beneficios a la salud, siempre y cuando se introduzca en el contexto de una dieta equilibrada y variada.

Ayudan a prevenir el estreñimiento

El contenido en fibra de los brotes de bambú es importante para prevenir problemas de tipo digestivo, como el estreñimiento. Así lo evidencia una investigación publicada en la revista Nature Reviews. Dicha sustancia es capaz de aumentar el volumen del bolo fecal.

Por otra parte, hay que destacar que la fibra es un elemento fundamental para conseguir una buena densidad en lo que a bacterias que habitan en el intestino se refiere. Supone el sustrato energético para estos microorganismos.



Reducen la presión arterial

Los brotes de bambú se caracterizan por la presencia de potasio. Este mineral es capaz de contrarrestar los efectos del sodio en lo que a manejo de la tensión sanguínea se refiere. Ejerce una acción hipotensora, según un estudio publicado en la revista Journal of Clinical Hypertension.

De este modo, se consigue reducir el riesgo cardiovascular. El incremento en la tensión sanguínea supone una condición que incrementa la incidencia de las patologías asociadas al corazón.

Sal que empeora la hipertensión arterial.
El potasio es un mineral que contrarresta el efecto del sodio, presente en la sal. De esta forma, protege la salud cardiovascular.

Funcionan como antioxidante

Además de los micronutrientes comentados, los brotes de bambú pueden aportar fitonutrientes, sustancias de origen vegetal con características antioxidantes y antiinflamatorias. Muchas de ellas neutralizan la formación de radicales libres y su posterior acumulación en los tejidos del organismo.

Con este efecto se consiguen retrasar los signos del envejecimiento, así como otras muchas patologías asociadas a la edad, tal y como afirma un estudio publicado en Clinical Interventions in AgingUn incremento en la producción de especies reactivas de oxígeno podría generar ineficiencias en el funcionamiento de los órganos.

Contraindicaciones de los brotes de bambú

A pesar de que la mayor parte de la gente puede beneficiarse de la inclusión de brotes de bambú en la dieta, estos vegetales cuentan con una serie de contraindicaciones. Por ejemplo, no deben introducirse en la pauta de una persona con disbiosis intestinal. La presencia de fibra podría fomentar el crecimiento de las bacterias patógenas.

Asimismo, hay que destacar que algunas personas pueden ser alérgicas a estos alimentos. Por este motivo, es preciso comprobar que el consumo del vegetal no genera reacciones de tipo autoinmune. Como norma general, se recomienda evitar su ingesta durante el embarazo.

Además, suele ser aconsejable preguntar al especialista si los brotes de bambú se pueden incluir en la dieta en caso de estar bajo algún tratamiento farmacológico. En ocasiones, los medicamentos interaccionan con ciertos fitonutrientes o compuestos presentes en las plantas, lo que puede incrementar o reducir sus efectos.



¿Cómo se consumen los brotes de bambú?

Es posible encontrar brotes de bambú bajo muchas formas de preparación distintas. Es aconsejable pelarlos antes de consumirlos, ya que el exterior tiene una textura dura que puede no ser agradable durante la masticación.

Normalmente se compran frescos, secos o enlatados. Se pueden incluir en múltiples preparaciones culinarias, como los salteados, las sopas, las cremas de verduras o las ensaladas.

Suelen cocinarse de forma previa a la ingesta. Lo óptimo es someterlos a un proceso de cocción con agua, aunque posteriormente se pueden saltear también para conseguir un sabor más intenso. Incluso se pueden conservar en escabeche o en salsa.

En cierta medida, tienen un parecido con los espárragos verdes a la hora de incluirlos en las preparaciones culinarias. De hecho, en la cocina asiática son muy habituales. Existen hasta unas 1500 especies distintas de bambú.

Método de preparación

Cuando se adquieren brotes de bambú crudos hay que poner en marcha una serie de procesos para asegurar que se puedan consumir sin generar efectos secundarios. Lo primero que hay que hacer es pelar las vainas externas y desintoxicar la carne para eliminar todos los compuestos amargos que contiene.

El método más sencillo es cortar a lo largo, en dos mitades. A partir de aquí se retiran las hojas externas, así como cualquier zona dura de la base. Se cortan los brotes del tamaño deseado y se introducen en un recipiente con agua fría para evitar que se doren.

Este proceso de sumergido permite desintoxicar los brotes, ya que pueden contener trazas de taxifilina, un glucósido que ha de eliminarse de forma previa al cocinado. Mantenerlos durante 20 minutos en agua fría reduce la presencia de dicha sustancia. Una vez pasado el tiempo, se desecha el líquido y ya se pueden hervir.

De todos modos, calentar el bambú por medio de un método de cocción también asegura la destrucción de la taxifilina, por lo que no existen riesgos para la salud derivados de la ingesta de estos vegetales cocinados. Lo que no se debe hacer es comerlos crudos.

Brotes de bambú cocinados.
Los brotes de bambú se deben pelar y cocinar para eliminar las toxinas.

Incluye brotes de bambú en la dieta

Los brotes de bambú son alimentos beneficiosos para la salud. Puede resultar difícil conseguirlos en muchos países de Europa, pero son productos sabrosos y muy versátiles a nivel culinario. Quizás la opción más sencilla sea su compra en conserva en tiendas especializadas.

Si tienes la oportunidad, te recomendamos que incluyas estos vegetales en la dieta de forma regular. Conseguirán incrementar la densidad nutricional de muchos platos, aportando vitaminas y minerales esenciales. Además, apenas modifican el valor energético de las preparaciones, por lo que no correrás riesgo de aumentar el peso.

Te podría interesar...
¿Qué son los fitonutrientes y cuáles son sus beneficios?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Qué son los fitonutrientes y cuáles son sus beneficios?

¿Has escuchado hablar sobre los fitonutrientes? ¿Sabes qué son y cómo ayudan al organismo? Aquí te lo contamos todo sobre ellos.



  • Vriesman, M. H., Koppen, I., Camilleri, M., Di Lorenzo, C., & Benninga, M. A. (2020). Management of functional constipation in children and adults. Nature reviews. Gastroenterology & hepatology17(1), 21–39. https://doi.org/10.1038/s41575-019-0222-y
  • Chmielewski, J., & Carmody, J. B. (2017). Dietary sodium, dietary potassium, and systolic blood pressure in US adolescents. Journal of clinical hypertension (Greenwich, Conn.)19(9), 904–909. https://doi.org/10.1111/jch.13014
  • Liguori, I., Russo, G., Curcio, F., Bulli, G., Aran, L., Della-Morte, D., Gargiulo, G., Testa, G., Cacciatore, F., Bonaduce, D., & Abete, P. (2018). Oxidative stress, aging, and diseases. Clinical interventions in aging13, 757–772. https://doi.org/10.2147/CIA.S158513