Casas prefabricadas: todo lo que debes saber antes de comprar una

Las casas prefabricadas han ganado terreno de manera sostenida desde hace mucho tiempo. Vamos a repasar sus principales características, pros y contras.
Casas prefabricadas: todo lo que debes saber antes de comprar una

Última actualización: 14 marzo, 2022

Las casas prefabricadas constituyen una opción de vivienda que cada vez gana más adeptos. Antes se creía que este tipo de viviendas no dejaban lugar a diseños originales y se las tildaba de ser poco resistentes. Sin embargo, en la actualidad se las toma como una opción de espacio habitacional muy conveniente por sus costes.

Como su nombre lo indica, una casa prefabricada se construye en una fábrica y luego se monta en el lugar que se indique. Se trasladan todas sus partes y se ensamblan según el diseño elegido.

Necesitan ser colocadas sobre cimientos, por lo que es necesario pasar por una obra. Repasemos a continuación qué tipos de casas prefabricadas existen y cuáles son sus ventajas y desventajas.

¿Qué tipos de casas prefabricadas existen y qué materiales se utilizan?

Existe una oferta variada y muy interesante de casas prefabricadas a las que se puede acceder. En cuanto a los precios de los distintos modelos, según un informe presentado por El Economista, una vivienda de estas características con una habitación, un baño, una cocina y comedor comienza en los 12 499 euros. Según las diferentes empresas que fabrican y montan la casa, el coste puede oscilar entre los 28 y los 50 mil euros.

Estos son algunos tipos de casas prefabricadas que están disponibles en el mercado:

  • Casa prefabricada: cada una de sus partes se fabrica en un taller y luego se ensamblan en el terreno indicado.
  • Casa modular: en la fábrica se construyen los módulos que forman la casa y luego son transportados con una grúa especial al lugar. Cada módulo es un espacio de la vivienda, como la cocina, el baño o la habitación.

Estas viviendas pueden estar construidas de distintos materiales, de lo que surge la siguiente clasificación.

Madera

Las viviendas prefabricadas hechas de madera son las más comunes porque resultan livianas y fáciles de trabajar en los talleres de producción. Se utilizan troncos y paneles para completar su fabricación.

Se trata de un material biodegradable y sostenible cuyo tratamiento es más económico que el de otros, como el acero. La principal desventaja es que hay que realizarle tratamientos especiales contra la humedad y para evitar la proliferación de insectos.

Casa de madera prefabricada.
La madera necesita un mantenimiento anual que impida el deterioro del material.


Hormigón

Este es uno de los materiales más convenientes y seguros para montar casas prefabricadas, debido a su gran resistencia, sobre todo en áreas de importante actividad sísmica. Una vez que las piezas están listas, se trasladan en camiones especiales al terreno y se arman.

Necesita muy poco mantenimiento, pero deja una huella de carbono considerable. Por lo tanto, no es muy amigable con el medioambiente.

Acero

Las casas fabricadas con este material se construyen rápidamente y se necesita personal especializado para colocar tonillos y soldar las uniones. Su estructura es muy resistente. En sitios con temperaturas elevadas se requiere un cuidado extra.

Contenedores de carga

Las viviendas prefabricadas que parten de contenedores de carga marítima están marcando una fuerte tendencia en el mundo de la arquitectura y del diseño.  Se los emplea como una unidad habitacional y se pueden crear diseños originales y funcionales si se ensamblan varios.

Sería un tipo de casa prefabricada modular.

Se suelen eliminar algunos laterales para ampliar los espacios o agregar aberturas. De igual manera, se revisten con yeso, madera y otros materiales para cubrir paredes. Su principal desventaja es que es necesario realizar un buen trabajo de aislamiento térmico para que tengan eficiencia energética.

PVC

El PVC es un plástico duro, resistente y liviano a la vez, que permite ensamblar las partes de manera muy sencilla. Ofrece un excelente aislamiento térmico.

