Café y cerveza: la ciencia desmiente mitos sobre su consumo

El consumo de café y cerveza ha estado rodeado de mitos. Sin embargo, la ciencia ha investigado ambos ingredientes para desmentir estas creencias. ¿Qué debemos saber al respecto?
Café y cerveza: la ciencia desmiente mitos sobre su consumo
Lourdes Martínez

Revisado y aprobado por la farmacéutica o la nutricionista Lourdes Martínez el 23 diciembre, 2020.

Escrito por Ekhiñe Graell, 24 diciembre, 2013

Última actualización: 23 diciembre, 2020

Los mitos entorno a los beneficios del consumo del café y la cerveza se han extendido entre la población. Lo cierto es que, inclusive, pueden poner en riesgo la salud. ¿Qué deberíamos saber sobre la ingesta de estas dos bebidas ¿Qué dicen las investigaciones?

Algunas personas tienen como hábito consumir a diario varias tazas de café, o bien, tomarse un vaso de cerveza, alentados por la información que surge en diferentes medios acerca de las ventajas que conlleva incluirlos en el día a día. No obstante, diferentes estudios que veremos más adelante, han puesto en duda estas ventajas. Los consumidores en realidad ni siquiera conocen las propiedades de la cerveza o el café.

Por ejemplo, en 2016 tomar alcohol fue el principal factor de riesgo de muerte prematura y discapacidad para las personas entre los 15 y los 49 años. En consecuencia, los supuestos beneficios para la salud que contaban los medios sobre el consumo moderado de alcohol fueron opacados por los riesgos que acarrea.

Principales mitos sobre el café y la cerveza

Las creencias populares sobre el consumo de café y cerveza han logrado extenderse en muchos lugares del mundo, confundiendo a los consumidores. Sin embargo, para dejar las cosas claras, se han hecho algunas investigaciones. A continuación las detallamos.

Principales mitos sobre la cerveza

Principales mitos sobre la cerveza
Muchos han ingerido cerveza con confianza porque algunos medios han sugerido efectos beneficiosos. Sin embargo, el consumo de cualquier bebida alcohólica está desaconsejado, incluso si se hace de forma moderada.

El consumo moderado de cerveza es favorable

¡Falso! La verdad es que ningún límite es seguro y ni siquiera una cantidad moderada al día es favorable para la salud. De hecho, existe muchos estudios que afirman que la ingesta de alcohol promociona el desarrollo de enfermedades complejas.

“Aunque los riesgos para la salud asociados al alcohol cuando consumes una bebida al día son muy bajos, aumentan rápidamente al beber más” indica el doctor Max Griswold de la Universidad de Washington, en Seattle.

El riesgo para la salud de tomar una bebida al día es solo ligeramente superior a la abstención, un 0.5 %

Beber alcohol de forma moderada no es riesgoso. Este es otro mito. Los académicos analizaron los niveles de consumo de alcohol y su impacto para la salud en 195 países, con el fin de entender qué tan común es entre las personas tomar alcohol y por supuesto, para medir las consecuencias que conlleva.

De esta forma, pudieron comparar la salud de la gente abstemia con la de la gente que toma distintas cantidades de alcohol al día, y concluyeron que tomar dos vasos de cerveza al día incrementa de 0,5 % a un 7 % el riesgo para la salud y un 37 % para quienes toman cinco vasos.

Principales mitos sobre el café

Principales mitos sobre el café
El café en sí mismo no causa insomnio, ya que el organismo elimina la cafeína unas 4 horas después de consumirlo. Simplemente, deberíamos evitarlo antes de ir a la cama.
  • El café provoca insomnio: el organismo elimina esta sustancia en aproximadamente cuatro horas, así que debemos de tener presente de no tomarlo tan avanzada la tarde para lograr conciliar el sueño.
  • El café nos ayuda a despertarnos y nos da energía: no es cierto que tomar un café tenga efectos inmediatos para despertarnos. Según un estudio de la Universidad de Barcelona, los efectos comienzan a los 10 minutos, y es necesario que pasen 45 minutos hasta que la concentración de cafeína en la sangre alcance su máximo nivel.

¿Debería dejar de consumir cerveza y café?

El riesgo para salud al consumir bebidas alcohólicas es mayor si lo comparamos con algún beneficio que encontremos en él.

Según información de la Clínica Mayo, las directrices dietéticas han dejado claro que nadie debería tomar alcohol por primera vez, o beber con frecuencia, basado en los supuestos beneficios que trae su consumo. En este orden de ideas, lo mejor sería evitar el alcohol.

Por su parte, la reacción de las personas al consumo de cafeína está determinado por la cantidad que la persona está acostumbrada a tomar. Asimismo, pueden estar implicados factores como la genética, la masa corporal, el consumo de medicamentos y ciertas enfermedades.

En general, quienes no consumen café de manera habitual son más sensibles a sus efectos negativos. Por lo tanto, en estos casos, es mejor ingerir café de forma moderada. De todos modos, en la medida posible, hay que limitar la ingesta de ambas bebidas y consultar al médico si hay sospecha de efectos secundarios por su consumo.

Promociona los buenos hábitos

Como hemos visto, promocionar los buenos hábitos es esencial para gozar de un buen estado de salud. Reducir la cantidad de alcohol consumida es importante, incluso resulta beneficioso restringir dicha sustancia. Al mismo tiempo, el café es capaz de aportar una gran cantidad de antioxidantes a parte de la propia cafeína, por lo que resulta una bebida recomendable, aunque siempre en dosis moderadas.

Te podría interesar...
Trucos para ejercitar el cerebro y mejorar la memoria
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Trucos para ejercitar el cerebro y mejorar la memoria

No hace falta ninguna excusa para dejar de ponerse manos a la obra en este asunto. ¡Ha llegado la hora de ejercitar el cerebro con estos trucos!



  • Mukamal K., Lazo M., Alcohol and cardiovascular disease. BMJ, 2017.
  • Griswwold M., Appendix to alcohol use an attributable disease burden in 195 countries and territories, 1990-2016: a systematic analysis of the global burden of disease study. 2016.
  • Adan A., Prat G., Fabbri M., Sánchez Turet M., Early effects of caffeinated and decaffeinated coffee on subjective state and gender differences. Progress in Neuro-psychopharmacology & Biological Psychiatri, 2008. 32 (7): 1598-1703.