10 causas de enrojecimiento facial

El enrojecimiento facial rara vez debe convertirse en motivo de preocupación. La mayoría de las personas tienen esa manifestación ante estímulos obvios como el calor o la fatiga. Sin embargo, a veces puede ser señal de una afección seria.
10 causas de enrojecimiento facial
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 09 mayo, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 09 mayo, 2021

Última actualización: 09 mayo, 2021

El enrojecimiento facial es un estado en el cual se expanden y se llenan de sangre los vasos sanguíneos que están debajo de la piel del rostro. Esto hace que el cutis se vea rosado o rojizo en la cara, el cuello y a veces en la parte superior del pecho.

En la mayoría de los casos se trata de una reacción fisiológica natural que no se puede controlar de forma voluntaria. Sin embargo, también se puede presentar un enrojecimiento facial patológico, cuando no hay un estímulo conocido que lo provoque.

¿Qué lo produce y por qué? Las siguientes son las principales causas.

1. Calor, la principal causa de enrojecimiento facial

Causas del enrojecimiento facial
La protección solar es fundamental para evitar este problema.

La causa más obvia y evidente del enrojecimiento facial es el aumento del calor corporal. Esto puede ocurrir por cambios en la temperatura del ambiente, ejercicio físico o actividad intensa. Por lo general, no debe causar ninguna preocupación.

En este caso el rubor aparece porque el organismo hace que los vasos sanguíneos se expandan, con la finalidad de enfriar el cuerpo. Si el calor es muy elevado, hay necesidad de hidratarse. Si se acompaña de otros síntomas como dificultad para respirar, confusión o agotamiento, puede ser señal de una condición patológica.

2. Estímulo psicológico

En este caso el enrojecimiento facial es lo que se conoce como “sonrojarse” o “ruborizarse”. Es una condición muy habitual que se presenta cuando una persona siente ansiedad o vergüenza. A la vez, el sonrojo mismo provoca a veces más vergüenza y entonces puede empeorar.

Lo que sucede en esas circunstancias es que el estímulo psicológico lleva a que se segreguen hormonas asociadas a la ansiedad, como la adrenalina y otras. Estas dilatan los vasos sanguíneos de forma temporal y el resultado es el rubor.

3. Consumo de alcohol

Uno de los efectos del consumo de alcohol es el enrojecimiento facial. Al consumir esta sustancia los vasos sanguíneos se expanden y, por lo tanto, hay mayor volumen de circulación; esto genera el color rosado o rojizo en el rostro.

Por supuesto, entre mayores sean las cantidades de alcohol consumidas, más evidente es el enrojecimiento del rostro. Sin embargo, se trata de una reacción fisiológica normal, que no debe causar preocupación.

4. Medicamentos

Hay algunos fármacos que tienen como efecto secundario el enrojecimiento de la piel. Dentro de ellos están ciertos antibióticos, vasodilatadores, opioides como la morfina y hormona liberadora de tiroides.

También pueden causar enrojecimiento facial los nitratos, el ácido nicotínico, el tamoxifeno y los bloqueadores de los canales de calcio. Si este efecto es muy molesto, lo indicado es pedirle al médico que sustituya el fármaco por otro que no genere ese problema.

5. Desorden endocrino

El sistema endocrino está compuesto por glándulas. Estas producen hormonas, las cuales se comportan como “mensajeras químicas”. Esto quiere decir que viajan por el torrente sanguíneo, llevan información a diferentes partes del cuerpo y, de este modo, regulan diversas funciones del organismo.

A veces el sistema endocrino no funciona bien y se producen altos niveles de hormonas que influyen sobre la presión arterial, el estrés o la dilatación de los vasos sanguíneos. Esto podría llevar al enrojecimiento facial.

6. Rosácea

La rosácea es una afección de la piel que se caracteriza por síntomas como enrojecimiento, vasos sanguíneos visibles, granos y otros. Se presenta por episodios en los que cada uno tiene mayor duración que el anterior.

Los episodios de rosácea suelen comenzar con enrojecimiento facial. La ciencia no tiene claras las razones por las que esto ocurre, pero se cree que influyen factores como el sol, los cambios de temperatura, el estrés, algunas comidas y ciertos medicamentos.

7. Menopausia

Cuando las mujeres dejan de tener periodo menstrual, también se produce una serie de cambios hormonales en su cuerpo. A veces esto afecta el flujo sanguíneo y da lugar a los llamados “sofocos”, durante los cuales se experimenta una ola de calor por el cuerpo.

Es muy habitual que durante los sofocos haya también enrojecimiento facial. Si esto se torna muy incómodo, lo indicado es consultar con el médico para que ordene un tratamiento acorde con las condiciones de salud de cada mujer.

