17 causas de la inflamación en manos y pies: ¿cómo tratarla?

La inflamación en manos y pies, en general, no debe ser motivo de preocupación. A menos que se presente de repente y esté acompañada por otros síntomas.
17 causas de la inflamación en manos y pies: ¿cómo tratarla?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 22 octubre, 2022

La inflamación en manos y pies se presenta por diferentes causas. A veces tiene que ver con la circulación, otras veces con la retención de líquidos o con factores de movimiento y postura.

Lo más común es que desaparezca al cabo de un lapso razonable. Cuando esto no ocurre y el síntoma persiste, es posible que detrás haya un problema de salud más complejo.

De hecho, esta condición podría estar avisando sobre graves patologías, como insuficiencia cardiaca, renal o hepática. Por lo tanto, la inflamación en manos y pies no debe pasarse por alto si se hace crónica.

Las causas más frecuentes de inflamación en manos y pies

Es importante estar atentos a la evolución del síntoma y consultar con el médico si es muy pronunciado o permanece por mucho tiempo. Veamos cuáles son las principales causas de esta afección.

1. Falta de actividad física

Una baja cantidad de actividad física lleva a que la circulación se vuelva más lenta. Esto, a su vez, hace que sea más difícil el tránsito de la sangre desde los brazos o las piernas hacia el corazón. La consecuencia de esto es una hinchazón en las extremidades.

2. Viajes largos

Esta es otra causa de la inflamación en manos y pies que está relacionada con el punto anterior. Durante trayectos largos, una persona suele mantenerse sentada.

Esa postura hace que se acumule sangre en las piernas. También aumenta el riesgo de trombosis.



3. Embarazo

Es muy común que durante el embarazo haya inflamación en manos y pies. Lo usual es que se note más en los miembros inferiores y que la hinchazón sea leve.

Se debe a que el cuerpo retiene más líquidos y produce más sangre y diferentes fluidos. Esto se nota después del quinto mes y, en especial, por las noches.

Hinchazón de piernas en el embarazo.
El edema en el embarazo obedece a los cambios físicos y metabólicos propios de la gestación. Hay que vigilarlo para descartar trastornos hipertensivos.

4. Consumo de alcohol

El consumo de alcohol hace que el cuerpo retenga más los líquidos y se produzca inflamación en los pies. A veces en las manos.

Lo más habitual es que esto desaparezca en unas cuantas horas. Si ocurre con mucha frecuencia, es señal de consumo en exceso o de un problema hepático, renal o cardiaco derivado del alcoholismo.

5. Las altas temperaturas como causa de la inflamación en manos y pies

Las altas temperaturas hacen que se dilaten los vasos sanguíneos y que se concentre una mayor cantidad de sangre en las extremidades. El efecto es la inflamación en manos y pies. Si las venas no pueden llevar la sangre de vuelta al corazón, se nota una hinchazón considerable en los tobillos.

6. Lesión

Las lesiones en las extremidades provocan inflamación en la zona afectada. Las torceduras, los esguinces o las fracturas hacen que la sangre se dirija hacia el área en donde se produjo el trauma. El efecto es la hinchazón, junto con dolor.

7. Medicamentos

Dentro de los efectos secundarios de algunos medicamentos está la inflamación en manos y pies. Los fármacos que lo suelen provocar son los que contienen hormonas, los esteroides, los antidepresivos, los AINEs (antiinflamatorios no esteroideos), los antidiabéticos y los IECAs (inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina).

8. Edema

Se habla de edema cuando un exceso de líquido queda atrapado en alguna zona del cuerpo. El efecto inmediato es la inflamación de la zona.

Por lo general, hay una causa subyacente que lo explica. Pero también hay cuadros de edema puntual idiopático.

9. Linfedema

El linfedema es la inflamación ocasionada por la obstrucción del sistema linfático. Supone que los nódulos linfáticos tienen algún daño o han sido extirpados por alguna razón, lo que lleva a la interrupción del flujo de la linfa.

10. Infecciones

Las infecciones también son una posible causa de inflamación en manos y pies. Puede suceder que haya una herida, una picadura o una quemadura y que esta se infecte.

11. Mala circulación por aterosclerosis

La mala circulación por aterosclerosis tiene lugar cuando las arterias se tornan más rígidas y, por tanto, menos flexibles. En esas condiciones, el corazón necesita impulsar con más fuerza para llevar la sangre a todo el organismo.

12. La diabetes y su efecto de inflamación en las manos y los pies

La diabetes suele ocasionar inflamación, en especial en los pies. Aunque también puede darse en las manos.

Esto ocurre cuando los niveles de glucosa no están controlados y conllevan una circulación deficiente. A menudo, la hinchazón está acompañada de enrojecimiento en los dedos.



13. Insuficiencia venosa

La insuficiencia venosa se presenta cuando no hay un funcionamiento adecuado en las válvulas de las venas. Como en otros casos, estas no logran llevar de vuelta al corazón la sangre que reciben. Es más común en personas con sobrepeso y en ancianos.

