El cáncer de pulmón es mucho más mortal en las mujeres

Katherine Flórez · 15 mayo, 2020
El cáncer de pulmón no es una enfermedad que afecte más a hombres que mujeres. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

El cáncer de pulmón es una enfermedad que comúnmente se ha asociado más con hombres que con mujeres. Sin embargo, con el paso del tiempo los expertos han podido observar que esto no se presenta necesariamente así.

Según el Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), en los últimos veinte años ha aumentado notoriamente el número de casos de pacientes mujeres con este tipo de cáncer. Veamos más acerca de este tema a continuación.

“Mientras que en 1996, 1568 mujeres murieron a consecuencia de cáncer de pulmón, esa cifra se incrementó en 2006 hasta las 2634 fallecidas y se triplicó en 2016 alcanzado las 4557 muertes en mujeres” –GECP.

El cáncer de pulmón no es más común en hombres

Aunque muchas personas lo ignoran, el cáncer de pulmón es la causa de muerte por enfermedad más común tanto en hombres como en mujeres. Sin embargo, muchos suelen asociarlo más con los hombres, debido al desconocimiento del aumento del número de fumadoras en la población femenina.

En varias investigaciones, las estadísticas demuestran que las mujeres que llevan más de 10 años fumando tienen más del 50 % de riesgo de contraer la enfermedad. Principalmente porque sus pulmones se deterioran de forma prematura y esto las hace más vulnerables a sufrir enfermedades del sistema respiratorio.

Por ello, en la actualidad, a diferencia de lo que se suele creer a pie de calle, hay quienes consideran que el cáncer de pulmón podría ser más mortal que el de mama o el de útero en las mujeres.

El cáncer pulmonar en la población femenina

Un informe de la Sociedad Americana del Cáncer y la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) reveló que el cáncer pulmonar es el más mortal en las mujeres en países desarrollados. Los autores consideran que el incremento del hábito del tabaquismo es el principal responsable de que los datos arrojen estos resultados.

“La epidemia del tabaco” se ha esparcido de forma significativa en las mujeres. Tanto así que en algunas regiones, el número de fumadoras supera al número de fumadores.

Se estima que más del 80 % de los diagnósticos positivos en las mujeres se deben al tabaco, mientras que el resto deriva de otras afecciones pulmonares, la exposición a tóxicos y cuestiones genéticas.

¿Cómo se desarrolla el cáncer de pulmón?

Los pulmones son los órganos del sistema respiratorio que se encargan de suministrar el oxígeno al cuerpo y expulsar el dióxido de carbono. El cáncer se desarrolla cuando las células se dividen sin control, dando lugar a tumores.

Cuando estas células adquieren la capacidad de incorporarse al torrente sanguíneo, pueden dar lugar al proceso conocido como metástasis.

¿Cuáles son los síntomas de cáncer de pulmón?

Una de las razones por las que este tipo de cáncer es tan mortal es porque, casi siempre, sus síntomas iniciales no son fáciles de identificar. En un principio se puede desarrollar como una afección respiratoria común y, habitualmente, los pacientes suelen disfrazarlo con los ‘remedios’ que se recetan para esta.

Aunque las señales son más evidentes cuando la patología se ha complicado, algunos pacientes presentan síntomas sutiles que llegan a ser malinterpretados hasta por los médicos.

Mujer con tos crónica

Lo más preocupante es que, cuanto más se demore su detección, más probabilidades tiene de desarrollarse y volverse una afección incurable. Por lo tanto, es primordial conocer cuáles son sus síntomas:

  • Tos con sangre.
  • Dolor en los huesos.
  • Flemas y secreciones.
  • Pérdida repentina de peso.
  • Silbidos y dolor en el pecho.
  • Sensación de fatiga o cansancio.
  • Tos e irritación en la garganta.
  • Dificultades para tragar y respirar.
  • Obstrucción de la vena cava superior.
  • Continuos episodios de fiebre y predisposición a la neumonía.

La sintomatología de este tipo de cáncer puede variar de persona a persona. De hecho, algunas personas no presentan síntoma alguno y llegan a recibir el diagnóstico a través de una radiografía pulmonar realizada por otros motivos.

Te interesa saber: 8 síntomas de cáncer de pulmón que no debes pasar por alto

¿Cómo prevenir el cáncer de pulmón?

Si bien el cáncer (de cualquier tipo) es una enfermedad que no siempre se puede prevenir mediante un único método, sí es posible reducir el riesgo de padecerlo mediante la práctica de buenos hábitos de vida.

La mejor forma de prevenir esta condición es dejando de fumar y evitando ser fumadores pasivos. El riesgo de cáncer de pulmón de una persona que deja el cigarrillo llega a ser igual al de un no fumador cuando transcurren entre 10 y 15 años.

Por otra parte, una alimentación adecuada, que incluya varias fuentes ricas en antioxidantes, vitaminas y minerales, así como la realización de actividad física, son otras buenas prácticas para gozar de buena salud y bienestar.