8. Síndrome carcinoide

Esta es una afección rara que provoca enrojecimiento facial y también en el pecho. Estos síntomas aparecen en alrededor del 10 % de las personas que tienen un tumor carcinoide. Este suele aparecer en el tracto digestivo y extenderse a otras partes del cuerpo.

Se sabe que este tipo de tumores producen sustancias que son muy parecidas a algunas hormonas, como la serotonina. Ese es el factor que lleva al síndrome carcinoide y, por lo tanto, al enrojecimiento facial.

9. Síndrome de activación mastocitaria

Los mastocitos forman parte del sistema inmunitario. Liberan una sustancia que a veces, por error, aumenta mucho o se produce en un momento en el que no debe hacerlo. Esto provoca el síndrome de activación mastocitaria.

Uno de los síntomas de este síndrome es el enrojecimiento de la piel. También puede haber urticaria y dificultad para respirar. En general, se presentan los síntomas típicos de la anafilaxia.

10. Cáncer de tiroides

El cáncer de tiroides es una enfermedad grave que, por obvias razones, altera el comportamiento de la glándula tiroides. Uno de los efectos de esto es la modificación en la producción de hormonas, lo cual puede causar enrojecimiento de la piel.

Hay una modalidad de cáncer de tiroides que tiene mayores probabilidades de provocar enrojecimiento: el carcinoma medular de tiroides. Sin embargo, este tipo de cáncer es poco común y representa solo el 4 % de los casos.

Síntomas del enrojecimiento facial

Síntomas del enrojecimiento facial
Los síntomas suelen ser muy evidentes.

Los síntomas del enrojecimiento facial dependen de la causa que los produzca. Cuando no obedecen a una condición patológica, lo usual es que solo aparezca una coloración en el rostro, que puede ser generalizada o por parches.

Muchas veces tal enrojecimiento va acompañado de sudoración. También es frecuente que haya algunas señales de ansiedad. Si la condición es fruto de otro problema de salud, puede haber síntomas como dificultad para respirar, dolor en alguna zona del cuerpo o urticaria.

Descubre más: Tipos de urticaria crónica

¿Cómo tratar el enrojecimiento facial?

El tratamiento del rubor facial también depende de la causa que lo produzca. En la mayoría de los casos obedece a un estímulo normal como el calor, la fatiga o la vergüenza. Si se presenta con mucha frecuencia o es muy severo, quizás sea buena idea consultar con el médico.

Si el enrojecimiento facial es consecuencia de una enfermedad, la solución está en tratar dicha patología. Es posible que sea necesario visitar a un dermatólogo, endocrinólogo o cirujano vascular para resolver el problema.

En caso de necesitarse, lo indicado es consultar con un psicólogo. En los casos más severos se puede acudir a una cirugía para seccionar la vía nerviosa que da origen al rubor facial. Esto resuelve el problema de raíz, hasta en el 80 % de los casos.

¿Cómo se puede prevenir el enrojecimiento facial?

La mejor manera de prevenir el enrojecimiento facial es evitando exponerse a estímulos como temperaturas ambiente muy elevadas. En esos casos lo indicado es hidratarse de forma continua. Lo mismo aplica cuando se lleva a cabo una actividad física intensa.

El ejercicio regular ayuda a mantener una presión sanguínea saludable y a reducir los niveles de estrés. La dieta equilibrada permite controlar el peso. Conviene evitar el consumo de alcohol y practicar técnicas de relajación.

¡Mejor prevenir que lamentar!

El enrojecimiento facial suele ser inofensivo. Sin embargo, si es muy severo o excesivamente frecuente, lo indicado es consultar con el médico. Lo mismo aplica si se presenta sin que haya un estímulo que lo provoque.

También vale la pena estar atentos al rubor facial que va empeorando con el tiempo y que incluye otros síntomas. En algunos casos es señal de una enfermedad grave, por lo que no es conveniente pasarlo por alto.

Te podría interesar...
¿Cómo tratar la fobia social?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo tratar la fobia social?

La fobia social es un trastorno de ansiedad en el que la persona siente un miedo irracional a interactuar con otras personas.



  • Urina, M., & Vergara, J. (2007). Bloqueadores de los canales de Calcio. Rev Colomb Cardiol, 13(1), 224-31.
  • Ruiz-Mena, A. (2019). ENFERMEDADES ENDOCRINAS COMO VEHÍCULO APLICADO PARA LA ENSEÑANZA DEL SISTEMA ENDOCRINO.
  • Navarro, P. C. (2016). Inhibición de la angiogénesis por un producto destinado a la prevención y cuidado del enrojecimiento facial y sus aplicaciones cosméticas. Piel, 31(5), 321-324.