La carne roja debe consumirse con moderación

Juan Camilo Flórez·
11 Marzo, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante al
22 Abril, 2019
En un estudio llevado a cabo en Harvard se estableció que reducir a la mitad el consumo de carne roja podría prevenir la aparición de algunas enfermedades.

Habitualmente, creemos que comer de todo alarga la esperanza de vida. Si bien es cierto que debemos seguir una dieta equilibrada y balanceada, hay algunos alimentos que deben ser consumidos con moderación. Este es el caso de la carne roja, según un estudio de Harvard University. Continúa leyendo para obtener toda la información al respecto.

De todos modos, hay que destacar que existen bastantes mitos y bulos al respecto. Lo más perjudicial es sin duda la carne roja procesada. La que se compra en su forma natural y se cocina, por lo general, no tiene efectos secundarios si se consume en el contexto de una alimentación equilibrada.

¿Qué es una alimentación saludable?

Chica sonriente comiéndose una ensalada.

El cuerpo necesita adquirir vitaminas y proteínas de manera balanceada. Elegir los alimentos a la ligera, prepararlos y comerlos es sólo una salida fácil para satisfacer la necesidad biológica del organismo, el hambre.

En realidad es necesario estructurar una dieta balanceada para el consumo diario de lo que el cuerpo necesita. De tal manera que los alimentos que consumimos no lo perjudiquen, sino por lo contrario, nutran al organismo y nos ayuden a llevar una vida saludable. En este sentido, uno de los nutrientes más determinantes que podemos encontrar son las proteínas. Estas han demostrado ser capaces de mejorar la salud muscular. Se encuentran en la carne en grandes proporciones.

Lee: 7 menús diarios para una dieta saludable

La carne roja, con moderación

Un estudio de Harvard ha confirmado que no sólo la carne procesada ingerida en exceso podría ser perjudicial para la salud, la carne roja también tendría sus contraindicaciones. De todos modos, faltan evidencias sólidas que confirmen dichas sospechas.

El problema principal de las carnes procesadas es su contenido en nitritos. Dichas sustancias se utilizan como conservantes, pero podrían ser cancerígenas si se consumen de forma habitual. Así lo afirma una investigación publicada en Nutrients.

Para aquellos amantes de las carnes rojas en general, se recomienda moderar su consumo. De hecho, se aconseja no consumir más de 70 gramos diarios, ya que se ha descubierto algún indicio conforme esta podría llegar a acortar la esperanza de vida.

Ahora bien, ¿por qué sucedería esto? Las grasas saturadas, las sales, y el exceso de calorías que la carne roja aporta, podrían llegar a ser nocivas si se consumiesen en exceso. De hecho, podría aumentar un trece por ciento la probabilidad de muerte de una persona. No obstante, sobre las grasas saturadas hay bastante controversia. Muchos expertos las consideran beneficiosas en la actualidad.

La cadena CNN ha destacado a los agentes carcinógenos como los principales productores de enfermedades letales, tales como el cáncer, la diabetes, y otras enfermedades cardiovasculares relacionadas con el exceso de grasas trans y azúcares simples. En esa investigación, se agregó que en más de 20 años, los hábitos alimenticios de más de 110 000 personas, no mejoraron su esperanza de vida comiendo de todo.

Antes de irte, descubre: ¿Qué dice la OMS de la relación entre la carne y el cáncer?

¿Qué hacer?

Receta de salteado de pollo con verduras.

La recomendación general es incorporar más frutas y verduras a la dieta y disminuir el consumo de carne roja. Por supuesto, llevar una vida sana no depende exclusivamente de la alimentación sino que es también necesario evitar una vida sedentaria.

Ejercítate cada día y come variado y sano, evitando el exceso de carne roja y escogiendo en cambio carnes blancas. Está claro que la presencia de vegetales consigue mejorar el estado de salud, según un estudio publicado en International Journal of Epidemiology. Su ingesta habitual se relaciona con un menor riesgo cardiovascular.

Por otra parte, puedes aumentar el consumo de frutos secos tales como almendras, nueces, o maní, que pueden ayudarte a aumentar tu energía a la vez que te aportan muchas vitaminas, minerales y antioxidantes.

Si eres un amante de la carne roja y el estudio de Harvard te ha dejado preocupado, no dudes en consultar a tu médico. Él podrá orientarte sobre la mejor manera de orgranizar tu dieta de manera saludable y equilibrada.

¿Qué más hay que tener en cuenta? Ante todo, la moderación

¿Es bueno dejar de comer carne?
La carne es un alimento que tiene lugar dentro de una dieta saludable y variada. Sin embargo, su consumo debe ser moderado.

Como has visto, a día de hoy se pone en duda si es beneficioso o perjudicial consumir carne roja de manera frecuente. Respecto a la procesada hay consenso, ya que se considera negativa para la salud. Sin embargo, en el caso de los productos frescos las opiniones son contradictorias.

No debemos olvidar que existen dietas cetogénicas consideradas como carnívoras que apuestan únicamente por la ingesta de dicho alimento. A corto plazo son relativamente seguras, aunque presentan déficit de nutrientes esenciales. Se desconoce si a medio o a largo plazo pueden afectar gravemente al funcionamiento del cuerpo humano.

Por lo pronto, la mejor de las recomendaciones es la prudencia. Lo óptimo es llevar a cabo una dieta saludable y variada donde abunden las verduras y los productos frescos. Además es esencial practicar ejercicio físico de forma habitual para mejorar el estado de salud.

  • Wu G. Dietary protein intake and human health. Food Funct. 2016 Mar;7(3):1251-65.
  • Crowe W, Elliott CT, Green BD. A Review of the In Vivo Evidence Investigating the Role of Nitrite Exposure from Processed Meat Consumption in the Development of Colorectal Cancer. Nutrients. 2019 Nov 5;11(11):2673
  • Aune D, Giovannucci E, Boffetta P, Fadnes LT, Keum N, Norat T, Greenwood DC, Riboli E, Vatten LJ, Tonstad S. Fruit and vegetable intake and the risk of cardiovascular disease, total cancer and all-cause mortality-a systematic review and dose-response meta-analysis of prospective studies. Int J Epidemiol. 2017 Jun 1;46(3):1029-1056.