7 ventajas de las casas prefabricadas

Son muchos los beneficios para quienes optan por este tipo de viviendas:

  • Más económicas: son más accesibles en dinero que las viviendas que requieren una construcción tradicional.
  • Se construyen más rápido: esta es una de las principales ventajas y una de las razones más comunes por las que muchas personas recurren a estas casas. En promedio, se calculan 6 meses desde su diseño hasta su montaje y terminación.
  • Admiten todo tipo de ubicaciones: se pueden armar en terrenos alejados.
  • Ofrecen una buena calidad de materiales: en España se prefieren el hormigón y el acero por su resistencia, dos materiales que ofrecen seguridad y perdurabilidad en el tiempo.
  • Se pueden ampliar sin inconvenientes: este punto es crucial a la hora de elegir una vivienda prefabricada. Sobre todo en el caso de las viviendas modulares, ya que es posible agregar módulos en caso de que se necesiten más habitaciones o un estudio, por ejemplo.
  • Constituyen un método de construcción limpio y son amigables con el medioambiente: no se generan tantos escombros como en las obras tradicionales. Además, son más sostenibles porque se gastan menos recursos naturales para su fabricación. Los sistemas empleados suelen favorecer el ahorro de energía al considerar paneles solares en la estructura, por ejemplo.
Panel solar para casa prefabricada.
Los paneles solares se pueden pensar dentro del diseño de la casa prefabricada desde el primer momento.


Desventajas de las viviendas prefabricadas

Como ya sabemos, no existe la casa perfecta. Por lo que este tipo de viviendas también presentan algunas desventajas:

  • Algunas requieren mantenimiento especial: en el caso de las de madera.
  • El precio puede ser elevado: siempre dependiendo de las características de la casa y de los detalles que se elijan. También es preciso contabilizar los gastos de preparación del terreno.
  • Pueden no ser resistentes a ciertos fenómenos climáticos: estas casas están cimentadas, sin embargo, pueden sufrir daños irreparables en caso de tornados o huracanes, por ejemplo.
  • Es difícil conseguir financiación: para muchas entidades bancarias, las casas prefabricadas son consideradas bienes muebles, por lo que las líneas crediticias no son fáciles de obtener.

Las casas prefabricadas son una opción que cada vez se elige más

Como hemos podido analizar, parece que son más los beneficios que las desventajas de comprar una casa prefabricada. Todas las variables que entran en juego antes de adquirir una vivienda (de cualquier tipo) cambian según las circunstancias personales de cada uno.

Nuestro primer consejo es que siempre analices en detalle cada una de las alternativas y que consultes con profesionales. El asesoramiento a la hora de una inversión de este tipo es fundamental.

Te podría interesar...
8 recomendaciones a considerar antes de comprar una casa
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
8 recomendaciones a considerar antes de comprar una casa

Conoce cuáles son las recomendaciones a considerar antes de comprar una casa y hacer que tu inversión valga la pena en el futuro.



  • Liotta, G. (2000). Los insectos y sus daños en la madera. Problemas de restauración(Vol. 4). Editorial NEREA.
  • Díaz Cayuleo, P. I. (2017). Control en la gestión de calidad en obra de ejecución de casas prefabricadas en madera.
  • Santos Arango, C. (2022). La prefabricación como modelo sostenible de construcción: análisis de los materiales de las casas prefabricadas.
  • Paredes Loaiza, K. M. (2020). Análisis del impacto de las casas prefabricadas en las empresas constructoras de Quito(Master's thesis).
  • Addis, B. (2011, October). Casas prefabricadas de aluminio: los orígenes de esta industria moderna de Inglaterra en 1945. In Actas del Séptimo Congreso Nacional de Historia de la Construcción, Santiago(pp. 26-29).
  • Contreras, F., Romero, B., Suárez, N., González, M., Fouillioux, C., Guevara, E., ... & Velasco, M. (2002). El bastidor de acero para casas prefabricadas Taller galpón almacenamiento estructura. Archivos Venezolanos de Farmacología y Terapéutica21(2), 148-155.