Calendario de jardín para enero y febrero: lo que puedes sembrar de cara a la primavera

Los dos primeros meses del año son de provecho en la jardinería, siempre que selecciones las especies adecuadas para plantar. El frío podría afectar el cultivo, pero con estas consideraciones que revelaremos, prosperarán tus plantas.
Calendario de jardín para enero y febrero: lo que puedes sembrar de cara a la primavera

Última actualización: 12 enero, 2023

El frío, la cercanía de algunas zonas al mar y posibles heladas son algunos factores que inciden en las labores de siembra a inicios del año. Si cuentas con un calendario de jardín para enero y febrero, reduces las probabilidades de afecciones en las plantas, contribuyendo a su florecimiento.

Este método de organización, por lo general, contempla qué clase de ejemplares sobreviven a las condiciones climáticas de otoño-invierno, la preparación que requiere el terreno o las macetas y el mantenimiento.

Las agendas de floricultura y horticultura son aliadas si amas este arte. Te presentamos el provecho que obtendrías de los almanaques y cuáles son las especies que puedes sembrar para que engalanen la primavera.

¿Cómo ayuda un calendario de jardín para enero y febrero?

Las estaciones frías pueden ser un dolor de cabeza en el jardín si no programas las actividades necesarias para que la siembra subsista. Se trata de crear un cronograma en el que listas todas las ocupaciones que demanda la jardinería.

Con tales calendarios no olvidarás qué días corresponde podar, cuándo toca fertilizar, de qué manera regar y las precauciones, en especial si cultivas plantas características de alguna estación. Durante enero y febrero las inclemencias del frío, previas a la primavera, arrasan con cualquier cantidad de especies, si no reciben los cuidados adecuados.

Como explica National Trust, ante el mal tiempo, es pertinente coordinar un diario en el que especifiques qué puedes sembrar, teniendo en cuenta las características de los ejemplares, el compostaje, el riego y el almacenamiento oportuno.

Los calendarios de jardín detallan mes a mes el quehacer jardinero.



Calendario de jardín para enero y febrero: lo que conviene sembrar

Tanto enero como febrero son meses en los que la jardinería precisa enfoque, con el propósito de alistar los cultivos para la primavera. Algunas personas consideran que otoño-invierno implican una pausa en esta área, sobre todo si el cultivo es doméstico; pero la realidad es otra.

Inicia el año planificando la siembra, si en los venideros meses quieres lucir un jardín de ensueño. Claro que hay que tener presentes las exigencias que demanda la tierra frente a las inclemencias del frío.

Al respecto, la Fundación Rey Ardid argumenta que en temperaturas por debajo de los 5 °C, el césped deja de crecer, debes recoger las hojas caídas para que no retengan la humedad y estar pendiente de posibles brotes de enfermedades. Pero nada de esto es una ocupación complicada si cuentas con la organización que provee el calendario.

En cuanto a las especies, los bulbos de otoño y determinadas legumbres forman parte de las plantaciones propicias para la estación. En particular, analizamos qué puedes sembrar antes de la primavera. Te lo contamos en detalle.

Verduras y hortalizas

En los 2 primeros meses del año conviene arreglar los semilleros para horticultura; las matas de frutos con huesito y pepitas son de las que mejor se dan si la plantación es en este período, así como las de raíces desnudas. Les irá bien si limpias el terreno o la maceta, eliminando toda maleza y enriqueciendo la tierra con mantillo.

A los semilleros corresponde escudarlos del frío con un film protector o mallas de hibernación. Las hortalizas que puedes cultivar son las siguientes:

  • Habas.
  • Tomate.
  • Cebolla.
  • Pimientos.
  • Berenjenas.
  • Coliflor de primavera.
Sembrar tomate para la primavera.
Planta de tomate.

Dalia cactus

Esta especie de dalia es uno de los bulbos idóneos para el otoño, con miras a un desarrollo hermoso durante el invierno y la primavera. Se distingue por los pétalos angostos y largos y sus colores intensos. Suelen estar bien bajo el sol o resguardadas del viento, pero se defienden en ambientes fríos.

La revista InfoAgro recomienda que la puesta en cultivo de las dalias sea hacia la culminación del invierno, si la propagación es por esquejes. Para ello prevé una mezcla de arena y sustrato de turba, procurando que al sembrar solo el cuello quede al descubierto.

Para zonas geográficas de heladas tardías, lo apropiado es sembrar en macetas. Aproximadamente en abril, trasplantas al jardín.

Dalia cactus.
Dalia cactus.

Lirio africano

Los lirios africanos pertenecen al género Agapanthus. Exhiben hojas de tamaño prominente, aderezadas con bolas de flores lilas o blancas.

Este bulbo soporta temperaturas de hasta 15 °C por debajo de cero. No obstante, en invierno, lo mejor es desenterrarlos y protegerlos en un sitio fresco, en el que haya un máximo de 6 °C.

El Departamento de Jardinería de la Extensión del Estado de Carolina del Norte coincide con guardar el lirio africano si vives en una región de muchas heladas. Un beneficio de las hojas de esta especie es que, cuando caen, se convierten en un manto orgánico protector del suelo.

Lirio africano.
Lirio africano.

Gloxinia

Esta planta de interior y de exterior se lleva bien con febrero como mes de siembra. Florece de mayo a agosto, respetando el abono cada 2 semanas. En este lapso necesita iluminación, sin que el sol le llegue directo.

Gloxinia.
Gloxinia.

Geranios

Los geranios son plantas de nervadura palmada, sépalos libres y pétalos de colores hermosos. Como otros bulbos, se adaptan al exterior, pero es común utilizarlos como plantas decorativas de interior, debido a lo llamativo de su follaje, fragancia y textura.

Información del Herbario Virtual del Mediterráneo Occidental señala que esta variedad de la familia Geraniaceae se encuentra a menudo en zonas húmedas y frescas, lo que comprueba la factibilidad de cultivo en enero y febrero, para el florecimiento en primavera.

Flor de geranio.
Flor de geranio.

Cuidados que debes añadir al calendario de jardín para enero y febrero

Las principales contemplaciones en un calendario de jardín, tanto para enero como para febrero, tienen que ver con la adecuación del terreno. De preferencia, utiliza mantillo o composta, ya que aportan a la brotadura primaveral los nutrientes ideales:

  • Fósforo.
  • Nitrógeno.
  • Potasio.

De acuerdo con el Manual del compostaje del agricultor, estos elementos fertilizantes son de lenta liberación y alto contenido en materia orgánica. Justo lo que necesitan las plantas en condiciones de frío extremo.

Por su parte, la Asociación Española de Fabricantes de Agronutrientes concuerda con que la fertilización equilibrada responde a las demandas del suelo, pues combina con sus reservas y proporciona el rendimiento deseado para el cultivo.



Datos extras: ¡ojo con el riego y la poda!

Con el mismo objetivo de ayudar a la siembra en enero y febrero, distancia los riegos. La hidratación en exceso acarrea que la vegetación se pudra o contamine con hongos.

En invierno no hace falta tanta agua para las plantas.

Un consejo de la Universidad de Chile es aguardar a que los arbustos pierdan las hojas para proceder a la poda, sin cortar toda la copa ni todas las ramas. Apuntando en un calendario estas observaciones, seguro tu jardín será el protagonista de la primavera.

Te podría interesar...
Consejos y pasos para tener un jardín alpino en tu casa
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Consejos y pasos para tener un jardín alpino en tu casa

Un jardín alpino en casa traslada la esencia de plantas montañosas. Son elegantes, decorativos y admiten especies provechosas para la salud.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.