La buena calidad del sueño puede prevenir enfermedades del cerebro

Edith Sánchez·
20 Febrero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto al
20 Febrero, 2020
Un estudio adelantado en Barcelona ofrece evidencias de que la buena calidad de sueño es fundamental para prevenir enfermedades del cerebro. Desde hace varios años, múltiples investigaciones vienen presentando conclusiones similares.

Un nuevo estudio sobre la importancia de la buena calidad de sueño fue dado a conocer en la revista científica Plos one, este 19 de febrero. Según la publicación, hay evidencias de que dormir adecuadamente puede prevenir las enfermedades del cerebro.

El estudio fue llevado a cabo por investigadores del proyecto Barcelona Brain Health Initiative (BBHI), patrocinados por el Institut Guttmann y La Caixa, en Barcelona (España). Se basaron en datos recogidos a través de cuestionarios en línea, entre voluntarios de entre 40 y 65 años que no presentaban ningún problema de salud asociado al tema.

En total se le hizo un seguimiento a 4.500 personas durante un año. Así se pudo establecer que la buena calidad de sueño es decisiva para reducir el riesgo de padecer enfermedades neurológicas o neuropsiquiátricas y que, a su vez, estas enfermedades afectan el sueño normal.

La investigación

La investigación sobre la buena calidad del sueño y sus efectos en las enfermedades del cerebro comenzó en el año 2017, con 4.500 voluntarios. De ellos, 2.353 siguieron aportando datos durante todo un año. Entre estos últimos, al final 73 habían sido diagnosticados con nuevas enfermedades neurológicas y neuropsiquiátricas.

El director científico de la investigación fue el doctor Álvaro Pascual-Leone, quien destacó en el informe final la importancia de los estilos de vida saludables. Los resultados del estudio muestran que estos son decisivos para mantener la buena salud en el cerebro. La baja actividad física, por ejemplo, es un factor determinante del sueño.

De otro lado, la doctora Gabriele Cattaneo, una de las autoras del estudio, señaló que las mujeres que no tienen una buena calidad de sueño presentan un riesgo más alto de sufrir depresión. También se encontró una relación entre la mala calidad de sueño y la presencia de otras enfermedades, tales como la hepatitis y la hipertensión.

Mujer afectada por el ciclo menstrual y el sueño

Sigue leyendo: Vence el insomnio con estos 5 consejos

La buena calidad del sueño: un factor decisivo

La investigación del proyecto Barcelona Brain Health Initiative (BBHI) no es la primera que habla acerca de la relación entre la buena calidad del sueño y la prevención de enfermedades cerebrales. En abril de 2019, los expertos reunidos en el XXVII Congreso de la Sociedad Española de Sueño señalaron algo similar.

Durante ese evento, los especialistas dialogaron y debatieron sobre la calidad del descanso y las enfermedades cerebrales. Indicaron en sus conclusiones que en los últimos años han aparecido numerosas evidencias de que podría existir una relación bidireccional entre los trastornos del sueño y las enfermedades neurodegenerativas. Entre estas patologías tenemos como más comunes el Parkinson y la enfermedad de Alzheimer.

Así mismo, afirmaron que se ha detectado que en muchos casos los problemas de sueño aparecen algunos años antes de que surjan los primeros síntomas de diferentes demencias. Por lo mismo, este factor debería ser abordado como una señal de alerta.

A su vez, quienes tienen enfermedades del cerebro se deterioran más rápidamente si además padecen trastornos de sueño. La doctora Sandra Giménez Badia, neurofisióloga clínica del Hospital de la Santa Creu y Sant Pau de Barcelona, aportó un dato demoledor: hasta el 70 % de quienes padecen algún tipo de demencia, también presentan problemas de sueño.

hombre con alzhéimer
El Parkinson y el Alzheimer se vinculan a los trastornos del sueño

Descubre más: Horas de sueño recomendadas según la edad

El sueño y el Alzheimer

La Fundación Pasqual Maragall, especializada en la investigación del Alzheimer, publicó un estudio en la revista Alzheimer’s Research and Therapy. El mismo indica que, tras analizar a 1.638 personas, se concluyó que quienes tenían trastornos de sueño presentaban un menor volumen en regiones cerebrales como el precúneo o el córtex cingulado posterior.

Esas áreas del cerebro participan en procesos como la memoria y el rendimiento intelectual. También son las zonas en donde se presentan los primeros síntomas de deterioro, principalmente en las etapas iniciales del Alzheimer.

También encontraron cambios en la sustancia blanca del cerebro y efectos más fuertes del insomnio en los portadores de la variante genética APOE-ε4. Esto, en otras palabras, significa que sí existe un vínculo entre el insomnio y el riesgo de padecer Alzheimer. Todavía no se conocen los pormenores del mismo, pero la relación está en estudio.

Por todo lo anterior, si una persona no tiene buena calidad del sueño está expuesta a diversos problemas de salud. El insomnio, el sueño interrumpido y toda forma de descanso inadecuado no deben tomarse a la ligera. Todas estas son condiciones que ameritan consultar al médico para un seguimiento detallado.

Echávarri, C., & Erro, M. E. (2007). Trastornos del sueño en el anciano y en las demencias. In Anales del Sistema Sanitario de Navarra (Vol. 30, pp. 155-161). Gobierno de Navarra. Departamento de Salud.