14. Coágulo sanguíneo

El coágulo sanguíneo se forma cuando la sangre pasa de estado líquido a sólido. Puede bloquear en forma parcial o total el flujo de sangre y es potencialmente mortal.

La obstrucción provoca inflamación que, por lo general, tiene lugar en las piernas o en los pies. Pero puede formarse en cualquier zona del sistema circulatorio; incluido el corazón.

15. Insuficiencia renal

La insuficiencia renal es una enfermedad que ocurre cuando los riñones no funcionan de forma adecuada. Esto lleva a que los líquidos del cuerpo no se eliminen de forma correcta a través de la orina. Genera inflamación en manos y pies. También se inflama el rostro.

16. Insuficiencia hepática

La insuficiencia hepática es una disminución de la función del hígado. Lleva a que se reduzca la albúmina, una proteína de la sangre. Esta ayuda al equilibrio del plasma. Cuando disminuye, provoca inflamación en manos y pies.

17. Insuficiencia cardiaca

Si el corazón no tiene la fuerza suficiente para bombear sangre, se genera una condición conocida como insuficiencia cardiaca. En estas condiciones, la sangre puede acumularse en los brazos y las piernas, haciendo que se inflamen. También hay sensación de presión en el pecho, dificultad para respirar y cansancio excesivo.

Enfermedad del corazón causa inflamación en manos y pies.
Los problemas cardiacos alteran la circulación y pueden llevar al edema en las extremidades.

¿Cómo tratar la inflamación en manos y pies?

El tratamiento dependerá de las causas. Cuando el factor que genera este síntoma es la falta de movimiento o la acumulación de líquidos, lo indicado es levantar los brazos y elevar las piernas por media hora, repitiendo una o dos veces por jornada.

Respecto a las demás causas, las acciones que se deben llevar a cabo son las siguientes:

  • Por embarazo: no pasar mucho tiempo de pie, utilizar calzado cómodo y aplicar una compresa fría en la zona afectada.
  • Por consumo de alcohol: incrementar la ingesta de agua, elevar los pies o ponerlos en agua fría.
  • Por elevadas temperaturas: sumergir los pies en agua fría, beber agua en mayor cantidad, caminar y elevar los pies por unos minutos.
  • Lesión: lo usual es que se emplee el protocolo de reposo, hielo, compresión y elevación.
  • Uso de medicamentos: hablar con el médico para encontrar sustitutos de los fármacos.
  • Edema: reducir el consumo de sal, elevar los pies y usar medias de compresión.
  • Linfedema: ejercicios suaves, compresión, masaje de drenaje linfático, terapia descongestiva compleja.
  • Infecciones: tratar las infecciones leves con antisépticos. Consultar con el médico cuando hay infecciones más graves.
  • Mala circulación: hacer actividad física, reducir del consumo de sal y seguir las indicaciones profesionales específicas.
  • Diabetes: tomar los antidiabéticos que prescriba el médico o colocarse insulina según la pauta establecida.
  • Insuficiencia venosa: hacer actividad física suave, elevar las piernas.
  • Coágulo sanguíneo: es una urgencia que debe ser atendida por el médico.
  • Insuficiencia renal, hepática o cardiaca: el médico indicará el tratamiento adecuado en cada caso.

No siempre es algo grave, pero hay que tener cuidado

La inflamación en manos y pies no suele ser el síntoma de algo grave, pero tampoco una condición que deba pasarse por alto. En especial si es muy frecuente o dura más de 3 días. De ser así, lo mejor es poner la situación en manos de un médico.

La misma recomendación aplica cuando la inflamación en manos y pies está acompañada por otros síntomas, como dificultad para respirar, enrojecimiento de la piel, tos, fiebre u hormigueo. También si la hinchazón aparece de forma súbita.

Te podría interesar...
¿Qué causa la inflamación crónica y cómo se puede controlar?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Qué causa la inflamación crónica y cómo se puede controlar?

La inflamación crónica es una condición muy problemática, ya que constituye un factor que facilita el desarrollo de enfermedades graves.



  • Imhof, A., Froehlich, M., Brenner, H., Boeing, H., Pepys, M. B., & Koenig, W. (2001). Effect of alcohol consumption on systemic markers of inflammation. The Lancet357(9258), 763-767.
  • Miguel-Soca, P. E., Díaz, G. E. F., Benítez, S. N. G., & Montero, M. D. L. Á. L. (2020). Obesidad, inflamación y embarazo, una tríada peligrosa. Revista Cubana de Obstetricia y Ginecología, 46(4), 1-26.
  • González-Costa, M., & González, A. A. P. (2019). La inflamación desde una perspectiva inmunológica: desafío a la Medicina en el siglo XXl. Revista Habanera de Ciencias Médicas, 18(1), 30-44.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.